El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/186159

Realidad irrefutable 16 -12-2018
Desarrollo, un área que enriquece a nuestro rugby

En una extensa entrevista con El Litoral y Cable & Diario, el Educador World Rugby y Oficial de Desarrollo de nuestra región, analizó la marcada evolución alcanzada por los clubes que conforman este estamento.



César Miño | cmino@ellitoral.com

 

Quienes conocen los pormenores de la cada vez más inmensa estructura del Rugby en la República Argentina, seguramente son conscientes de la importancia que el área Desarrollo adquirió con el paso del tiempo, a partir de su tímida irrupción en la década del noventa.

 

A punto tal, que actualmente, el 40 % de los jugadores fichados en las diferentes Uniones que conforman la Unión Argentina de Rugby pertenecen a Clubes de Desarrollo.

 

En nuestra región, Ignacio José Irigoyen es quizás la persona más capacitada para referirse al tema, a partir de la tarea desempeñada durante casi cinco años y que ahora está a punto de concluir en su condición de Oficial de Desarollo de la Unión Santafesina.

 

Amén de ello, mantiene su condición de Educador de World Rugby, por lo que seguramente habrá mucho por brindar más allá de las fronteras de su actual club: Alma Juniors de Esperanza, en el cual es Director Deportivo.

 

En una extensa entrevista con El Litoral y Cable & Diario, “Nacho” recordó ante todo, como fueron sus pasos iniciales en la tarea.

 

* “Comencé a trabajar en Desarrollo en 2014, por una propuesta que me realizó la USR. Lo analicé y me gustó el desafío: era como unificar en el mismo lugar todas las actividades que venía realizando en el rugby hasta ese momento Pero a su vez, me permitiría reactivarlas, pergeñando estrategias para un sector que todos pensaban que estaba dormido, pero que solo necesitaba más atención, para de ese modo poder trabajar sobre sus realidades y necesidades”.

 

* “Lo primero que hice fue recorrer club por club para conocerlos; ver los recursos humanos y de infraestructura con los que contaban, para de ese modo poder ayudarlos a que se descubran a sí mismos. Esto, que parece un detalle menor, es realmente muy importante, ya que muchos clubes no se dan cuenta del potencial o el déficit que tienen, producto de la vorágine en la que se ven involucrados, por las necesidades que poseen”.

 

Desde la esencia...

 

Inmediatamente, define de manera muy sentida lo que signfica Desarrollo, en la más pura acepción de la palabra y los esfuerzos que deben afrontar de manera casi inexorable las entidades que lo conforman.

 

* “Para que entiendan los que no conocen qué es un club de Desarrollo, siempre doy este ejemplo: es como un apóstol evangelizando casa por casa, escuela por escuela; contando y explicando de que se trata este deporte y lo lindo que es jugar al rugby. Todo ello, con el condimento de las distancias; de subir a un colectivo cada 15 días un domingo y recorrer a veces hasta 800 kilómetros o más, par jugar un partido”.

 

* “Si tendría que contar todas las estrategias implementadas, no alcanzaría un diario completo. Resumiéndolo, vale señalar que lo primero que hicimos fue organizar la competencia; año tras año la fuimos dividiendo: primero en regiones y luego en niveles. Eso deparó en lo actual, en el que conviven los Niveles II y III de Desarrollo”.

 

* “También hicimos hincapié en que se trabaje mucho en Rugby Infantil, porque consideramos que si no hay bases, no hay futuro. Es más, a los últimos clubes que se incorporaron a la USR, como Unión de Santa Fe y la vuelta del Circulo de Ex Cadetes del Liceo Militar General Manuel Belgrano, uno de los consejos iniciales, fue que comenzaran a construir un club desde los cimientos, que es justamente el área Infantil y no los planteles superiores”.

 

Logros a la vista

 

En otro tramo del diálogo, Ignacio Irigoyen destacó la importancia de algunos logros alcanzados en un lapso de tiempo realmente corto, si se analiza los objetivos planteados.

 

* “El Seleccionado de Desarrollo fue una herramienta muy grande, que no solo nos sirvió para competir y tener éxito como sucedió; sino también para crear una mística, permitiéndonos mejorar técnica, hábitos, compromiso y capacitarlos a todos los jugadores que participaron, haciendo hincapié a tomar conciencia que eran unos privilegiados”.

 

* “Por este motivo, lo aprendido había que volcarlo en sus clubes y transformarse en referentes. Hoy ir a los clubes y verlos trabajar a la par de sus dirigentes y entrenadores, es algo que me llena de orgullo más que los cuatro campeonatos obtenidos con ese representativo”.

 

* “Después podemos hablar también del éxito del torneo M1, juntos con clubes desarrollados; de la implementación del pase transitorio en jugadores desde Menores de 15 a 18 años, lo que les permite jugar en otro club si el propio no cuenta con su categoría, sin dejar de ser parte de la entidad formativa. También la afiliación de club en carácter de invitado, donde se brinda ciertos beneficios hasta que pueda desarrollase; la creación del torneo Dos Orillas de Desarrollo, donde ahora le permite a los clubes la posibilidad del acenso al TRL B; etc”.

 

* “Otro ítem de gran valía es que en los dos últimos años hubo un enorme crecimiento en clubes que practican rugby femenino, que también es parte de área de Desarrollo. Como así también la implementación del programa Probá Rugby en las escuelas (hay un proyecto presentado en Secretaría de Deportes, en la Cámara de Senadores y en el Ministerio de Educación, para tratar de implementar este programa de rugby sin contacto en la currícula y mucho más)...”.

 

A la hora del balance

 

Cuando lo consultamos sobre cuál consideraba que era el saldo de estos años de gestión como Oficial de Desarrollo, no dudó en responder.

 

* “Creo que esa respuesta debería surgir de los propios clubes. De mi parte, soy muy exigente conmigo mismo, y a las cosas las veo de tres maneras: frustración, éxito o fracaso. Como nunca le tuve miedo a los desafíos, nunca me quedo con las dudas de no enfrentarlos. A la primera opción la descarto, y las otras dos, dependen de tu capacidad”.

 

* “Algunos de los objetivos planteados, fueron sacar del anonimato a los clubes; consolidar sus estructuras; incrementar el número de jugadores y entrenadores; hacer crecer el rugby femenino; demostrar que un club de esta área pueda tener la oportunidad de lograr participar del TRL y muchas otras cosas más...”

 

* “Además, hay otros puntos a destacar, como que la Unión Santafesina de Rugby cuente no solo con el Oficial de Desarrollo Provincial, sino con un equipo de trabajo donde participan una Oficial de Rugby Femenino, como Gisela acuña; otro de Referees, como Rodrigo Reyes y uno Técnico, como Diego Fernández”.

 

* “En materia de objetivos pendientes, creo que quedaron pocos, pero hay algo que si nos preocupa y que es la implementación de un Regional del Litoral Nivel C. Más allá de que hemos luchado para que se lo formalice, hay que ser cuidadosos de la manera en cómo llevarlo adelante”.

 

Eternamente agradecido

 

Fiel a su calidad humana, Irigoyen hizo especial hincapié en agradecer a quienes colaboraron para poder cumplimentar una tarea que requiere mucha dedicación.

 

* “Este fue un trabajo en equipo, por lo que no debería dejar de expresar que durante estos 5 años, en la USR hubo tres presidentes, que me dieron su apoyo incondicional. También conté la colaboración de amigos que me dio este deporte y que me acompañaron en mis viajes de visita a los clubes, haciendo el aguante para que no me durmiera mientras manejaba”.

 

* “Hubo personas que me ayudaron a minimizar los errores desde el primer día: Marcos Romano y Julio De Biasi fueron de gran ayuda, ya que me contaron como era el Rubgy de Desarrollo, al que acaba de arribar”.

 

* “Por supuesto, mi familia fue un pilar fundamental, a través de la comprensión de mi esposa y mis hijos, a los que les quité demasiadas horas por compartir. Previamente, desde niño, a mis padres, que me condujeron a este deporte con absoluta convicción y luego, a quienes me transmitieron la pasión por el rugby, como Víctor Meretta, quien nos recibió a mis hermanos y a mí siendo niños en el Club Universitario”.

 

* “También debo agradecer especialmente a Jorge Bruzzone, quien no solo fue uno de mis maestros en este deporte, sino que además apostó en que yo podría ser capaz de desempeñar una función tan importante como la de disfruté durante estos años”.

 

Perfil

 

Ignacio José Irigoyen nació el 17 de marzo de 1971. Su vínculo inicial con este deporte fue a los 12 años, en el Rugby Infantil del Club Universitario, donde jugó en las categorías Juveniles y Superior, hasta que en 1994, con 24 años, se dedicó definitivamente a entrenar.

 

Fue maestro de Rugby Infantil y head coach de los Menores de 15, 16, 17, 18 y 20 años de su club; y posteriormente del plantel superior.

 

En cuanto a la función en Seleccionados de la USR: M19 (1993,1994 y 1995 ); coach de forwards M 20 (1996) y head coach de la misma categoría y del superior. Además, cumple esa función en el Seleccionado de Desarrollo USR, desde 2014 a la actualidad.

 

Es Oficial Desarrollo USR, desde 2014 hasta concluir este año; Educador World Rugby, desde 2014 a la actualidad.

 

Por último, fue Subdirector Deportivo del Club Universitario, en 2013; Director Deportivo de la misma entidad, en 2016 y Director Deportivo de Alma Juniors de Esperanza, desde 2016 a la fecha,

 

Alma Juniors es una referencia nacional

 

Sin lugar a dudas, el plausible presente del Club Alma Juniors de Esperanza, puede ser considerado icónico, en cuanto a que es una demostración fehaciente de hasta donde se puede llegar partiendo del Desarrollo.

 

Sobre el particular, “Nacho” precisa ante todo, que en 2014, la entidad poseía 25 jugadores en Rugby Infantil; 20 en Juveniles; 35 en el Plantel Superior y 15 en Rugby Femenino. Actualmente, posee 135, 120, 80 y 30, respectivamente.

 

* “Alma Juniors es un club que quiso cambiar su historia, partiendo de un proyecto de crecimiento basado en los cimientos más adecuados, como sin dudas fue el Rugby Infantil y Juvenil, apoyándose en el trabajo de jugadores, entrenadores, dirigentes y padres. entendiendo que todos cumplen un papel importante basado en transmitir valores y colaboración en conjunto sin olvidarse de ponerse el overol todos días que sean necesarios para mantener viva esta llama” .

 

* “Pero también hay que destacar que fue una herramienta fundamental en el crecimiento del Rugby de Desarrollo, por muchos motivos; porque no solo se cimentó como club, sino también ayudó y ayuda a otros clubes a que lo hagan”.

 

* “Hasta el año 2015 había grupitos de jugadores juveniles en los clubes del norte de nuestra región, que no podían competir por no tener divisiones propias para hacerlo. En ese tiempo, conocí a Carlos Gonella y le conté la situación, expresándole que tenía una idea, que era la figura de pases transitorios, que le permitírían a los chicos jugar hasta que su club complete su división, sin perder los orígenes, pero que el inconveniente era como movilizarlos”.

 

* “El me dijo que me apoyaría y que cuente con la movilidad; como así también que los albergaría y ayudaríamos también a los clubes en lo que estuviese a nuestro alcance. Llevamos 3 años aplicando esta iniciativa tan exitosa: habría que denominarla apostar a ganar; que si crecemos lo hacemos todos y no apostar al ganar o perder un partido”.

 

Números elocuentes

 

En un tramo de la extensa entrevista, brindó precisiones de singular importancia.

 

“Cuando asumí en 2014 el cargo de Oficial de Desarrollo, la USR tenia 524 jugadores fichados en el área competitiva. Esas cifras, equivalían al 25% de la población de jugadores de la Unión”.

 

“Ahora, en 2018, hay alrededor de 800 jugadores y si sumamos el femenino, alrededor de 960, lo que equivale al 45% de la población actual, los números te dan el lugar que ocupa este área”.



 




Diario El Litoral - Copyright 2019