Santa Fe | Lunes 20 de octubre de 2014 | 10:01 hs
NubladoT: 21° ST: 20° H: 88% - Clima extendido
Edición Online | 13-12-2012 | 19:05

“Metegol”

El nuevo desafío de Campanella

El autor de “El hijo de la novia” y “El secreto de sus ojos” se animó, de la mano del productor Gastón Gorali, a realizar un filme de animación 3D de calidad internacional. En la entrevista, los creadores anticipan las alternativas del proyecto.

El nuevo desafío de Campanella

Parte del equipo de animación principal, trabajando en las escenas que aún restan, “las más grandes”, según el director. Foto: IAA


 

Ignacio Andrés Amarillo
iamarillo@ellitoral.com

“Desde febrero no pruebo facturas, el año pasado me había hecho adicto a las medialunas: casi una docena por día. Se lo cuento a todo el mundo porque es lo que más orgullo me da, haber bajado 18 kilos”. Así rechazó Juan José Campanella la tentación de la mesa que las responsables de difusión del estudio Catmandú prepararon para recibir a la prensa. La idea fue un desayuno compartido con el creador de “El secreto de sus ojos” y el productor Gastón Gorali, para conversar sobre “Metegol”, su proyecto de animación en 3D, y ver un adelanto del trabajo, aunque “las escenas grandes son las que se están trabajando” todavía, aclara el director.

—Se mudó Hollywood a Buenos Aires...

Campanella: —La idea no es que Hollywood se tenga que mudar a la Argentina sino sí competir a nivel internacional con una animación de alta calidad. Que no tenga nada que envidiarle ni ser “de la B”.

El origen

—¿Cómo nació el proyecto?

Gorali: —Yo era un boludo más con una idea en un bar de Buenos Aires, como hay varios, y tuve la suerte de que Juan se interesara en escuchar más del proyecto. El único problema es que Juan estaba trabajando en Estados Unidos, y volvía cuatro o cinco meses después. Pero tuvo la grandeza de fijar una fecha y decirme: “Vuelvo en cinco meses y nos encontramos tal día a la una del mediodía a comer”.

Nunca lo había visto personalmente, hablamos una vez por un proyecto. Llegué muy nervioso, la noche anterior no había dormido bien, después me enteré que iban a ser varias noches (risas).

No era el Campanella “mega-star”, pero era a mi juicio el mejor guionista que había visto en cine. Nos encontramos en el restaurante, le conté cómo veía este cuento: había conseguido los derechos del cuento de Fontanarrosa, quien todavía estaba vivo.

Fontanarrosa y Juan José comparten valores muy parecidos, dos personas totalmente accesibles y campechanas. Pudieron escuchar el entusiasmo y una idea loca pero interesante. Juan se levantó a los cinco minutos de que empecé a comer mi bife de chorizo y dijo: “Voy al baño”. Se ve que vio mi cara de desesperación, porque me tranquilizó: “Pero va bien”.

El cuento era corto, pero con un personaje muy potente. Le había preguntado si veía el potencial para hacer un largometraje y, cuando volvió del baño, me dijo: “Además de escribirla, me gustaría dirigirla; la animación fue siempre un lugar que me hubiera interesado explorar pero el 2D era muy ajeno a mí”.

Internacional

—En lo que vimos aparece “Metegol” como “Fussball”...

Campanella: —Es un armado que se hizo para el Festival de Cannes, para el mercado. Una de las características de este proyecto es que el presupuesto no para de subir (risas).

—Fontanarrosa, metegol, son como productos muy argentinos. ¿Cómo piensan que este imaginario puede llegar a audiencias de otros países?

Campanella: —Yo viví 20 años afuera, y eso me hace relativizar lo que es muy argentino. Veo que obviamente tenemos una manera de hablar muy característica, una música. Pero muchas de las cosas que pensamos que son muy argentinos las he visto en todos lados: son características de la gente en muchos países, incluso en Estados Unidos.

En las películas nunca pensé cómo las cosas iban a gustar afuera: están llenas de lunfardos, de nuestros temas, y funcionan afuera. Es la vieja frase de “pinta tu aldea y describirás el mundo”.

Con respecto a “Metegol”, esa apuesta es doble, porque la animación tiene que ser una cosa masiva, para los niños, entonces no queríamos que deje de ser argentina; pero sí sabíamos que en todos los otros países se iba a doblar al idioma local.

Nos ayudó el hecho de que la historia transcurre en un pueblo, que puede ser en cualquier lado, no es Buenos Aires. La arquitectura de ese pueblo es una mezcla de arquitecturas que existen aquí: española y francesa. La hace bastante universal: no la hace norteamericana, pero sí parece de un pueblo de Francia.

Pensamos que este tipo de personajes tiene sus equivalentes en todo el mundo. No creo que haya problemas.

Gorali: —Para nuestra sorpresa, el primer territorio al que se vendió la película más allá de la Argentina y España (que son los coproductores) no fue ni Uruguay, ni Brasil ni Chile, fue Rusia.

Campanella: —Y el segundo China.

Gorali: —Y Medio Oriente, Turquía, y después sí se sumaron otros países de Europa y toda Latinoamérica, a través de Universal que es nuestra distribuidora para Iberoamérica. Antes de terminarse, tiene difusión garantizada en más de 40 países. La idea es que para la fecha, el estreno sea a nivel global.

Juan potenció por mil mi sueño: logró salir del lugar cómodo para alguien con tanta trayectoria y meterse en un mundo completamente nuevo, montar un estudio ejemplar. Vengo de viajar por toda Latinoamérica y la admiración con la que se ve el material, también en Estados Unidos y Europa, en todos los festivales, es alucinante.

Campanella: —Eso lo hizo él en realidad.

Gorali: —Yo era una agencia de viajes (risas). Tenemos más de 120 personas trabajando, de diez países. Estamos en Buenos Aires porque Juan eligió estar acá, pudiendo estar en cualquier parte del mundo, y es una ciudad que a la gente le gusta venir y un director con el que mucha gente quiere trabajar. Reclutar gente fue muy fácil.

Trabajar con un director de actores para los animadores es un sueño; un director que no venga de los videojuegos o la animación, un “director técnico”. Él lo que hace con los animadores es hablar de la motivación como hace con un actor. También la forma en la que grabamos a los actores que prestan las voces, que se graban antes, fue también muy novedosa: Juan no quiso que estén en cabinas por separado; se transformó en un ensayo de teatro. Se alquiló un estudio de grabación para 30 músicos y montamos ahí adentro con dos o tres cámaras para filmar las referencias y los actores actuando en vivo entre ellos, lo que lograba que los diálogos fueran naturales, haya improvisaciones.

Campanella: —Se los grababa con boom, como en una película.

—¿Va a haber un doblaje para la Argentina y otro para el resto de Latinoamérica?

Campanella: —Va a haber tres doblajes al español: el original que es el argentino; sobre el cual se animó. Después va a haber un doblaje al español de España y al neutro. Los actores aquí son Pablo Rago, Miguel Ángel Rodríguez, Fabián Gianola, (Horacio) Fontova, Coco Silly, Diego Ramos, Lucía Maciel y David Masajnik.

Actuación

—¿Qué destaca a esta película de otras de animación?

Campanella: —Esperamos que tenga un guión, que los contenidos dramáticos de la película sean distintos. Tiene mucho humor, a diferencia de mucho cine de animación que se está haciendo ahora.

En cuanto a lo técnico, uno de los directores de animación es Sergio Pablos, que fue el creador de “Mi villano favorito” y director de animación en Disney mucho tiempo. Él comentaba que el estilo de actuación que yo quería no era de animación, que no servía. Y la verdad es que trabajando juntos encontramos un estilo nuevo. Yo no me doy mucha cuenta, eso lo comentan los animadores.

Nosotros hemos visto referencias de Orson Welles; generalmente se toma como modelos otras películas de animación, y es un ciclo que no termina nunca. Acá tratamos de codificar cuál era el mínimo de músculos a mover en la cara para transmitir una emoción.

El actor trabaja con el adentro, pero los animadores tienen que decodificarlo. En muchas de las computadoras hay espejos al lado, porque actúan y se miran qué músculos mueren. O vamos arriba a grabarnos actuando. Y después de dos años de animación ya entraron totalmente en el estilo de actuación.

El nuevo desafío de Campanella

Gorali (productor e ideólogo del filme) recibió junto a Campanella a la prensa, durante un desayuno de trabajo en el estudio Catmandú. Foto: IAA

Ficha técnica

“Metegol” es una película de animación 3D para toda la familia. La animación es supervisada por Sergio Pablos (“Mi Villano Favorito”, “Río”) mientras que la producción en la Argentina está a cargo de Jempsa, de Jorge Estrada Mora y Plural-jemsa y Antena 3 Films en España.

El guión estuvo a cargo de Campanella, Eduardo Sacheri (el novelista/guionista de “El secreto de sus ojos”) y Gorali, sobre el cuento “Memorias de un wing derecho” de Roberto Fontanarrosa.

Los productores son Jorge Estrada, Ricardo Freizá, Roberto Schroeder, Modesto Rubio, Carlos Benito, Mikel Lejarza y Mercedes Gamero. Los productores ejecutivos son Campanella, Gorali, Diego Rosner, Iván Kozicki y Gustavo Ferrada. Las compañías involucradas son 100 Bares (de Campanella) y Catmandú Entertainment (de Gorali), con la participación de Canal +, Antena 3, La Sexta y Telefé.

En la Argentina, el filme será distribuido por United International Pictures (UIP) y se estrenará el 20 de junio.

El nuevo desafío de Campanella

Departamento de diseño de personajes y arte conceptual, donde se crean a mano las imágenes que los animadores plasmarán digitalmente. Foto: IAA

Sinopsis

Amadeo vive en un pueblo pequeño y anónimo. Trabaja en un bar, juega al metegol mejor que nadie y está enamorado de Laura, aunque ella no lo sabe. Su rutina sencilla se desmorona cuando Párpados, un joven del pueblo convertido en el mejor futbolista del mundo, vuelve dispuesto a vengarse de la única derrota que sufrió en su vida.

Con el metegol, el bar y hasta su alma destruidas, Amadeo descubre algo mágico: los jugadores de su querido metegol hablan, ¡y mucho! Juntos se embarcarán en un viaje lleno de aventuras para salvar a Laura y al pueblo y en camino convertirse en un verdadero equipo. Pero, ¿hay en el fútbol lugar para los milagros?

El nuevo desafío de Campanella

La arquitectura del pueblo fusiona elementos de diversos orígenes, lo que hace que pueda estar “en cualquier lado”.

Foto: Gentileza UIP

El nuevo desafío de Campanella

El diseño de personajes destaca que los jugadores han sido personalizados a partir de un modelo único; así también desarrollan sus personalidades. Foto: Gentileza UIP

El nuevo desafío de Campanella

El aspecto de los jugadores remite a algunos estereotipos clásicos y figuras conocidas del fútbol de antaño. Foto: Gentileza UIP

El nuevo desafío de Campanella

Los animadores, llegados de distintos países, hicieron una galería con las camisetas de sus diferentes selecciones. Foto: IAA


Campanella con El Litoral (parte 1)



Campanella con El Litoral (parte 2)



Campanella con El Litoral (parte 3)


Otras Noticias
Ranking de noticias
Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER