Santa Fe | Jueves 21 de agosto de 2014 | 16:59 hs
DespejadoT: 34° ST: 33° H: 32% - Clima extendido
Edición Online | 17-12-2012 | 14:38

El ministro de Gobierno satisfecho con el cierre del año

Galassi: “Aspiramos a un diálogo maduro con la Nación, no a mendigar cosas”

El funcionario del gabinete de Bonfatti estimó que Santa Fe cerrará 2012 con un déficit cercano a los 500 millones de pesos. Confirmó el veto a la ley de desdoblamiento electoral y aseguró que las elecciones municipales y comunales se harán con el sistema de boleta única.

Mario Cáffaro - mcaffaro@ellitoral.com

Sobre el final de la semana en que la gestión cumplió el primer año de gobierno y ya cerrando el ejercicio 2012, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, se mostró conforme con la etapa atravesada, reconoció el cimbronazo que significó el caso Tognoli y repasó la agenda pendiente con el Poder Legislativo.

—Santa Fe es una de las pocas provincias no administradas por el kirchnerismo y tiene la particularidad de que el Poder Legislativo está en manos de la oposición. ¿Cuál es la visión que tienen del año?
—Estamos terminando muy bien el año. Creemos que en Santa Fe -pese a las dificultades que se observan en todas las provincias porque el 2012 fue un año complejo- lo hemos transitado sin conflictos graves. Al inicio tuvimos paros docentes, hemos encaminado no sólo con los gremios de la administración pública sino que los conflictos laborales privados con una fuerte participación de la provincia se fueron resolviendo. no ha pasado un solo día sin que el gobernador o alguno de los ministros haya estado recorriendo el territorio, poniendo en marcha obras o proyecto y habiendo realizando un trabajo hacia adentro de la gestión para tratar de llegar a fin de año con un presupuesto mucho más equilibrado. Hubo que resentir el ritmo de la obra pública, hicimos un gran esfuerzo para contener el gasto los que nos permite terminar el año con un presupuesto equilibrado. el gobierno nacional tiene un déficit de 50 mil millones; Provincia de Buenos Aires de 10 mil; Santa Fe terminará el año con un déficit que no será más de 500 millones de pesos y con una deuda flotante que es manejable.

—¿y en el plano político?
—el balance es positivo. el gobernador dijo que tener la Legislatura en manos de la oposición será un gran ejercicio y lejos de ser una dificultad podría ser una oportunidad para Santa Fe de demostrar que dialogando, consensuando, se pueden arribar acuerdos que permitan la gobernabilidad. Se ha dado un paso adelante y reconozco la tarea de legisladores propios pero también en Luis Rubeo, presidente de la Cámara de Diputados y en José Baucero y Armando Traferri, presidentes de los bloques del justicialismo, a tres dirigentes de la oposición que han hecho permanentemente aportes a la gobernabilidad de Santa Fe. Esto lo rescatamos no solo porque con minoría en ambas cámaras obtuvimos la reforma tributaria, sino que pudimos sacar adelante proyectos que son de trascendencia para la provincia.

por un diálogo maduro

—¿Cómo evalúa la relación con el gobierno nacional?
—no fue todo lo buena que hubiésemos querido. Si bien hemos tenido institucionalmente una relación madura, sin grandes contratiempos, tampoco tuvimos la respuesta en muchas cuestiones con la celeridad que amerita tenga la provincia de Santa Fe. Tenemos autorizaciones para créditos internacionales que solo necesitan una firma del gobierno nacional y esas cosas se demoran; tenemos adjudicada la zona franca de Villa Constitución falta solo la firma de Economía y pese al pedido público, se demoran. Se demoran otras acreencias que tiene la provincia, no ya el juicio histórico por la coparticipación, sino vinculadas a recursos como viviendas, presos federales en cárceles provinciales que no se resuelven Vemos que provincias limítrofes que tienen un signo político igual al gobierno nacional consiguen muchas más cosas. Santa Fe es parte de la Argentina; los santafesinos son tan argentinos como los de Santiago del Estero, Chaco y Entre Ríos, y merecemos un trato igualitario. Aspiramos -y es nuestra vocación política- tener un diálogo maduro más allá de las diferencias; que se reconozcan estos derechos de los santafesinos y no tengamos que estar mendigando a la Nación que nos resuelva estas cosas. que institucionalmente salgan con la naturalidad con la que nosotros tratamos a los intendentes que son del PJ en Santa Fe.

—la figura y las declaraciones de Hermes Binner pueden ser un obstáculo para la gestión de la provincia ante la Nación?
—Sería un absurdo que se considerara a la provincia de Santa Fe en función de las declaraciones de algunos dirigentes. una cosa es la gestión a cargo del doctor Bonfatti que tiene una responsabilidad con los 3.200.000 santafesinos y otra la valoración que hoy hace Hermes Binner como dirigente del socialismo. Sería absurdo castigar a todos los santafesinos por un legítimo y democrático derecho que le asigna a Binner como un hombre de la oposición a manifestar las críticas que le tiene que hacer a este gobierno. es como si desde el gobierno provincial castigáramos a los ciudadanos de pueblos o ciudades por declaraciones de un dirigente de la oposición. Hay que tener la madurez, convicción democrática de aceptar las reglas de juego donde una cuestión clara es la responsabilidad institucional y otro es el libre derecho que tiene cualquier ciudadano de manifestar su valoración política sobre el rumbo del gobierno nacional.

Desafíos

—en seguridad, el año se llevó un ministro y un jefe de policía estuvo detenido.
—Seguridad y hábitat fueron los dos grandes desafíos planteados por Bonfatti al inicio de la gestión. la seguridad es la mayor preocupación de los ciudadanos, y en ella estamos todos incluidos porque todos vivimos en esta sociedad. no como excusa, es un problema que afecta a todo el país. en la provincia y sin entrar en la situación particular de Tognoli -además del cimbronazo que generó en la gestión porque fueron días muy difíciles- no tengo dudas que ha sido una oportunidad para avanzar en transformaciones sobre todo de la fuerza de seguridad y de una serie de políticas que tienen que ser complementarias. el gran desafío es llegar al 2015 con mejores condiciones de seguridad, a partir de una policía más cercana, de un gobierno que aborde los temas sociales de manera convergente con la política de prevención y con un mensaje que viene planteando el gobernador: la sociedad puede hacer un gran aporte a la convivencia y a bajar la conflictividad que muchas veces termina siendo motivo de inseguridad. Venimos de un proceso donde se han hecho cosas, evidentemente fueron insuficientes y que merece mayores esfuerzos, pero tenemos la convicción de llegar al 2015 con grandes avances como lo conseguimos en salud, educación.

También aspiramos a que la Cámara de Diputados apruebe el veto propositivo a la ley de emergencia que votaron las cámaras. en un tema como seguridad no se puede estar especulando en los tiempos. Lo pedimos para Extraordinarias, le pedimos al Poder Legislativo que lo trate antes de fin de año y que le dé al Ejecutivo esta herramienta para tomar medidas urgentes e imprescindibles.
Otras Noticias
Ranking de noticias
Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER