El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2013/06/10/opinion/OPIN-04.html

Al margen de la crónica

Monumento al ateísmo

El primer monumento al ateísmo en suelo estadounidense será inaugurado este mes en la pequeña ciudad de Starke, en el norte de Florida, considerada profundamente cristiana, a pocos metros de otro dedicado a los Diez Mandamientos.

La inauguración, que tendrá lugar el 29 de junio, ya ha levantado ampollas entre muchos vecinos de esta población de apenas 5.000 habitantes.

El monumento consiste en un monolito de granito gris de unos 680 kilos de peso con una estela con citas de Thomas Jefferson, Benjamin Franklin, John Adams y Madalyn Murray O’Hair, fundadora de la organización Ateos Americanos, responsable de la instalación. “No queremos provocar a grupos cristianos ni a nadie, pero si lo toman así qué le vamos a hacer. Sólo tratamos de ejercer nuestro derecho bajo la Primera Enmienda” a la Constitución, que reconoce la libertad de expresión, señaló Dave Muscato, director de comunicaciones de American Atheists.

Muscato explicó que su organización no estaba dispuesta a aceptar que el monumento erigido para honrar los mandamientos bíblicos estuviera instalado junto a la sede de un tribunal, en un terreno público propiedad del gobierno local.

De manera que esta organización de ateos militantes decidió en 2012 pasar a la acción y demandar al condado por violar la Primera Enmienda a la Constitución, que contempla la separación de la Iglesia y el Estado, además de la libertad de expresión.

Pero la situación se tornó rocambolesca cuando las autoridades, para evitar un proceso por demanda en los tribunales, pidieron a los responsables de la colocación del monumento religioso que retiraran la obra, y de repente, el condado se encontró con un doble problema: la negativa de los cristianos a retirar su monumento, con una amenaza de demanda si las autoridades procedían a su retirada, y la demanda de American Atheists.

Finalmente se acordó que permaneciera en el mismo lugar el monumento a los Diez Mandamientos y que los ateos pudieran instalar su propia obra, a pocos metros de la primera.



Diario El Litoral - Copyright 2020