Santa Fe | Domingo 21 de setiembre de 2014 | 01:10 hs
DespejadoT: 16° ST: 16.4° H: 72% - Clima extendido
Edición Online | 08-01-2013 | 18:52

POR LO MENOS DURANTE EL PRÓXIMO TRIMESTRE

El nivel del río Paraná sigue con tendencia baja

El Instituto Nacional del Agua (INA) proyecta que la bajante continuará hasta marzo, pero no se descartan repuntes temporarios en distintos tramos de la cuenca, relacionados con lluvias puntuales en una región.


A_AA.jpg

Mucha arena. En el puerto de Santa Fe, la altura es de 2,80 metros, cuando la media para enero es de 3,47 metros. En este escenario hidrológico, la zona de playas se amplió en la laguna Setúbal. Foto: Amancio Alem.

 


De la Redacción de El Litoral
area@ellitoral.com

El Instituto Nacional del Agua (INA) anticipa que durante próximo trimestre el tramo argentino del río Paraná se mantendría dentro con un nivel inferior al promedio para esta época y el patrón de lluvias para la región litoral oscilaría entre valores normales a superiores a lo normal, con alta variabilidad espacial. Todo esto en un contexto donde el Océano Pacífico mantendría condiciones neutrales, o sea que no se inclinaría hacia un fenómeno Niño o Niña hasta el otoño.

En el último informe mensual, en el que se realizan estimaciones respecto a los posibles escenarios hidrológicos para la Cuenca del Plata hasta marzo, la perspectiva sobresaliente —que confirma las estimaciones que se venían barajando en los últimos meses— es que no es probable una recuperación significativa en el tramo argentino del río, un cuadro de situación que podría mantenerse durante los próximos meses.

En este sentido, frente a los bajos valores que se vienen registrando —con repuntes coyunturales por las intensas lluvias en el Litoral—, el INA renovó el alerta por bajante y adelantó que podría afectar la navegación y la actividad portuaria en algunas zonas puntuales.

En la ciudad, si se analiza la situación en el puerto local, el río tuvo un repunte en las últimas semanas asociado a las lluvias caídas en la región: tras tocar los 2 metros a fin de noviembre, superó los 3 metros en los últimos días de 2012 y hoy se ubicó en 2,80. El promedio para enero es de 3,47 metros.

El nivel del río depende sobre todo del escenario climático que atraviesa la cuenca del Paraná en territorio brasileño, en donde las lluvias registradas en diciembre no alcanzaron a revertir el cuadro de escasez que predominó en los meses anteriores.

De hecho, los niveles en los embalses continuaron en descenso hasta fin de mes, cuando se observó cierta estabilización. En síntesis, la perspectiva es que la probabilidad de eventos significativos irá en disminución, aunque no se descartan repuntes de corto plazo frente algún evento intenso de corta duración.

Perspectiva de lluvias

Respecto a las precipitaciones, la tendencia es que las mismas sean normales a por encima de lo normal en el Litoral, en el Uruguay, el este del Paraguay y en el extremo sur de Brasil y normales en las cuencas altas de los ríos Paraná y Paraguay en territorio brasileño y paraguayo.

Dado que, tal como señalan los resultados de los diversos modelos de pronósticos analizados por el INA, las condiciones neutrales en el Océano Pacífico se mantendrían hasta el otoño, la situación que se plantea es de alta imprevisibilidad. Esto significa que se pueden combinar meses de alto nivel de lluvias con otros en los que sea mucho menor. Y en la definición de este cuadro entran a jugar otros factores, entre ellos la influencia del Océano Atlántico.

En este sentido, el informe del INA pone de relieve la gran diferencia que se registró en los acumulados de precipitaciones entre los meses de octubre y diciembre, que fueron muy lluviosos, y noviembre que tuvo una tendencia más seca.

En el primer caso, se destacan extraordinarios excesos en el territorio argentino de la cuenca, mientras que en noviembre predominó el déficit en esa misma región. Y en diciembre otra vez se registró una serie de eventos de lluvias intensas, sobre todo en la parte sur de la cuenca.

La ciudad va a ser un horno

Para los próximos días, se espera mucho calor en la zona. De acuerdo al pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), mañana la temperatura máxima sería de 36º, el jueves de 38º y el viernes de 37º. Incluso, de acuerdo al SMN, las perspectivas trimestrales muestran un rango de temperaturas normales para el centro y sur de la provincia. Mientras que para el norte de la bota, las temperaturas irían de normales a superiores a lo normal.

De hecho, frente a las altas temperaturas de esta época, el Ministerio de Salud difundió las recomendaciones para evitar los golpes de calor. Esta situación sobreviene cuando el cuerpo no puede regular su temperatura y la temperatura corporal se eleva rápidamente, los mecanismos para eliminar calor fallan y el cuerpo pierde la capacidad de enfriarse.

Los síntomas pueden ser temperatura corporal elevada, más de 39º, piel enrojecida, caliente y seca, pulso rápido y fuerte, dolor de cabeza palpitante, mareo, náuseas, confusión y pérdida del conocimiento. Los grupos de riesgo más propensos a sufrir golpes de calor son los ancianos, los niños y quienes trabajan o hacen ejercicios en ambientes calurosos.

La persona afectada debe ser llevada a un área sombreada y enfriada rápidamente usando cualquier método disponible: sumergirla en agua fría, rociarla con una manguera de jardín, aplicarle compresas de agua fría, envolverla en una sábana mojada y abanicarla vigorosamente, no darle de beber si está inconsciente y conseguir asistencia médica.

Entre los consejos, a los niños hay que ofrecerles líquido con frecuencia y a los lactantes el pecho. No se recomienda en tanto ofrecer bebidas muy azucaradas ni muy frías. Tampoco comidas calientes y pesadas. También es importante bañarlos o mojarlos con asiduidad, evitar juegos o actividades físicas, permanecer en lugares frescos y ventilados y vestirlos con ropa amplia, liviana, de algodón y de color claro.

Para los jóvenes y adolescentes la sugerencia es no tomar bebidas alcohólicas, evitar esfuerzos físicos intensos, usar lugares frescos para descansar y sentarse o recostarse al sentir mareos. En el caso de los ancianos, el descanso en lugares frescos y ventilados es fundamental, al igual que ofrecerles líquido aunque no manifiesten sed.

21

milímetros

cayeron en la ciudad en lo que va de enero (el viernes 4: llovió 13,8 mm y el sábado 5: 7,2 mm). El promedio mensual es de 106,1 mm (se calcula a partir de los datos de los últimos diez años).

Otras Noticias
Ranking de noticias
Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER