Una niña se robó el protagonismo en el segundo show de Paul McCartney
  Nota Completa
/