https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 01.12.2018 - Última actualización - 7:23
7:17

Tibia despedida de año

Se prestaron la pelota y repartieron puntos

Colón apenas empató con Belgrano que lo esperó todo el partido. El equipo de Fuertes no mostró mucho y en su último partido del año en Santa Fe no le pudo dar una alegría a su gente.

Foto: Pablo Aguirre.




Tibia despedida de año Se prestaron la pelota y repartieron puntos Colón apenas empató con Belgrano que lo esperó todo el partido. El equipo de Fuertes no mostró mucho y en su último partido del año en Santa Fe no le pudo dar una alegría a su gente. Colón apenas empató con Belgrano que lo esperó todo el partido. El equipo de Fuertes no mostró mucho y en su último partido del año en Santa Fe no le pudo dar una alegría a su gente.

Juan Raúl Moncada | jmoncada@ellitoral.com

 

Impensado cierre de año en Santa Fe para un equipo que un par de meses atrás avanzaba y era protagonista en Copa Sudamericana y que además había ganado el partido de su historia al vencer al poderoso San Pablo en el Morumbí; impensado porque el Sabalero llega a esta etapa sin técnico —con el interinato de uno de sus ídolos— y con varios jugadores que al parecer han cumplido un ciclo y que seguramente en 2019 no estarán más en la institución.

 


Colón mostró anoche lo mismo que venía ofreciendo en su última etapa, le tocó enfrentar a uno de los rivales más débiles de esta Superliga y no lo pudo doblegar, pese a que —cuando no hacía méritos— se encontró con un sorpresivo gol y no lo pudo sostener, ante un equipo que también atacó muy poco, pero que con solo un jugador —Matías Suárez— lo terminó complicando. Cuesta encontrar algún jugador destacado en el elenco de Fuertes, ya que anoche, también los dos volantes centrales —que nos acostumbraron a ser figuras— tuvieron varias equivocaciones y no trasmitieron lo mismo que otras ocasiones. En definitiva Colón empató un partido que pudo haber ganado —si hubiese cerrado líneas ante un rival tibio— y que también estuvo muy cerca de perder —si Sequeira no tiraba a la tribuna la pelota que le sirvió Suárez a la tribuna—. En definitiva el resultado es justo y no hace más que reflejar el presente de la institución.

 

 


Libreto esperado

 

El partido arrancó bastante parejo, cómo se presumía el equipo de Diego Osella salió a esperar en su campo cediéndole terreno y balón a Colón, pero este Colón nunca le pudo sacar provecho a esto.

 


El Sabalero intentó instalarse en el terreno Pirata, pero lo consiguió muy de a ratos, a los 12 minutos Tomás Chancalay recibió una pelota de espaldas, se sacó dos hombres de encima y remató desde afuera del área, la pelota pasó bastante cerca del palo izquierdo del arquero visitante, no era mucho pero al menos en esta parte del encuentro era un poco más que su rival, pero ese “más” estaba muy lejos de traducirlo en situaciones de gol. La movilidad de Javier Correa era uno de los puntos para destacar antes del primer cuarto de hora.

 


Con el correr de los minutos ante la pasividad de un Colón que no molestaba Belgrano comenzó a crecer y a dividir un partido que en un principio parecía ser propiedad del dueño de casa; paulatinamente comenzó a crecer el trabajo de Matías Suárez y Colón fue retrocediendo en el campo de juego, superados los 20 minuto el encuentro se jugaba en la mitad de la cancha, pero parecía ser Belgrano el que se sentía mucho más cómodo en este pasaje del partido, una buena jugada de Matías Suárez —lejos el mejor de la visita— terminó en un buen remate de Sequeira, que finalmente se fue muy cerca del palo derecho del arquero Burián que hizo vista.

 


Cayó mucho el rendimiento de los volantes centrales de Colón sobre todo el de Matías Fritzler, quién cometió unos cuantos errores y el partido seguía haciendo Chato. A los 29 minutos y cuando no pasaba nada llegó el gol de Colón y fue a través de un error en la salida del equipo Pirata que se complicó para sacar una pelota. Marcelo Estigarribia recibió por izquierda ensayó un centro bajo que rebotó en un defensor y le terminó cayendo en los pies a Gonzalo Heredia, quién dentro del área se encontró con este regalito sacando un violento derechazo que dejó sin chances al arquero César Rigamonti.

 


Colón en un partido muy parejo sacaba una luz de ventaja con el derechazo del “Pupa” Heredia y ahora obligaba al mezquino planteo cordobés a salir a buscar la igualdad y esto era realmente muy bueno para el equipo de Fuertes.

 


No sucedió mucho más, tras el gol sabalero, porque a Belgrano le costaba muchísimo poder llevar algo de riesgo al equipo de Esteban Fuertes, es más hasta ahí sólo se le computaba un tibio remate que se fue cerca del palo derecho de Burián. Llegando a los 40 minutos Chancalay recibió una pelota cerca de la medialuna y por aire lo habilitó a Heredia, cuando el volante se aprestaba a definir apareció Rigamonti para embolsar el balón.

 


El empate

 

Se moría el partido y llegó el sorpresivo empate de Belgrano a través de una exquisita definición de Matías Suárez. Fue Alanís el jugador que luchó una pelota en el medio trabó y ganó, metiendo un exquisito pase filtrado para que Suárez ingresando por el medio, le gane a Ortíz y a Olivera, quienes no alcanzaron a cerrar, el hábil jugador cordobés controló el balón y le aplicó un derechazo seco e inesperado para un Burián que intentaba achicar, pero que en definitiva terminó quedando descolocado ante la brillante definición del jugador visitante.

 


El partido era chato, Colón se había puesto en ventaja con una jugada aislada y finalmente Belgrano le terminó pagando con la misma moneda, los primeros 45 minutos parecían condenados al cero a cero ya que hubo muy pocas situaciones de gol pero con dos situaciones aisladas, una por cada lado, el marcador se modificó. Colón tuvo alguna insinuación en el primer cuarto de hora pero luego fue desapareciendo, el gol llegó en un momento donde no había situaciones de peligro y Belgrano que había empezado a crecer a partir de los 20 minutos, tras recibir el gol tampoco se había despertado, llegando al empate cuando daba la sensación que el sabalero se iba a ir a los vestuarios arriba.

 


Complemento
 

 

Sorprendió el cambio de Esteban Fuertes que decidió dejar en el banco a Heredia autor del gol para el ingreso del pibe Mateo Hernández.

 


El partido siguió transitando los mismos carriles que en la primera etapa, a ambos equipos les costaba muchísimo hilvanar tres pases consecutivos y constantemente se prestaban la pelota. A los 6 minutos, Zuculini luchó y ganó una pelota que se terminó enredando con los defensores cordobeses, el “útil” derivó para Marcelo Estigarribia quien pisando la medialuna remató... la pelota terminó en la tribuna, luego llegó un tiro libre desde la izquierda que por poco no fue conectado de “palomita” por Emanuel Olivera que se tiró pero no alcanzó.

 


Apareció un “veranito” sabalero y a los 14 minutos le cometieron una infracción a Estigarribia y fue Javier Correa quién se hizo cargo de la ejecución del tiro libre, el delantero terminó “estrellando” el balón en el travesaño de un Rigamonti que no llegaba, fue sin dudas la situación más clara de un Colón que intentaba despertarse. Bichi Fuertes decidió realizar otro cambio y sacó al paraguayo Estigarribia para que ingrese Christian Bernardi, sin dudas qué el DT buscaba darle un poco más de vértigo a un medio campo muy estático: no surtió efecto.

 


Muy clara

 

Un ratito antes de cumplirse la media hora final, Matías Suárez dio una media vuelta y habilitó a Sequeira dejándolo cara a cara con Burián, pero felizmente para los intereses sabaleros el jugador cordobés desde el punto del penal tiró la pelota a la tribuna. Fuertes que no encontraba respuestas en su jugadores decidió sacar a Tomás Chancalay quien aportó poco y mandó a jugar los últimos 15 minutos al uruguayo Gonzalo Bueno que tampoco hizo mucho.

 


Los minutos finales mostraron más de lo mismo, dos equipos que se terminaban prestando la pelota y prácticamente jugaban sin arcos, lógicamente, Colón urgido por ser local y con la necesidad de despedirse de su gente en este 2018 con una victoria, mientras que Belgrano terminaba haciendo su negocio el que desde un principio vino a buscar.

 


No fue bueno el cierre de año del Colón de Esteban Fuertes, no pudo ganar pese a estar arriba en el marcador y en un partido muy chato terminó empatando y hasta estuvo cerca de perderlo con aquella magistral jugada de Matías Suárez.

 


Quedará ahora el partido final ante el encumbrado Defensa y Justicia la semana que viene y luego vendrá la tarea de la dirigencia, primero contratar un técnico y luego ver la  chance de sumar algunos refuerzos ante la inminente posibilidad de la salida de algunos jugadores que no han tenido una buena temporada y tampoco están jugando. Sin dudas que se vienen tiempos de definiciones inminentes.

 


 


Temas:

Además tenés que leer:



Más Noticias de Actualidad Sabalera

En el atardecer de este sábado y para despedir el año
Uno de los apuntados por Colón
Lo más visto
Los goles de la súper final entre Boca y River -  -
Deportes
Boom de desarrollos inmobiliarios en espacios ferroviarios en desuso - 24 hectáreas. Si el Master Plan avanza según lo proyectado por el Municipio, el enorme predio de la estación Belgrano concentrará en unos años un nuevo polo de torres de viviendas. La ubicación es privilegiada, a metros de bulevar y de la costanera. -
Área Metropolitana
"El Museo de la Constitución será un  legado para las generaciones futuras" - Inauguración. Este lunes, desde las 20, con entrada libre y gratuita, se presentarán Lito Vitale, Jairo, Juan Carlos Baglietto y Liliana Vitale, junto a Tavo Angelini e Itatí Barrionuevo.  -
Transportistas maniatados  y tapados con una frazada  - “No fue un robo al voleo. Fue un asalto bien planificado”, opinó Carlos Beltramo. -

Recomendadas