Santa Fe | Jueves 24 de julio de 2014 | 07:42 hs
DespejadoT:   H: 81% - Clima extendido
Linea Directa
Línea directa. Enviá tu mensaje a nuestra Línea Directa de contacto telefónico a 0342 450-2575.

Sólo lectores

Los chicos no tuvieron un lugar para disfrutar

UNA CIUDADANA MAMÁ

Sr. intendente: tengo dos niños pequeños y soy una usuaria constante de espacios públicos. Lamentablemente, debo quejarme por el estado desastroso en que se encuentran las plazas de nuestra ciudad: no hay una sola que tenga los juegos completos, sanos y limpios. En todas hay basura, pastos altos, excremento humano y animal, etc. Los areneros son un campo minado de porquerías. Según mi humilde entender, no se necesita mucho para tenerlas 'un poquito' mejor. Usemos la mano de obra que tenemos con los planes... También he ido a La Redonda con mis niños, para gozar de sus vacaciones (esas dos semanas) y se me ocurrió llevarlos un martes allí, pero resulta que no abren ni lunes ni martes. ¿Es tan costoso que durante las vacaciones la Municipalidad ofrezca este espacio tan bello para nuestros niños todos los días (esos 14 días)? Son sólo dos semanas y estuvo cuatro días cerrado. Es un pequeño esfuerzo, en bienestar de nuestra comunidad. Como estaba cerrada (y para el invierno es un espacio más que agradable), me fui al Paseo Muttis: allí me encontré con todo lo antes descripto. Las vacaciones se convierten en una odisea, ya que si queremos un servicio mejor, debemos pagar fortunas para ello. Creo que no debería ser así. Tenga en cuenta este pedido para una próxima vez”.

Reclamos por el parque Garay

UNA LECTORA

“Quiero referirme al macetero de casi dos metros de alto del parque Garay, al que sacaron para jugar a la pelota. Está tirado a un costado en el camino. Le pido al señor intendente que a la brevedad ese macetero sea repuesto sobre el basamento y que se lo amure, porque donde está, en cualquier momento viene alguien y lo agrede. Ya bastante descuidado está el parque. Por favor: designe a alguien para que controle y mantenga ese parque”.

Se oponen a una medida del Iapos

MARÍA DE Bº ESCALANTE

“Le voy a contestar a Teresita sobre las órdenes de consulta de Iapos. Si bien es cierto que nos solucionaron los problemas con los bonos, pregunto ¿por qué no hacen esto mismo con las visitas médicas? Somos personas adultas, mayores, y si se vencen tenemos que ir a hacer rectificar la fecha de vencimiento de las boletas. Digo: ¿estos señores no tienen nada que hacer sino complicarnos la vida? Teresita: yo estoy de acuerdo con usted. La verdad nos están complicando la vida. ¡Por favor: solucionen esto!, habían hecho bien cuando implementaron el uso de los bonos fue una genial idea lo bien que resultó”.

Ya empezamos con altos decibeles en la Costanera

JORGE DE Bº 7 JEFES

“Apenas el solcito está calentando y ya la benemérita Municipalidad santafesina empezó a agredirnos a los ciudadanos con sus estruendos. Durante toda la tarde del domingo, con la excusa de festejar el Día del Amigo, debimos soportar en los barrios aledaños a la Costanera (7 Jefes y Candioti) los decibeles increíbles de quienes se divertían a través de los gritos de un locutor enloquecido y de las bandas de música. Pensar que todo eso está supervisado, según leo en las propagandas, por un ‘Programa de Intervenciones Artísticas Urbanas de la Municipalidad' (sic). Esta gestión municipal ha dado grandes pasos en retroceso con respecto a una cultura de convivencia ciudadana. Para que no se nos malinterprete, ¿debemos repetir una vez más que no se trata de impedir estos espectáculos, sino simplemente de encontrarles un lugar más adecuado o de lugares que vayan variando, y sobre todo del respeto a normas precisas en lo que atañe a la propalación de los altoparlantes y sus decibeles?”.

Misión cumplida

MARI

“Los vecinos de Pasaje Marsengo 5300 queremos agradecer a Alumbrado Público de la Municipalidad la rapidez y eficacia que pusieron en práctica para cambiarnos la luz de la calle”.

¡Llueven milímetros!

JORGE

“Cada vez que leía que en algún lugar ‘habían llovido equis milímetros' me preocupaba, y pensaba qué pasaría si, en una de ésas, llovieran kilómetros y caían sobre nuestras cabezas... Menos mal que la Sra. Carmen Migno de Oyarzábal puso las cosas en su lugar y ratificó que lo que llueve es agua. Parece que muchos no saben que llover es un verbo impersonal (ver El Litoral del 17 de julio ppdo., pág. 19).”.

Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER