El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2010/10/23/educacion/EDUC-01.html

Balance positivo del traslado desde Recreo a Santa Fe

Liceo Militar: ya no hay vacantes

en el nivel inicial y primer grado

La institución está funcionando a pleno en las recuperadas instalaciones del ex Regimiento 12 de Infantería. Con las reformas, la abandonada infraestructura se transformó en un campus educativo de primer nivel. Su nueva ubicación dentro de la ciudad generó un crecimiento de la matrícula.

1.jpg

Un nuevo lugar, los mismos valores. Con el traslado desde Recreo al predio del ex Regimiento 12 -en el centro de la ciudad-, la matrícula del Liceo Gral. Belgrano aumentó notablemente en poco tiempo. La institución consolida su identidad y su oferta educativa.

Foto: Mauricio Garín

 

De la redacción de El Litoral

educacion@ellitoral.com

El Liceo Militar General Manuel Belgrano registra un notable crecimiento de la matrícula a partir de su traslado desde Recreo hasta su actual ubicación en avenida Freyre al 2100 de la ciudad de Santa Fe. A poco más de un año de la mudanza completa de su actividad al radio urbano santafesino, la institución educativa ocupa a pleno las remozadas instalaciones de lo que fuera el Regimiento 12 de Infantería.

“Uno de los objetivos del traslado, que se ha logrado, es que aumentó la inscripción de alumnos. Ya no hay vacantes, tanto en el nivel inicial como en los primeros años de la primaria, y hasta tuvimos que crear un tercer curso de 1er. grado”, destacó el coronel Carlos Guillermo Bollati Segura, director del Liceo Militar.

“El balance del traslado es positivo”, consideró la máxima autoridad de la institución. Adujo que, “si bien se perdieron espacios verdes debido a que el predio de Recreo contaba con 55 hectáreas y éste tiene sólo 11, la ubicación estratégica dentro de la ciudad le otorga más vida a nuestro Liceo”.

El establecimiento ofrece tres niveles educativos: inicial (salas de 3 a 5 años), primario y secundario (cadetes). La matrícula promedia los 650 alumnos. Hay 150 chicos del inicial, 329 del primario y 170 del nivel secundario. El 50 % de los cadetes (estudiantes secundarios) es de la ciudad y el resto, del interior santafesino u otras provincias.

“El objetivo es brindar una educación integral cívico-militar. Formar ciudadanos modelo, con sólidos valores humanísticos, éticos y morales. Herramientas que les permitirán desarrollarse humanamente y en su vida profesional”, expresó Bollati Segura.

Traslado

En abril de 1998 se firmó un acuerdo de intención con el gobierno de la provincia para el traslado del Liceo Militar al ex Regimiento 12. Como parte del convenio, el Estado santafesino se quedaba con las instalaciones de Recreo y debía costear las obras para poner a punto los edificios de avenida Freyre, que se encontraban desocupados desde hacía años y con un avanzado deterioro.

Luego de marchas y contramarchas del proyecto, recién en mayo de 2006 comenzaron los trabajos de rehabilitación, refuncionalización y puesta en valor de las instalaciones; y en agosto de 2007 se trasladaron los primeros alumnos, del nivel inicial y primario. Las obras de readecuación edilicia continuaron y la mudanza se completó a mitad de 2009, con la reubicación de los cadetes del secundario.

Al día de hoy, el complejo está recuperado en su totalidad y las imponentes instalaciones conforman un campus educativo de primer nivel en el centro de la ciudad.

Las obras, nivel por nivel

El predio del ex Regimiento 12 de Infantería tiene una extensión de 11 hectáreas. El sector principal corresponde al área de Dirección y Estado Mayor. Los tres edificios o “naves” centrales están ocupados por los niveles primario, secundario y el alojamiento para pupilos. En otras instalaciones aledañas funcionan el nivel inicial y el área de servicios.

En la Dirección y Estado Mayor se remozaron los despachos principales y la sala histórica, que cuenta con un museo. Por su parte, para el sector del nivel inicial hubo amplias mejoras edilicias en las salas de 3, 4 y 5 años, el patio principal y el SUM.



Reseña histórica

El Liceo fue creado en la ciudad de Santa Fe el 10 de noviembre de 1947. El 1º de abril de 1948 se produce la apertura de los cursos, con una población estudiantil inicial de 150 cadetes provenientes de todo el Litoral. Eran los primeros pasos de la institución.

En 1952 egresa la primera promoción de bachilleres y subtenientes de Reserva del Arma de Infantería.

Al comenzar el año 1979 se produce el traslado a la localidad de Recreo. La constante actualización y transformación de las Fuerzas Armadas asignan un nuevo rol a los liceos militares.

A partir de 1993 el Gral. Belgrano se inserta en las estructuras, formalidades y tradiciones del Arma de Caballería, para comenzar a ser la única fuente de reclutamiento de oficiales de reserva de esa especialidad del Ejército Argentino. Se incorporan al establecimiento alumnos externos (medio pupilos) permitiendo a los radicados en la zona cercana al instituto, la posibilidad de regresar junto a su familia al finalizar las actividades de la tarde.

En el año 1995 se produce la inserción definitiva de la mujer en todos los estamentos del Ejército. Ingresa la primera promoción femenina.

Entre 2007 y 2009, el Liceo Militar Gral. Belgrano se traslada a la ciudad de Santa Fe a las instalaciones del Ex Regimiento 12 de Infantería (actual emplazamiento).

Cerca de 10.000 cadetes pasaron por las aulas del Liceo a la largo de su historia. De alrededor de 4.600 cadetes egresados el 80% obtuvo un título universitario, estimaron fuentes de la institución.

2.jpg

Al nivel inicial asisten 150 niños para las salas de 3, 4 y 5 años.

Foto: Mauricio Garín

3.jpg

En el nivel primario asisten 329 alumnos. Es de 6 grados, y el secundario de 6 años. La estructura de niveles educativos es diferente a la que rige en las escuelas oficiales de Santa Fe.

Foto: Mauricio Garín

4_mg.jpg

Los alumnos del nivel medio reciben una formación educativa integral. El 1º año de secundaria -equivalente al 7º grado de primaria en el otro sistema- es un año preparatorio: los chicos se consideran cadetes recién a partir del 2º año.

Foto: Mauricio Garín

 

En el edificio del nivel primario fueron reacondicionadas todas las aulas (que albergan entre 20 y 25 alumnos por curso), así como sanitarios y pasillos externos. Se colocaron barandas protectoras en las escaleras. También se refaccionó un amplio espacio donde se pretende crear una biblioteca escolar completa, con material bibliográfico, computadoras con acceso a Internet y a contenidos de consulta multimedia. “Será la biblioteca del futuro”, coincidieron varios docentes de ese nivel. También se acondicionó la cantina escolar, un ámbito espacioso para los chicos.

En el inmueble del nivel secundario, además del arreglo de aulas, pasillos y escaleras, se reorganizó y restauró la biblioteca histórica del Liceo, con ediciones antiquísimas que pudieron ser recuperadas. Preceptoría, laboratorio central de Biología, sala de dirección y profesores, y las cabinas con equipos de audio personales para el estudio del idioma extranjero fueron refuncionalizados. Los alumnos también cuentan con Internet Wi-Fi en todo el edificio del nivel medio.

Se remodeló, además, el casino de cadetes, que es una sala de recreación con juegos de mesa, TV con cable, pantalla de proyección de películas, entre otras opciones. Atrás de ese edificio, se erige un inmueble donde funciona el comedor y un amplio salón de actos.

Régimen de pupilos

Los pupilos que están en el régimen de internado (residen y estudian durante toda la semana en el liceo y el fin de semana regresan a sus hogares) tienen su moderno albergue en el edificio de alojamiento. Por cada piso, hay una serie de habitaciones adecuadas para los internos de los distintos años, sanitarios en óptimas condiciones y demás comodidades. La planta baja se reserva para la estadía de las cadetes mujeres.

La convivencia se rige por un estricto orden de disciplina, que lleva a los alumnos a respetar horarios de actividades educativas y pautas de convivencia interna, desde la organización de los efectos personales (prendas, elementos de aseo personal, etcétera) hasta el mantenimiento de la higiene de los baños y duchas.

Finalmente, en el sector del predio adonde se encuentran las instalaciones de servicios, se refuncionalizó el parque automotor, se instalaron un centro de sanidad y de odontología, la carpintería, el puesto de incorporación y reclutamiento, un depósito de suministros, y se recuperó un histórico edificio de madera, entre otras obras ejecutadas.

Proyectos futuros

Las autoridades del Liceo Militar pretenden incorporarle mejoras al complejo. La idea es vincular la institución a la vida urbana y, para eso, tienen en mente algunos proyectos, como reemplazar el viejo muro perimetral por rejas que permitan ver hacia el interior de la institución, mejorar la iluminación de la zona y construir en sus veredas un “corredor aeróbico” para ser usado por los vecinos del barrio Roma.

Se está trabajando, asimismo, en la instalación de una sección hípica en el ex Gada, ubicado en el barrio de Guadalupe, para que los cadetes puedan hacer sus prácticas de salto, polo y otras disciplinas a caballo.

A 50 metros del Liceo Militar -detrás de los edificios de La Florida- hay un campo de deportes que todavía el gobierno no entregó formalmente a la institución y que había formado parte del acuerdo. Los alumnos realizan allí sus actividades deportivas.

En imágenes ///

a.jpg

Espacio para la lectura

La biblioteca histórica del liceo cuenta con un completo material de estudio, además de volúmenes y ediciones antiguas de gran valor bibliográfico.

Foto: Mauricio Garín

b_mg.jpg

Comedor

El comedor del liceo recibe a diario a los alumnos de la institución. Es a su vez un espacio donde los chicos comparten un momento de socialización.

Foto: Mauricio Garín

c_mg.jpg

Orden y disciplina

En las habitaciones de alojamiento para los pupilos, se destaca el orden. Las estrictas pautas de organización sostienen una convivencia armoniosa.

Foto: Mauricio Garín



Diario El Litoral - Copyright 2021