3MESES / 44 Homicidios

Informe especial multimedia


En 2015 hubo 30 crímenes entre enero y marzo, y en 2014, 47. El Hospital de Niños atendió este año a 20 chicos con heridas de arma de fuego. Hartazgo de vecinos por ola de robos. El mapa de los homicidios en el área metropolitana.

No fue un verano más para el área metropolitana de la ciudad de Santa Fe. En los primeros tres meses de este 2016 se produjeron 44 homicidios, guarismos similares al mismo período de 2014 (hubo 47 hechos), un año crítico en materia de asesinatos.


El habitual calor que padece la región no sólo se debió a la época estival sino también a la cantidad de crímenes en la vía pública (sea a la luz del día o en horas de la madrugada), la ola de robos en diversos barrios y comercios y el preocupante número de chicos heridos atendidos en el Hospital de Niños "Dr. Orlando Alassia".


En 91 días, los hechos de sangre se dispersaron por todo el cordón oeste de la capital de la provincia. Barrios como Acería, San Agustín y Santa Rosa de Lima, por nombrar algunos, son los sectores "calientes" con la mayoría de homicidios. Las Vegas y Villa Adelina de la ciudad de Santo Tomé también ostentan el triste mote.


Casi todos los casos comparten patrones comunes: el lugar -la mayoría en la vía pública, la zona oeste de la capital provincial-; el horario -más de la mitad se da entre las 18 y las 6 de la mañana y solo un 14 % durante la mañana-y las edades de las víctimas -entre 15 y 34 años en un 73 %-. Un dato para destacar es la crueldad de los hechos: "acribillados", "últimados" y "ejecuciones" por la espalda relatan las crónicas policiales que habitualmente publica El Litoral.

Vale la aclaración para dos hechos puntuales. Por un lado, dentro de los 44 crímenes está la muerte de un tapicero de barrio Acería en medio de un incendio. Las hipótesis de las investigaciones se inclinan a pensar que se trataría de un homicidio. Por otra parte, la secuencia de hechos que tuvieron lugar en barrio Candioti y que terminó con el deceso de un ladrón mientras se fugaba y tiroteaba con la policía.

"El 80 % de los asesinatos se cometió con armas de fuego (34 homicidios, sobre un total de 44)."




Niños heridos, un flagelo creciente

En perspectiva y comparando los datos de años anteriores, los niños ingresados en ese hospital mantienen el promedio de los últimos tres años. Siempre observando los primeros tres meses del año, en 2015 fueron atendidos 529 chicos, en 2014, 534 y en 2013, 560.

Los enfrentamientos armados que se producen en los barrios santafesinos dejan un daño colateral preocupante: niños heridos, muchas veces con secuelas complejas, o muertos. Según datos oficiales del Hospital de Niños "Dr. Orlando Alassia" a los que accedió El Litoral, 497 chicos fueron atendidos allí en los primeros tres meses del año con heridas cortopunzantes, de arma de fuego y blanca. En detalle, en enero fueron asistidos 214 menores de edad, en febrero se atendieron 182 consultas y en marzo (hasta el 18) se registraron 101 ingresos por lesiones. El total de niños baleados hasta el 18 de marzo asciende a 20, igual que en el trimestre completo de 2014 y menos que en 2015 cuando hubo 12 casos.

El caso de Iván Albarengo es emblemático: Oriundo de barrio Las Lomas, este chico de 11 años quedó en medio de una balacera y recibió un disparo certero en su cabeza mientras esperaba el transporte que lo llevaba a una pileta pública. Tras cuatro días de agonía en el hospital, perdió la vida. Pero la muerte de Iván no es la única en esa familia. En octubre de 2015, su padrastro falleció en circunstancias similares. Daniel Almada de 43 años es otra víctima de un enfrentamiento armado que se producía a pocas cuadras de su domicilio.

El mundo narco, entre bunkers y sicarios

Que la droga está instalada en la provincia de Santa Fe no es ninguna novedad. El mundo narco también es responsable de los crímenes en la ciudad. Los popularmente conocidos "bunkers" (estructuras de cemento precarias con un puerta cerrada y solo un orificio para "intercambiar" dinero por estupefaciente) son puntos donde se suceden los enfrentamientos.
Casos como los de Villa Adelina en Santo Tomé y Los Hornos en Santa Fe son muestras de la existencia de estos "quioscos" de droga en el área metropolitana. El panorama en el interior de estos bunkers es similar: bolsas de consorcio, envoltorios, tubos Eppendorf y la infaltable arma.

"La decisión es política y la ejecución técnica es de la policía"

Entrevista a Omar Pereira.
Secretario de Seguridad Pública del Ministerio de Seguridad de Santa Fe

Robos, violación y muerte

El tercer elemento que conforma el cóctel explosivo del estado de situación en el área metropolitana de Santa Fe es la cantidad de robos. En los primeros tres meses del año, vecinos de barrios residenciales como Fomento 9 de Julio y Candioti Sur levantaron la voz ante los reiterados hechos delictivos, no sólo en domicilios particulares sino también en comercios.

El mencionado hecho ocurrido con un sujeto que robó un restó de Bulevar y mientras huía se tiroteó con la policía y cayó muerto es un claro ejemplo de los hechos de inseguridad en la zona. No muy lejos de allí, una joven fue asaltada y violada en la panadería donde trabajaba.

Los quemacoches no se quedan afuera


Los afamados quemadores de vehículos en la vía pública no se detuvieron con el cambio de año. Sólo en 2015 incendiaron más de 100 autos. Pero el verano no frenó la sucesión de hechos.


Al contrario, los osados subieron la vara de exigencia y apuntaron a barrios tradicionales de la capital provincial como Guadalupe y Sargento Cabral.


Las víctimas fueron autos de alta gama, como el caso del VW Scirocco de calle Piedras al 6600, del Chevrolet Cruze de Necochea al 5500 y del Mitsubishi Lancer en Sarmiento 5700.


Créditos

Producción periodística: Lía Masjoan, Danilo Chiapello, Gonzalo Zentner.
Video: Federico Cioni
Diseño web: Juan Manuel Alzugaray, Marcos Torres
Desarrollo: Diseño y Desarrollo ellitoral.com
Fotografía:Mauricio Garin - Flavio Raina - Pablo Aguirre - Guillermo Di Salvatore - Luis Cetraro