El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/152889

Preparan la segunda tanda 31 -07-2017
Se agotó la caña con ruda antes del 1° de agosto

Ocurrió este domingo en el 2° Festival de la Caña con Ruda del Paraje Chaco Chico. Mirá las mejores imágenes.



El Litoral
area@ellitoral.com

 

“No queda más”, tuvo que responder este domingo Orlando Jesús Valetti, a uno de los parroquianos que se acercó al antiguo Almacén Verona, en el Paraje Chaco Chico, a buscar una botella de caña con ruda. Entrada la noche se habían agotado las mil botellas que la familia había elaborado y este lunes trabajaban contrarreloj para embotellar una nueva tanda para recibir a la clientela el 1° de agosto con la copita preparada.

 

Es que según dice el ritual, el 1° de agosto hay que tomarse una copita de caña con ruda “para espantar los males del invierno”. Desde muy temprano, mucha gente se reune en las casas o en cualquier esquina cumpliendo un rito compartido: los tres sorbos -o siete según quien lo diga- de caña con ruda en ayunas. Se practica el ritual como una prevención contra los males que el mes acarrea, y para gozar de buena salud.

 

 

La costumbre de tomar caña con ruda es milenaria y se remonta a la cultura guaraní y pueblos del noroeste argentino, que conocían las capacidades de la ruda macho para la medicina, utilizándose contra parásitos y malestares estomacales.

 

Rodeada de innumerables frases sentenciosas: “Julio los prepara y agosto se los lleva”, “Caña con ruda, contra el mal ayuda”, “Más vale emborracharse que morirse”, la costumbre se ha vuelto inquebrantable y, verdadero o falso, en algunos lugares el rito no se discute.

 

Don Paulino

 

En nuestra zona existen varios lugares donde se consigue la caña con ruda elaborada para la ocasión. Uno de ellos es el antiguo Almacén Verona —de ramos generales—, en jurisdicción del Paraje Chaco Chico, sobre avenida General Paz al 12.000 (intersección con calle Almacén Verona).

 

Orlando Jesús Valetti, al frente del almacén de campo que es un emprendimiento familiar fundado por su abuelo Ángelo Valetti en 1938, prepara la caña con ruda como le enseñó su padre, Don Paulino. De allí el nombre que llevan las etiquetas de las botellas de caña que se elaboran en tres variedades: la clásica, dulce y picante.

 

 

El domingo pasado se realizó en el Verona el II Festival de la Caña con Ruda, con el apoyo de la Comuna de Monte Vera (a la que pertenece el Paraje) y, pese al intenso frío, fue un éxito la concurrencia. 

 

Hubo números folklóricos, asado a la estaca y torta frita, entre otras degustaciones, y los parroquianos agotaron el stock de botellas de caña con ruda Don Paulino. “Se llevaron las mil botellas que había preparado”, contó Valetti, que ayer se dedicaba en gran parte del día a embotellar más caña para recibir a los parroquianos desde primera hora de este martes.

 

Un libro

 

La escritora Susana Persello publicó este año el libro “Almacén Verona. El lugar donde reposa el tiempo” (86 pág. Ed. UNL), en el que recoge la rica historia del lugar fundado en 1938 por Ángelo Valetti.



 




Diario El Litoral - Copyright 2020