El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2011/12/10/nosotros/NOS-10.html

Cómo vestirnos para las fiestas de fin de año

836756.JPG
 

Les sugiero algunos tips para elegir la prenda ideal, para estar cómodas y divinas en los festejos de Nochebuena y del 31, y también para las fiestas laborales para despedir el año.

TEXTOS. LIC. LAURA MALPELI DE JORDAAN (ASESORA DE IMAGEN CERTIFICADA POR COLOUR ME BEAUTIFUL). FOTOS. EL LITORAL.

En general, en estas fechas de fin de año, las familias y amistades se reúnen por la noche y los festejos duran bastante. Por eso, hay que elegir con cuidado el vestuario y los complementos, incluyendo el calzado: queremos estar divinas pero también cómodas.

Lo más importante es respetar el estilo propio para estar a gusto con las prendas elegidas. Si tu estilo es romántico, los moños, volados o encajes serán un excelente recurso a incorporar. Las más clásicas estarán cómodas con prendas tradicionales y no con jeans y chatitas.

Para la mujer llamativa es una excelente ocasión para lucir alguna prenda en rojo mientras que la mujer natural tenderá a usar tonos más tranquilos o apagados y sin estampados.

Desde ya, podemos vestirnos de forma diferente a lo que usamos todos los días pero el objetivo será respetar el estilo personal como ocurre en los ejemplos antes mencionados.

Con respecto a los tradicionales rojo, verde y blanco, tenemos que considerar su significado cultural:

•Blanco: está asociado con la pureza, la dignidad y la honestidad. Simboliza el inicio y las nuevas posibilidades. Por eso es un color muy usado en Año Nuevo.

•Verde: relaja al ojo y es uno de los preferidos por la mayoría de la población mundial. Representa la naturaleza, la sabiduría y la calma. Los tonos claros son luminosos, femeninos y aportan frescura al look. Los oscuros denotan más autoridad, son más conservadores y clásicos, pero hay que usarlos con discreción para que no eleven la edad.

•Rojo: es muy llamativo. Funciona bien cuando se quiere ser el centro de atención porque genera un impacto.

Estos colores en estado puro pueden no ser los más sentadores porque no nos iluminan ni aportan frescura al rostro ya que para nuestra tez, color de ojos y cabello hay otros colores que mejoran nuestro aspecto. Sin embargo, no es motivo para dejar de usarlos: debemos procurar que estos colores estén en nuestro outfit alejados del rostro para que no resalten las imperfecciones.

Por último, para los accesorios que elijamos, debemos colocarlos en partes del cuerpo que nos interese destacar ya que llaman la atención y llevan la mirada a la zona del cuerpo en que se ubiquen. Si por ejemplo, no nos gusta destacar la zona abdominal, es preferible dejar de lado cinturones y fajas, dando prioridad a otros accesorios como aros, collares, anillos o pulseras.

CELEBRAR CON COLEGAS

En esta época, las empresas también organizan fiestas y eventos para despedir el año y festejar la llegada del que comienza. La idea no es darles consejos para salir del trabajo e ir directo a la fiesta con un look acorde sino que hay otros factores a destacar, de suma importancia.

Estos factores son:

• la imagen que los demás tienen de nosotros es altamente subjetiva y depende de cómo actuamos y cómo nos vemos.

• si bien es un clima festivo nunca debemos olvidar que estamos con colegas, compañeros de trabajo y jefes de la empresa.

• cualquier conducta “no adecuada” que manifestemos puede actuar en detrimento de nuestra imagen.

Teniendo esto en mente, les sugiero averiguar dónde se realizará la fiesta para vestirse acorde al objetivo de ella: no nos vamos a vestir igual si es en un salón por la noche que si es en una estancia durante el día. En cuanto a la vestimenta, lo importante es pensar que todo el día vamos a estar usando la misma indumentaria, por lo que debe resultarnos cómoda.

COMPLEMENTOS BÁSICOS

Para optimizar el look para la fiesta se recomienda dar importancia a los complementos, dejando la misma indumentaria, en el caso de tener que ir directamente del trabajo al evento, que suele suceder en la mayoría de los casos.

La indumentaria puede ser un poco más especial que la que usamos a diario, incorporando alguna prenda como una blusa de seda o satén o un saquito con algún bordado o aplique especial.

Los complementos son nuestros aliados en esta misión de vernos aptas para el trabajo e inmediatamente después, aptas para una fiesta: se recomienda llevar en la cartera o bolso un accesorio apropiado para el evento (por ejemplo, un maxi collar o un collar bien colorido, un anillo de cocktail) y un par de zapatos que sea más apropiado para el evento, sin perder la comodidad. Tampoco debe faltar en nuestra cartera todo lo necesario para retocar el maquillaje y adecuarlo al contexto del evento.

Una última recomendación sería hacer algo distinto con el cabello. Si siempre lo usamos recogido, usarlo de ese modo para trabajar y dejarlo suelto para el evento. Otra variante podría ser peinarlo (brushing o planchita) para vernos elegantes y sofisticadas y, de cierta forma, distinta a cómo nos vemos a diario.

573910.psd
943699.JPG

+ información

www.styletto.com.ar.



Diario El Litoral - Copyright 2019