El rugby vivió una jornada inolvidable - Mauricio Garín y Luis Cetraro
/