Las escuelitas de fútbol se fueron a la playa - Flavio Raina