Santa Fe | Miércoles 27 de agosto de 2014 | 12:09 hs
Nublado ParcialT: 11°   H: 69% - Clima extendido
Edición Online | 31-07-2011 | 18:42

Domingo sangriento

Masacre en Siria: al menos 124 personas fueron asesinados por la represión

Casi un centenar de los fallecidos fueron víctimas del Ejército en la localidad de Hama. Estudian aplicar nuevas sanciones al régimen de Bashar al Asad.

Al menos 124 personas han muerto hoy en toda Siria por la represión que ejercen las fuerzas de seguridad para acabar con las protestas que piden más democracia, según indicaron activistas.

Al menos 97 personas fueron asesinadas por el Ejército en Hama, a unos 200 kilómetros al norte de Damasco y uno de los focos de las protestas, según dijeron activistas a dpa. Hay más de 100 heridos.

Las cifras no pudieron ser contrastadas. El régimen de Damasco prácticamente no deja trabajar a la prensa extranjera en el país.

“Hama está siendo utilizada para perpetrar masacres por la familia Assad, pero nosotros diremos a ese tirano que cuanto más nos maten, más determinados estaremos para expulsarlo”, dijo un activista, que requirió anonimato.

Esta misma ciudad fue en 1982 escenario de la sangrienta represión por parte del padre de Assad, Hafiz, quien mató a entre 10.000 y 30.000 ciudadanos, según las fuentes, tras una revuelta sunita contra la minoría alauita a la que pertenece la familia presidencial.

Al parecer, el régimen del presidente Bashar Al Assad endurece su represión de las protestas ante el inicio mañana del ramadán, el mes santo del ayuno para los musulmanes.

Al amanecer, las tropas avanzaron en Hama. Antes, unidades especiales había cortado el suministro de agua y electricidad. Los tanques abrieron fuego en zonas residenciales y los tiradores de precisión tomaron posiciones en los tejados de los edificios.

“Llovieron granadas sobre la ciudad. Los soldados disparaban a todo lo que se movía”, relató uno de los activistas la dramática situación. “Los ciudadanos se escondieron en las escaleras de los edificios y en los sótanos para evitar los disparos”, añadió.

Las fuerzas de seguridad tomaron posiciones alrededor de los hospitales para impedir que ingresen allí los heridos.

Contraataque

Los activistas señalaron que cuatro autobuses llenos de personal de seguridad llegaron a la entrada sur de la ciudad. Creen que los ataques de hoy son decisivos en su batalla contra el régimen. “La dura represión es una forma de decir a los manifestantes que incluso si comienza el ramadán seguirán los asesinatos si salimos a la calle”, dijo un testigo. “Pero nosotros continuaremos”.

Los activistas escribieron en la web Revolución Siria que “si esta campaña no logra su objetivo, marcará el inicio del fin del régimen”.

También han anunciado que durante el mes santo se manifestarán todas las noches hasta el amanecer. Hasta la fecha las concentraciones de protesta contra el gobierno (que comenzaron a mediados de marzo) se venían realizando los días festivos. Durante el ramadán, los fieles visitan todas las noches las mezquitas, donde han germinado las protestas en Siria.

En tanto, en Harak, en la sureña provincia de Daraa, murieron hoy varias personas, incluyendo una niña de tres años, tras el asalto de las fuerzas de seguridad. Los tanques rodearon la ciudad y pudo verse humo negro ascendiendo de la ciudad, cuyos accesos fueron bloqueados.

También en Deir al Zor, de mayoría kurda y situada en el noreste del país, murieron al menos seis personas cuando el Ejército asaltó el distrito de Al Joura esta mañana, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Hay unos 50 heridos. También Deir al Zor fue en los meses pasados escenario de multitudinarias protestas contra Assad.

Las tropas sirias avanzan también en otras partes del país. Las tropas entraron en el barrio de Moadamiyya, a las afueras de Damasco, donde más de 200 personas fueron arrestadas en los últimos días, informaron medios regionales.

Defensores de los derechos humanos afirman que más de 1.500 civiles y más de 350 efectivos de la seguridad perdieron la vida desde el inicio de las protestas contra Bashar al Assad a mediados de marzo. Además, 26.000 personas fueron detenidas y muchas torturadas. Más de 12.000 continúan en prisión.

Mientras, la agencia de noticias estatal Sana alabó hoy el papel del ejército árabe sirio con motivo del día nacional que se celebra el 1 de agosto y habló de “la imagen honorable y brillante de la institución militar (...) y su valor a la hora de proporcionar seguridad y estabilidad para todos los ciudadanos”.

La agencia continúo responsabilizando a grupos terroristas de los disturbios, alegando que los militares enfrentan “actos criminales de grupos terroristas armados que aterrorizan a la población, matando a inocentes y saboteando la prosperidad privada y pública”.

Otras Noticias
Ranking de noticias
Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER