El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2001/03/09/economia1/ECON-02.html

Economía: ECON-02

¿Cómo llegó la aftosa al país?

Se debilitaron los controles en las fronteras. Un alto funcionario del Senasa de Formosa facilitaría la legalización de la hacienda.


El diputado Carlos Bermúdez (PJ) denunció ayer la metodología utilizada para el ingreso de ganado vacuno desde Paraguay por parte de la firma consignataria Colombo y Magliano, lo que habría provocado el regreso de la aftosa a la Argentina y la pérdida del status sanitario de país libre de esa enfermedad sin vacunación.

El legislador se hizo eco de las versiones que circulan en ámbitos ganaderos e industriales, y señaló, entre ellas, que "la firma consignataria de hacienda Colombo y Magliano, desde sus bases en Paraguay, habría ingresado masivamente a Formosa y Corrientes animales comprados a precios muy bajos para ser vendidos en el país a casi el doble". Después -detalló- el paso de los animales se habría realizado mediante chatas ganaderas por medio del río Paraguay, desembarcando en los puertos propios de estancias de la firma. "Una parte se embarcaría desde una estancia cuyo propietaria es la familia Argaña en Paraguay, desembarcando en los campos La Emilia, en Formosa, y otra iría a la estancia Monteaguado, alquilada por la tradicional firma consignataria".

Desde esos campos, agregó el legislador, "los animales se redistribuirían por millares a todo el país, sin mantener ningún tipo de control y previa legalización".

Según remarcó Bermúdez, estas transacciones "se habrían realizado por medio de Rodmei Fannel, desde el lado paraguayo, y por Carlos Meyer desde la Argentina. Este último, por su influencia política y la cercanía al máximo nivel del Poder Ejecutivo Nacional, ejercería ascendencia sobre un alto funcionario del Senasa de Formosa, lo que habría facilitado la legalización de la hacienda".

Fronteras débiles


Ante estas denuncias, el Secretario de Agricultura de Santa Fe, Oscar Alloatti, remarcó que "es probable que hayan ingresado animales desde otros países en estas condiciones debido a que las fronteras tienen límites de fácil franqueo".

Por lo general Santa Fe, provincia no limítrofe, "recibe una parte de la hacienda que proviene de la zona limítrofe, y cuando ésta ingresa sin identificación, después puede ser identificada con una marca de productores de nuestro país. A partir de ese momento, este animal pasa a ser argentino", explicó el funcionario.

Por lo tanto, para que esto no ocurra "lo único que se debe hacer es impedir el paso de animales por las fronteras".

Como se conoce, el Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa), tiene a su cargo, junto con personal de Gendarmería, la custodia del ingreso de animales y vegetales al país. Sin embargo, "creemos que estos controles en la frontera no fueron suficientes".

Ante estas denuncias que ayer se hicieron públicas, "nosotros solicitamos que se tomen las medidas pertinentes para que los responsables reciban las sanciones que corresponden".

Con urgencia


Bermúdez, tras describir el mecanismo que se había implementado, solicitó que se realice un tratamiento preferencial para dentro de tres sesiones de un proyecto que firmó junto a su par, Antonio Grbavac, para conocer los alcances y perjuicios que la pérdida de este status produce en la economía nacional y en la industria frigorífica exportadora.

En este sentido señaló: "La gravedad de lo sucedido en el tema aftosa está dada en el desastre económico que significa para los productores y la industria".

A lo que se suma una determinada "fragilidad que en estos momentos están demostrando las instituciones de la República, lo cual exige que el presidente de la Nación despeje toda duda de favores políticos o tolerancia cómplice en cualquiera de los niveles de gobierno".

ExpoChacra 2001 produce preocupación


La Confederación de Asociaciones Rurales del Centro y Litoral Oeste (Carclo) expresa en un comunicado de prensa su preocupación por la realización de la ExpoChacra 2001 en medio de un contexto de tanta inseguridad epidemiológica que vive el país.

Al respecto, puntualiza que "la situación sanitaria provocada por la aftosa, plantea interrogantes a la luz de los próximos acontecimientos en contraste con los recaudos que frente a esta circunstancia se toman en otros países. Mientras las distintas naciones europeas implementan restricciones como la suspensión del tránsito de hacienda, de vehículos, la confinación en sus establecimientos a productores cuyos rodeos han resultado afectados, desinfección de los niños para que puedan asistir a las escuelas, entre otras para evitar la propagación de la enfermedad; Argentina, que ha admitido la existencia de aftosa, encontrándose en una etapa de vacunación en las áreas más susceptibles, se apresta a realizar en Santa Fe la ExpoChacra 2001".

Si bien la entidad reconoce la importancia que tiene esta muestra agroindustrial por donde transitarán cerca de 100 mil personas; "se corre el riesgo de que la misma se transforme, por la inevitable interacción de contactos, en un explosivo foco de contagio de la enfermedad en todas las direcciones del país".

En este sentido, Carclo recalca su preocupación, frente "a esto que consideramos una nueva irresponsabilidad del Senasa, quien al contar con la información necesaria para hacer un análisis y proyección del riesgo epidemiológico, no ha tomado la previsión drástica de evitar semejante posibilidad, suspendiendo con tiempo su realización".

Sin actividad ganadera


Los organizadores de Expochacra 2001 resolvieron suspender todas las actividades ganaderas ante la situación que viven los rodeos vacunos de cría e invernada respecto de la fiebre aftosa.

Por esta razón, "los organizadores de la mencionada muestra, las entidades de criadores, asociaciones y empresas han resuelto suspender todas aquellas actividades que hubiesen supuesto la movilización y concentración de hacienda", según señalan en un comunicado de prensa.

Esta decisión ha sido tomada, "dándole prioridad a los intereses de nuestra industria pecuaria y debe interpretarse como una contribución, de todos los que trabajan en la realización del evento, a la solución del problema que hoy nos aqueja".

A la vez comunican que desde hace varias semanas, "se está trabajando junto con el Senasa en la implementación de las medidas de prevención y salvaguarda que se aplicarán durante esta exposición".

Reunión


El secretario de Agricultura de Santa Fe, Oscar Alloatti, informó que el lunes 19 del corriente a las 9 se realizará una reunión de la Comisión Provincial de Sanidad Animal (Coprosa), en la que también participarán los representantes de las Unidades Ejecutoras Locales (UEL).

En esta oportunidad se tratarán distintos temas relacionados con la actividad productiva, pero se hará principal hincapié en el programa de contingencia y monitoreo contra la fiebre aftosa, el que se está llevando a cabo en nuestra región, y en la propuesta de comenzar a vacunar al rodeo lechero.

Aunque "todo esto lo vamos a analizar porque depende casi exclusivamente de la disponibilidad de vacunas con la que contemos. Al parecer, a fines de marzo se contaría con más dosis para ser utilizadas en otras zonas de la provincia", puntualizó Alloatti.

Se suman nuevos focos


El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Dardo Chiesa, aseguró que "los focos de aftosa en la provincia de Buenos Aires ya abarcan más de 30 distritos, comienzan en el noroeste, concretamente en Villegas, Ameghino, Pinto, Rivadavia y Trenque Lauquen y se va desparramando cada vez más".

Según mencionó el dirigente rural, los focos aftósicos de la provincia de Buenos Aires se deben sumar a los ya aparecidos en otros 14 distritos de La Pampa, del sur y centro de la provincia de Córdoba y del sur de Santa Fe.

Al respecto, Chiesa recalcó que "es lógico que la enfermedad se extienda cada vez más, debido al transporte de animales que se está dando de una zona a otra, máxime en esta época de destete, donde se moviliza mucha hacienda, alrededor de 4,5 millones de cabezas de la región de cría a la de engorde, lo que, consecuentemente, hace que se aumenten los contagios. Esta situación, a su vez, se ve favorecida por la falta de vacunas, la propia actividad viral, que es época de cosecha y hay movilidad de maquinaria agrícola de campo a campo y de camiones de campo a puerto que contribuyen a dispersar el mal".

Sectores desprotegidos


Ante este contexto, el titular de Carbap remarcó que el gobierno nacional debe atender por ejemplo a los tamberos "que no van a tener nada que ordeñar, porque cuando las vacas se enferman de aftosa se secan y a los que tienen ganado en engorde les pasa lo mismo, dado que sus animales con llagas en las patas y en la boca no comen ni caminan. Todos estos productores tienen compromisos financieros que no van a poder hacer frente, porque no tienen dinero y tampoco tendrán nada para vender".

Como se recordará, en medio de este panorama, el Senasa jamás confirmó de manera oficial la existencia de aftosa y nunca respondió a notas que en tal sentido le remitimos durante siete meses", denunció Chiesa, a la vez que consideró que es necesario que se reconozca la existencia de esta enfermedad a nivel nacional, por el bien de los productores y de la ganadería argentina.





Diario El Litoral - Copyright 2020