El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2010/07/04/economia1/ECON-03.html

No hay financiamiento externo

Se achica la balanza comercial y aumenta la presión inflacionaria

El tipo de cambio se atrasa para contener los precios, pero eso achica el saldo comercial y acelera la fuga de capitales. La producción interna enfrenta problemas de competitividad.

De la redacción de El Litoral

economia@ellitoral.com

DyN

Ante la falta de superávit primario y la imposibilidad de colocar deuda, el gobierno sólo dispone de las reservas del BCRA para financiar el pago de la deuda, lo que aumenta la relevancia del saldo comercial como único proveedor de dólares a la economía en general y al Banco Central en particular.

La consultora Econométrica advirtió que de acuerdo a sus estimaciones, la balanza comercial registrará este año un superávit en torno a los 14.100 millones de dólares, equivalente al 4 por ciento del PBI, lo que implicaría una reducción de 2.900 millones comparado con el saldo positivo de 17 mil millones del récord registrado en 2009.

En la misma línea, la consultora Finsoport calculó que el superávit comercial se ubicaría en torno a 13 mil millones de dólares, achicando así su pronóstico inicial de 16 mil millones.

Al respecto, destacó que la existencia de un superávit comercial sistemático se convirtió en uno de los “pilares” de la dinámica macroeconómica de los últimos años, dado que permitió reducir el endeudamiento respecto de los agentes extranjeros, financiar las inversiones con ahorro doméstico y contrarrestar los episodios de “fugas de capitales”.

Así, advirtió que “uno de los desafíos macroeconómicos que deberá enfrentar nuestro país durante el próximo año radica en la preservación del saldo comercial”. En este sentido, sostuvo que los sectores exportadores presentarán “limitaciones para expandir sus ventas, tanto por restricciones productivas como por el escenario internacional adverso”.

“Por otra parte, de mantenerse el crecimiento de la demanda interna, las importaciones continuarán expandiéndose a tasas elevadas, debido a los problemas de competitividad y/o al déficit de inversiones que presentan diversas ramas que podrían sustituir a los bienes foráneos, así como por el agotamiento de los recursos energéticos locales”, evaluó.

Contexto internacional

Econométrica, en su informe sobre “La crisis del euro y su impacto en la Argentina”, explicó que el shock no impactó significativamente por el lado comercial “porque hasta ahora no disminuyó la demanda de alimentos ni afectó el precio de la soja, como tampoco modificó la cotización del real brasileño”.

Señaló que la apreciación del tipo del cambio real que se está registrando “tiende a acelerarse ante el repunte inflacionario local y la devaluación del euro en los mercados internacionales”.

“Esta apreciación del tipo de cambio real augura un potencial impacto sobre el saldo comercial, debilitando el principal canal de divisas que evita que la economía caiga en el recurrente ciclo de “stop and go’, como también provee recursos para el pago de la deuda externa”, alertó.

La consultora analizó que si todo el esfuerzo para estabilizar la economía se centra sólo sobre el tipo de cambio, el atraso cambiario terminará “agotando el superávit externo”.

Así, previno que ante cualquier indicio de reducción del superávit externo “se incrementará la salida de capitales que a la larga forzará la devaluación del peso para no afectar las reservas y/o el nivel de actividad”.

Azúcar

Guillermo Moreno ordenó limitar la exportación para cuidar el abastecimiento interno. Como en otros productos -trigo, lácteos- el gobierno reduce las exportaciones a nombre de la mesa de los argentinos, pero eso reduce el ingreso de divisas. La solución es producir más, pero los inversores no confían por las propias intervenciones de Moreno que distorsionan la ecuación de las cadenas productivas. La importación de azúcar de Brasil y Colombia desencadenó la decisión oficial; Moreno dispuso que se exporten no más de 150 mil toneladas de azúcar hasta el 30 de septiembre. Durante 2009, la exportación de azúcar sumó cerca de 800 mil toneladas, monto que se constituyó como excedente de la demanda interna sobre una producción total de 2.250.000 toneladas de este producto.



Diario El Litoral - Copyright 2020