El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2010/07/04/regionales/REGI-01.html

Un proyecto que abre expectativas

Para colonizar el extremo noroeste de la provincia

Ochenta familias viven donde casi nadie vive: en el ángulo noroeste de la provincia, donde Santa Fe limita con Chaco y con Santiago del Estero y sueñan con poseer las tierras que trabajan.

Eloy Rodríguez

erodriguez@ellitoral.com

Días pasados, la Cámara de Senadores de la Provincia dio media sanción, por unanimidad, al Proyecto de Colonización del establecimiento Los Algodonales. Se trata de una iniciativa del Senador Ing. Hugo Terré, quien, como primer acto de su gestión, involucró dicho propósito en el Plan Estratégico diseñado para el Departamento 9 de Julio.

Entre los fundamentos expuestos por el Senador Terré, se destacan características agronómicas de Los Algodonales, explotación ubicada en el vértice noroeste del distrito Gregoria Pérez de Denis (El Nochero) del departamento 9 de Julio.

Su límite norte es el paralelo 28 límite con de la provincia del Chaco y al oeste la Ruta Interprovincial Nº 35 lo separa de la provincia de Santiago del Estero. Según los datos catastrales está dividido por la Ruta 30, al norte, cuya partida es 002044/0001-7, tiene una superficie de 17.536 ha y al sur, partida 002044/0002-6, con 12.500 ha. Son 30.036 has. a nombre de Los Algodonales S.A cuya dirección es San Martín 551 P1, 36-C Capital Federal (1004).

Se trata de hectáreas improductivas desde hace años, instaladas en el centro de los bajos submeridionales. Tiene aptitud ganadera, sólo hay sectores muy localizados donde se podría hacer una agricultura de algodón o de doble propósito. Hay sectores inundables cuando se dan precipitaciones importantes, por lo que es primordial el manejo racional del agua de lluvia a fin de disminuir los riesgos y reservar para el consumo animal que es la limitante de la receptividad ganadera.

Los suelos presentan problemas de sodicidad en superficie y drenaje imperfecto lo que restringe seriamente algunas actividades agrícolas.

Desde el oeste ingresa la Cañada de las Víboras, trayendo el arrastre de sales de las Salinas de Santiago del Estero en épocas de lluvias importantes, por lo habría que dejar casi 3.000 Has como reserva de uso comunitario, preservando los recursos naturales.

El ingreso de estas sales ocasiona serios problemas en el campo en cuestión, en El Nochero y aguas abajo. La salinización se da en los suelos y en las fuentes de agua que son muy escasas. La reserva debe ser tomada como política del Estado Provincial para implementar prácticas de manejo que permitan acotar al curso de la Cañada el paso de las sales y el traslado de las mismas a campos aledaños.

Como la limitante más importante es la falta de agua de calidad aceptable para el consumo ganadero, se deben dar algunos pasos previos al parcelamiento, como: Estudios geoeléctricos de fuentes para detectar bolsones o paleocauces de agua para ganadería; estudio de construcción de represas para cosechar y acumular agua de lluvia, analizar la utilización de aguadas comunitarias y pensar en dormideros terraplenados con capacidad suficiente para la estadía del ganado en inundaciones.

Familias involucradas

Son 81 familias de medianos y pequeños productores, cuyos hijos, más de 300, tienen la necesidad de independizarse y no pueden hacerlo por falta de tierra. Las superficies familiares son muy pequeñas y no permiten otra subdivisión que asegure la subsistencia, evitando emigrar a las grandes ciudades sin un destino cierto o radicarse en algún pueblo cercano viviendo del asistencialismo y de alguna changa.

El artículo 28 de la Constitución Provincial dice que: “Se promueve la racional explotación de la tierra por la colonización de las de su propiedad y de los predios no explotados o cuya explotación no se realice conforme a la función social de la propiedad y adquiera por compra o expropiación”. Está claro que el gran cambio es la desconcentración y la radicación de gente en el campo. En el departamento 9 de Julio se ha perdido el 35% de la población rural de un censo a otro, lo que no permitió un desarrollo armónico y sostenido de las economías regionales.

Las últimas colonizaciones en el noroeste datan de 1976, cuando se desarrollaron parcelas de 200 a 400 has. C/u, como General Belgrano; La Irene; El Dichoso, San Jorge, Las Teresas, Lamadrid, etc..

La Colonización provoca la transformación agraria convirtiendo a arrendatarios y aparceros en propietarios y radica a los productores que carecen de la posibilidad de lograr por si mismos el acceso a la propiedad de la tierra. Así se desarrollaron colonias a través del Consejo Agrario Nacional y particularmente en la Provincia en la que es hoy la ciudad de Esperanza.

Se trata de hectáreas improductivas desde hace años, instaladas en el centro de los bajos submeridionales. Tiene aptitud ganadera, sólo hay sectores muy localizados donde se podría hacer una agricultura de algodón o de doble propósito.

Para colonizar el extremo noroeste de la provincia

Gregoria Pérez de Denis, más conocida como El Nochero, es una pequeña población del noroeste santafesino, a casi 450 kilómetros de la capital.

Foto: Néstor Fenoglio

El Nochero.pdf

Infraestructura zonal

Al establecimiento, 15 Km al noroeste de El Nochero, llega el pavimento que lo une con la R.N. 95 (pavimentada) y el FF.CC. Gral. Belgrano. Al campo lo divide la Ruta Provincial Nº 30 (de tierra) que, 25 Km. mediante, lo une también con la ruta 95.

Existen a su alrededor caminos comunales que permiten el acceso y escuelas rurales. En la zona se encuentra la Aldea Rural de la Escuela 1178, un club y electrificación que llega hasta campos y escuelas muy cercanas.

/// EL DATO

2.jpg

Campo algodonero en el distrito de Gregoria Pérez de Denis.

Foto: Néstor Fenoglio



Diario El Litoral - Copyright 2020