El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/177728

Recorrida en Santo Tomé 29 -08-2018
Las obras en el canal Roverano ya alcanzan el 50 por ciento

Mejorar el escurrimiento. Ese es el objetivo central que tiene el entubamiento del canal Roverano. Hasta ahora, el avance de obra llega al 46 por ciento. Foto: El Litoral


foto

Funcionarios supervisaron las tareas que se ejecutan en el sur de la ciudad. La primera etapa del conducto estaría finalizada a fin de año y favorecerá a buena parte de los habitantes radicados en Las Adelinas. Las tareas se extienden desde la desembocadura del río y llegarán hasta Batalla de San Lorenzo. 



Luis Amsler | santotome@ellitoral.com

 

Este último martes el ministro de Infraestructura y Transporte de la provincia de Santa Fe, José Garibay, junto a la intendente de Santo Tomé, Daniela Qüesta, recorrieron una de las obras más importantes que se ejecuta en esa ciudad: el entubamiento del canal Roverano. 

 

El gran conducto fue visitado por los funcionarios para conocer su estado de avance, el cual alcanzó el 46 %. Se trata de una de las intervenciones hídricas fundamentales para la zona sur de la ciudad, ya que permitirá mejorar el escurrimiento de un área que solía sufrir las consecuencias de las lluvias de consideración. 


Los trabajos marchan a buen ritmo y se concretan sobre una traza que tendrá más de 25 cuadras de largo y beneficiará a la población que habita en 320 hectáreas a la redonda. En esta primera etapa, las tareas se efectúan desde la desembocadura del río Corondá hasta calle Batalla de San Lorenzo, es decir donde se encuentra la subcomisaría Nº 16 y el Centro de Salud Raúl Alfonsín. Las mismas implican la eliminación de un zanjón a cielo abierto, la recuperación de veredas, espacios verdes y el empedrado y ensanchamiento de calles.


Dicho canal permitirá quintuplicar la capacidad de escurrimiento del agua pluvial en barrios vulnerables a los anegamientos, como es la zona conocida como Las Adelinas (Este, Centro y Oeste). Este emprendimiento considerado como “faraónico”, demanda una inversión por parte del gobierno provincial de unos 160 millones de pesos (a precio actualizado), los que forman parte del endeudamiento tomado oportunamente por el Gobierno de Santa Fe. Cabe remarcar que el proyecto ejecutivo fue realizado por el personal técnico de la Municipalidad de Santo Tomé.


Según estimaciones volcadas por el propio Garibay, de acompañar el tiempo, la primera instancia de esta obra estaría finalizada a fin de año y su funcionalidad ya estará operativa para favorecer el desagüe de los excedentes hídricos. 

 

 

 

 

Calidad y eficiencia


En diálogo con El Litoral durante la recorrida, el ministro de Infraestructura y Transporte garantizó el ritmo sostenido del plan de obras comprometido, ya que “es voluntad del gobernador Miguel Lifschitz”. “Estamos evaluando que se haga con la calidad y eficiencia que él mismo demanda, porque son obras estructurales que deben perdurar en el tiempo trascendiendo a una gestión de gobierno”, agregó.


Vale destacar que el proyecto contempla también los aportes de una pequeña superficie al sur del límite con el distrito Sauce Viejo.


Además, el ministro especificó que en este tipo de trabajos “se produce un elevado movimiento de maquinarias, equipos, personal y sobre todo de suelo, lo que supone un tiempo de intervención prolongado que provoca molestias circunstanciales a los frentistas”, señaló, aludiendo a los cortes de calles que se generan. Pero adelantó que “además del beneficio que la obra terminada supondrá para ellos, está previsto construir una calzada de mejorado de origen pétreo de 8 metros de ancho en toda la extensión de la traza, por lo que también mejoramos condiciones de transitabilidad”.



Mejor preparados


A su turno, la intendente de Santo Tomé, Daniela Qüesta, afirmó que “con este conducto las Adelinas dejará de padecer problemas severos de anegamientos porque ya se sanea la zona más crítica”. Posteriormente, Qüesta aseguró que “más allá de la cantidad de vecinos beneficiados hoy, ésta es una zona en expansión. Estamos seguros que le vamos a dar cinco veces más de capacidad de escurrimiento a todo el sector que lo que tenía en febrero del 2016, cuando pasó la última emergencia hídrica”, cerró. 



 




Diario El Litoral - Copyright 2018