Santa Fe | Sábado 25 de octubre de 2014 | 04:01 hs
DespejadoT: 23° ST: 25° H: 64% - Clima extendido
Edición Online | 03-04-2013 | 21:53 - Última actualización | 04-04-2013 | 11:08

La Presidenta decretó tres días de duelo

La Plata en su hora más triste: 49 muertos por la inundación

Ante la magnitud del fenómeno -49 víctimas y unos 3.000 evacuados-, Daniel Scioli dijo que "la prioridad es la cuestión humanitaria", trabajar para "salvar vidas" y "estar al lado de las familias" damnificadas. 

Volver a casa después del agua. Un duro camino que los santafesinos aprendieron a transitar. Esta vez le toca a la ciudad de La Plata.- Foto:Télam
cargando...


Un temporal sin precedentes dejó un saldo de al menos 49 víctimas y unos 3.000 evacuados en la ciudad de La Plata, desde donde el gobernador de la provincia, Daniel Scioli, ante la magnitud del fenómeno, dijo que "la prioridad es la cuestión humanitaria", trabajar para "salvar las vidas que se puedan salvar" y "estar al lado de las familias" damnificadas.

Frente a la dramática situación, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner decretó tres días de duelo y recorrió el barrio de Tolosa, en La Plata, y más tarde el Barrio Mitre, en la Ciudad de Buenos Aires, azotada este martes por un temporal que dejó el saldo de ocho víctimas, según la Policía Federal.

El ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, informó anoche que las víctimas eran 48, "24 de las cuales ya habían sido identificadas". Y este jueves por la mañana a las 11 el gobernador Scioli informó que la cifra trepó a 49.

"Del total de las personas ya identificadas, 23 son mayores de 50 años y una tiene 21 años", agregó el ministro que precisó que la mayoría de las víctimas fueron encontradas en Tolosa y Ringuelet

"Hicimos un intercambio con el Ministerio del Interior para identificarlos, creemos que al final del día identificaremos a todos los fallecidos", dijo Casal.

Durante la mañana, cuando la envergadura del fenómeno comenzaba a hacerse evidente con testimonios desgarradores de los vecinos afectados, Casal dijo que se trataba de "una situación verdaderamente caótica" y describió que el agua llegó a 1,60 metros, por lo que se trató de "una emergencia climática con resultados atroces".

Los barrios más afectados fueron Villa Elisa, San Carlos, Tolosa y Los Hornos, según precisó el ministro quien destacó que en esos barrios se dispondrán 411 efectivos y la presecia del grupo Halcón.

En 8 y 522, en Tolosa, Eduardo, con voz entrecortada relató que había venido a la casa de su hijo a ayudar. "Le entró un metro y medio de agua. Nunca vimos nada igual. Lo increíble fue que cuando paró de llover, el agua empezó a subir en vez de bajar", refirió.

Catalina, de unos 30 años, volvía con su marido y su hijo de un año de sus vacaciones a la casa que comparte con su hermano cuando empezó a llover.

Lo que veían a medida que se acercaban a La Plata los preocupaba pero estaban lejos de imaginar lo que les tocó: casi un metro de agua adentro de la vivienda. "Es muy catastrófica esta situación", dijo entre lágrimas Catalina.

"Nosotros por suerte pudimos salvar algunas cosas porque tenemos la planta alta, en donde rápidamente resguardamos lo que quedaba seco. Me pone muy mal por la gente del barrio y de toda La Plata que está pasando por esta situación y lo perdió todo", declaró.

La dramática situación de los vecinos platenses movilizó a todo el país, con colectas de organizaciones sociales, políticas, ONG`s y de la iglesia.

Entre las innumerables muestras de solidaridad, los clubes de primera división del fútbol argentino, de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, abrieron sus respectivas sedes para recibir donaciones para las personas afectadas.

También los docentes bonaerenses resolvieron suspender las medidas de fuerza del lunes, martes y miércoles de la semana próxima, para que la escuela, como espacio publico, colabore en la ayuda a los afectados por las inundaciones.

Los cinco sindicatos que integran el Frente Gremial tomaron esta decisión "en solidaridad y para mantener las escuelas abiertas ante esta catástrofe y como una forma de paliar la situación", dijo a Télam el titular del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel.

Dos camiones sanitarios equipados para realizar consultas médicas, medicamentos del Programa Remediar, vacunas, pastillas potabilizadoras de agua y un equipos de psicólogos fueron enviados por el ministerio de Salud de la Nación para colaborar en la coyuntura.

A su vez, equipos técnicos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación se encuentran recorriendo junto al municipio y el ejecutivo provincial los diferentes lugares con el fin de relevar a las familias y coordinar la entrega de recursos, como colchones, frazadas, zapatillas, alimentos y ropa.

"Muchas familias no quieren trasladarse a los centros de evacuados por lo que desarrollaremos actividades de control sanitario en el lugar con la provisión de medicamentos, vacunas y agua potable y con los consejos adecuados a cada una de las circunstancias", dijo el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia.

Por la noche, la situación comenzaba a normalizarse, excepto en Ringuelet y Tolosa, cuyas viviendas permanecían con un metro de agua tras el temporal.

Ante el temor de los vecinos de que ocurran hechos de inseguridad durante la noche, la provincia de Buenos Aires dispuso incrementar la cantidad de efectivos policiales, y en el mismo sentido, el Ministerio de Seguridad de la Nación, envió más de 300 efectivos de las fuerzas federales y militares para participar del operativo de protección.

En tanto, todas las escuelas, comercios y los tribunales judiciales, permenecieron cerrados en cumplimiento del asueto administrativo y escolar, dispuesto por el gobernador Scioli.

Las autoridades tomaron esta medida para evitar que la gente salga de sus viviendas.

En algunas zonas, la situación se agravaba debido a que no fue restablecida la energía eléctrica en su totalidad y amplios sectores continuaban sin luz, aun que la empresa Edelap aseguró que iba a empezar a restituir en forma paulatina el servicio.

La ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Cristina Álvarez Rodríguez; el viceministro de Desarrollo Social de la Nación, Carlos Castagneto, y el diputado provincial Gabriel Bruera, supervisaron hoy la ayuda a la población.

En este sentido se distribuyeron alimentos, colchones y frazadas, que fueron entregados a los 33 centros de atención que contienen a las 3.000 personas evacuadas. (Télam)
Adjuntos
Otras Noticias
Ranking de noticias
Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER