El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2015/08/29/educacion/EDUC-01.html

Después del traslado desde Recreo al predio de Avda. Freyre

Liceo Militar: en seis años, la matrícula creció casi un 25 %

  • La institución dispuso jornadas extendidas, talleres de actividades físicas, lúdicos e intelectuales. Hay un nuevo régimen de semi-internos. El desafío: llegar con la oferta educativa al interior provincial.
14-IMG_8469.jpg

Cadetes. Los alumnos del nivel secundario tienen un régimen de semi-internos e internos. Además de las actividades educativas hay talleres de educación física, intelectuales y de recreación. Foto: Guillermo Di Salvatore

 

De la Redacción de El Litoral

educacion@ellitoral.com

El Liceo Militar General Manuel Belgrano asume nuevos desafíos en su misión educativa de formar alumnos. Y ha crecido sostenidamente en número de alumnos inscriptos, después del traslado de Recreo -en 2009- al ex Regimiento 12 de Infantería: de 2010 a 2015, la matrícula de todos los niveles creció casi un 25 % (652 alumnos hubo en 2010, y 806 este año), según datos de la propia institución.

“Se incrementó mucho la matrícula en el nivel inicial y primario. En el primario, de una sola división hoy hay tres, de todas las aulas y grados. También hay una jornada extendida para 1º y 2º grado, hasta las 13.30. En el inicial, se duplicó el número de salas: hay dos salas de tres, tres de cuatro y tres salas de cinco años”, contó a El Litoral el Prof. Fabián Gutiérrez, secretario de la institución, que tiene como director al Cnel. Norberto P. Zárate, y como subdirector al Tte. Cnel. Juan S. Vilarullo.

Secundario

En el nivel secundario (cadetes) hay muchos chicos de la ciudad, pero también de la Costa y de otras zonas aledañas. “Ahora estamos tratando de volver al interior, para que la gente tenga en cuenta al Liceo como una propuesta educativa. Desde el interior provincial todavía hay gente que desconoce que el liceo sigue funcionando, porque no sabe que nos mudamos”, agregó Gutiérrez.

Se dividió la modalidad de residencia: ahora para los chicos del secundario hay un régimen semi-interno y otro interno. En el semi-interno, los alumnos llegan a las 7 de la mañana y se retiran a las 16.30 ó 18.30, dependiendo si tienen talleres (deportivos en muchas disciplinas, artísticos, intelectuales o de recreación, clases de apoyo escolar, hasta huertas), de lunes a jueves.

En el régimen de internos (antes “pupilos”), los chicos entran los domingos a la noche, y se retiran los viernes al mediodía. Están toda la semana, reciben alojamiento, alimentación, clases con una completa carga curricular, educación física y disponen de guardias médicas quienes lo necesiten. Un solo día de la semana tienen instrucción militar. Los fines de semana vuelven a sus hogares.

Los “pupilos” tienen su moderno albergue en el edificio de alojamiento. Por cada piso hay una serie de habitaciones adecuadas para los internos de los distintos años, sanitarios en óptimas condiciones y demás comodidades.

Desafíos y proyecciones

“Ya la pileta se terminó, y ahora los chicos de primaria y secundaria tienen natación como parte de la currícula de Educación Física. Se hicieron nuevas obras de remodelación”, agregó Gutiérrez.

Pero el desafío del Liceo es captar el interés de padres y alumnos del interior provincial. “Nuestro objetivo es volver a instalar la idea de que el Liceo existe y es un punto para que la gente del interior piense en la ciudad capital, para que sus hijos puedan continuar luego estudios universitarios, sea pública o privada, o hacer la carrera militar”.

“Cuesta el desarraigo. Pero el Liceo ofrece la posibilidad de que los chicos del interior de a poco vayan preparándose durante su formación escolar para seguir estudios superiores, ambientándose con la vida universitaria y con el ritmo de la ciudad”, cerró el secretario.

14-DSC_9913.jpg

La práctica de distintos deportes, como la esgrima, ocupa también un lugar importante en la educación del cadete. Foto: Luis Cetraro

El dato

El predio

  • El actual emplazamiento, donde funcionó el Regimiento 12 de Infantería (Av. Freyre, entre Juan de Garay y Salta), tiene una superficie de 10,5 hectáreas, de las cuales 25 mil metros cuadrados se encuentran cubiertos y 82 mil al descubierto, además de un espacio apartado para actividades hípicas como salto, polo y equitación.

“Nosotros preparamos alumnos para que puedan insertarse en cualquier carrera. Que estén bien formados y preparados para ser ciudadanos de bien”, destacó Gutiérrez.



Diario El Litoral - Copyright 2021