Santa Fe | Sábado 20 de diciembre de 2014 | 17:51 hs
Nublado ParcialT: 21° ST: 22° H: 81% - Clima extendido
Edición Online | 16-12-2011 | 17:30

Santa Fe se endeuda para cerrar sus cuentas de 2011

Aguinaldo: aval del Senado al rojo de $ 1.405 millones

El PJ advirtió que Santa Fe quedó bajo una “deuda flotante”. Y que de desplomarse “afectará pagos de corto plazo a proveedores y comunas”. El peronismo habla de “descontrol” del gasto público.

Luis Rodrigo
politica@ellitoral.com


Sobre tablas y por unanimidad, el Senado santafesino aceptó que el gobierno provincial ya rompa el equilibrio presupuestario de 2012, recientemente aprobado.

La norma con media sanción ratifica el decreto 2.809 ad referéndum de la Legislatura. La locución latina ya pasó la primera prueba y sólo le resta Diputados para que sea completamente refrendada.

Se usan 1.405 millones provenientes de mecanismos de endeudamiento directo o indirecto (como diferir pagos a proveedores u obligaciones con organismos descentralizados, según la oposición) para poder cumplir con los sueldos y los aguinaldos de todos los empleados del Estado, según el oficialismo.

Un bloque

El peronismo mostró que repetirá las líneas políticas y las claves del bloque que -entre 2007 y 2011- logró marcarle la cancha al gobierno del Frente Progresista, Cívico y Social.

El justicialismo de la Cámara Alta acordó bajar tres mensajes al recinto, que -con matices- repitieron sus oradores.

La primera definición política dice que PJ no debe ser visto como un obstáculo para que el Estado pague (por adelantado) sueldos y aguinaldos.

La segunda, que el origen del déficit santafesino debe ser revisado y que bien puede deberse a otros gastos, por “el descontrol” de las cuentas, que no tienen que ver con la política salarial (que no se objeta).

Y la tercera, que los números del presupuesto deben estar equilibrados. Es más, los discursos de ayer mostraron que la labor primero como ministro y más adelante como senador de Juan Carlos Mercier (aunque ahora ya no esté en la Cámara) sigue siendo una de las banderas del peronismo santafesino: lucha contra el déficit estatal y restricción del gasto público es la consigna.

La Ley de Administración y Control del Estado, y los números prolijos de los cuatro gobiernos en que se alternaron Reutemann y Obeid son, para el PJ del Senado, un capital político.

Una abstención

Definida una posición, como en otras oportunidades, la oposición aceptó prestar su apoyo al mensaje que había pedido el Ejecutivo.

Los roles estuvieron claros: del análisis técnico económico y las consecuencias (reales y potenciales) de endeudar al Estado se encargó Alcides Calvo (PJ-Castellanos).

Tuvo la ventaja de poder llamar a las cosas por su nombre y no recurrir a los eufemismos a los que se ata el decreto señalado. Se lució: fue claro para explicar un problema presupuestario y contable complejo.

Pintó un panorama preocupante: atrasos en los pagos con proveedores a la vuelta de la esquina, demoras para cumplir con los fondos que les corresponden a municipalidades y comunas, y obras que llevarán más tiempo del previsto porque no se cancelarán las certificaciones en tiempo y forma. Las desgracias acechan ante el riesgo de que desplome sobre los santafesinos la “deuda flotante”.

Además, el rafaelino se abstuvo de votar con lo que quedará con las manos libres para amonestar al gobierno, cada vez que se cumplan sus pesimistas pronósticos. (Cualquier parecido con el rol que antes tenía otro senador de PJ, no es pura coincidencia).

Una lupa

De la condena partidaria -y alguna chicana sabrosa- se encargó uno de los jefes del bloque: José Baucero (PJ- San Javier). Habló del “descontrol” del gasto público, bajo la sugerencia de que el manejo corriente de la caja carece de austeridad.

Rubén Pirola (PJ-Las Colonias) dijo que el déficit se fue corriendo para presentarlo como la necesaria compensación para cubrir salarios y medio aguinaldo. Señaló que en realidad “hay otros gastos que no son producto de la política salarial”.

Reclamó medidas para contener el déficit y aseguró que la Legislatura deberá poner una lupa sobre los gastos corrientes.

Desde 2008, Pirola reclama sin éxito -cada año- que funcione la Comisión de Seguimiento que debe revisar los dictámenes del Tribunal de Cuentas, con las objeciones a las decisiones del Ejecutivo. Ahora, las dos Cámaras tienen mayoría opositora.

Debut

El Senado sesionó ayer con su nueva conformación. El vicegobernador Jorge Henn presidió la reunión sin dificultades y como oradores principales se anotaron senadores que ya llevan más de un período legislativo. En el sitio www.senadosantafe.gov.ar se da cuenta de casi todos los datos de los nuevos senadores. Resta elegir a las autoridades de los bloques (habrá sólo dos bancadas) y la conformación de las comisiones, incluida la de Administración y Control (que maneja los subsidios). La discusión por este último asunto demoró el inicio de la sesión.

La UCR y el PS, en defensa del gobierno

El miembro informante por el oficialismo fue Felipe Michlig (UCR-San Cristóbal). Explicó por qué el Presupuesto 2011 no pudo tener los recursos necesarios para completar el pago de sueldos y medio aguinaldo. Y por qué el de 2012 arrancará con una “modificación presupuestaria” de $ 1.405 millones en rojo.

Para Michlig, fue la política salarial acordada en febrero de este año (y la de los últimos días de 2010) la que cambió las condiciones para la ejecución del Presupuesto 2011

Respondió con cifras a las críticas del justicialismo: en total, el impacto del aumento de salarios a empleados públicos, maestros, enfermeros y policías entre otros fue de $ 3.600 millones.

Con los recursos del año que termina se afrontó “el 61% del costo de la política salarial” y para el 39% restante (los $ 1.405 millones) tuvo que recurrir a “la medida válida aunque extraordinaria de ampliar la partida de personal contra un incremento en idéntica cuantía de las ‘Fuentes Financieras’ ”, describió.

Recordó que la Nación sigue sin cubrir el financiamiento del déficit de la Caja de Jubilaciones ($ 674 millones) y que el Tesoro provincial debe hacerlo.

Miguel Lifschitz, el ex intendente socialista de Rosario, comenzó por agradecerle al PJ su voto favorable a la ley que refrenda el decreto que permite cumplir con sueldos y medio aguinaldo. Negó enfáticamente que en Santa Fe pueda hablarse de “descontrol” de los gastos.

Reivindicó como una de las acciones de gobierno de Hermes Binner que los salarios en Santa Fe hayan mejorado. Afirmó que los maestros cobran los mejores sueldos del país.

Recordó que el mismo mecanismo de financiación usa el Estado Nacional, desde hace años, pero que -como el Congreso ha delegado sus facultades- no necesita del tratamiento legislativo.

Mencionó que de entre las provincias argentinas, Santa Fe está con los mejores indicadores en cuanto a su nivel de déficit.
Otras Noticias
Ranking de noticias
Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER