El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2011/08/09/opinion/OPIN-04.html

Al margen de la crónica

Una visita tan inesperada como peligrosa

Una pitón birmana de más de tres metros de largo fue capturada en las afueras de Miami, donde este animal se ha convertido en un grave problema para el frágil ecosistema de los pantanos de los Everglades.

El Departamento de Bomberos del condado de Miami-Dade informó que la culebra constrictora estaba escondida debajo de un remolque cuando fue avistada por el dueño de una granja, que le atribuyó la reciente desaparición de varias cabras, gatos y pollos.

“Recibimos una llamada en la que se nos informó que una gran culebra estaba debajo de un remolque en una granja. Una unidad fue enviada a la escena donde una gran pitón birmana fue avistada”, detalló esa agencia gubernamental en un comunicado.

Integrantes de la unidad especial de ese departamento acudieron al sitio, impidieron que la pitón escapara agarrándola por la cola y la retuvieron hasta que arribó un especialista en la captura de este tipo de reptiles. “Esta era una pitón birmana que nació en estado silvestre y que provino de los Everglades”, indicó Scott Mullin.

Este tipo de reptiles no venenosos se han adaptado a las condiciones de los pantanos de los Everglades y han comenzado a reproducirse, lo que ha ocasionado preocupaciones a las autoridades por tratarse de una especie invasora.

Científicos de Florida han calculado la población en más de 50.000. Su presencia en el sur de Florida es atribuida a personas que las adquieren como mascotas y cuando crecen las liberan en los pantanos, donde se reproducen.

En 2009, una niña de dos años murió estrangulada mientras dormía por una serpiente pitón birmana que se escapó de su jaula en la casa donde vivían en el condado de Sumter, al norte de Orlando.

La madre de la menor y su novio fueron declarados culpables en julio pasado de asesinato en tercer grado, homicidio sin premeditación y negligencia infantil.

La Comisión para la Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre de Florida (FWC) ya advirtió en 2009 que estaba “viendo un escenario explosivo” con la población de pitones, por lo que había comenzado a implementar medidas de control.

El gobierno estatal aprobó una ley que prohíbe la adquisición de pitones birmanas y de otros seis reptiles como mascotas.



Diario El Litoral - Copyright 2021