El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/187609

La costa santafesina 10 -01-2019
Ruta 1: las colectoras de la autovía serán de hormigón

Vialidad Provincial modificó el proyecto inicial que preveía calles de asfalto. Es para obtener mayor resistencia y durabilidad de la traza. Firmaron un convenio con el municipio de Rincón y luego harán lo mismo con Santa Fe



El Litoral | area@ellitoral.com

 

Con la firma de un convenio entre Vialidad Provincial y la Municipalidad de Rincón, se anunció este miércoles una importante modificación en las obras complementarias de la Ruta Provincial N°1, que están en marcha desde mediados del año pasado: las calles colectoras de la autovía serán de hormigón armado y no de pavimento, como se había proyectado anteriormente.

 

El responsable de Vialidad, Pablo Seghezzo, recorrió ayer por la mañana las obras y se reunió luego con el intendente de Rincón, Silvio González, para avanzar en una agenda de trabajo conjunta. El encuentro llevado a cabo en la sede de Vialidad (Bv. Muttis 880) sirvió para la firma del convenio. Luego deberán hacer lo mismo con las autoridades de la ciudad de Santa Fe. La importancia de esta iniciativa radica en que este material va a incrementar la durabilidad de la traza en un sector muy transitado por el transporte público de pasajeros.


Esta modificación de obra implica una mayor inversión que la presupuestada. La decisión fue tomada por el gobernador Miguel Lifschitz. El pavimento de hormigón h3 de 18 centímetros de espesor costará unos $ 70 millones adicionales. “Se trata de un hormigón de alta calidad y con ese espesor soportará el tránsito del transporte de carga que abastece a los comercios de la zona y al transporte público”, sostuvo Seghezzo.

 

Más resistente


Las obras complementarias de la autovía de la Ruta Provincial N° 1 comenzaron en julio del año pasado. Comprenden la construcción de 13 kilómetros de desagües, la pavimentación de 10,5 kilómetros de colectoras, forestación y la ejecución de una nueva ciclovía de 13 kilómetros con doble sentido de circulación.


El presupuesto inicial para el primer tramo (6,5 kilómetros) de esta segunda etapa de obra había sido de más de $ 411 millones, que luego debieron ser ajustados a los costos actuales. La obra fue adjudicada por Vialidad Provincial a la Unión Transitoria de Empresas (UTE) entre Coemyc, Mundo Construcciones y Posse (las tres empresas son de la provincia de Santa Fe). El plazo de ejecución es de 16 meses.


Es importante recordar que la obra principal —previa a estas obras complementarias— fue la transformación del tramo de la Ruta 1 que va desde el kilómetro 0 hasta el acceso principal a la ciudad de Rincón en una autovía de dos carriles por cada sentido con nueva iluminación, accesos y veredas.


Ahora la obra de colectoras paralelas al corredor costero brindará mayor seguridad vial y comodidad a los vecinos de Colastiné Norte —en jurisdicción de Santa Fe— y de la ciudad de Rincón. Y con el reemplazo del hormigón de 18 centímetros de espesor en reemplazo de la capa de asfalto de 7 centímetros de espesor que habían proyectado antes, tendrá mayor resistencia.

 

Menos mantenimiento


“Estamos trabajando en los nuevos desagües con cuadrillas de más de 50 personas”, destacó Seghezzo. “Es una obra de alta ingeniería hidráulica, porque se trata de una zona que lo necesita”, agregó. Y más adelante dijo que ya están listos “los primeros 2,7 km de drenajes de la ruta. Ahora estamos trabajando en 400 metros, desde Rincón hacia el Sur, y viene la otra etapa que es la ejecución de la calzada, colectoras y cordón cuneta”.


Por último, Seghezzo destacó que el hormigón beneficiará en el futuro a los municipios que tendrán a cargo el mantenimiento de las colectoras (Santa Fe y Rincón) “ya que al tener mayor resistencia se dañará menos”.

 

Desagües


Con respecto al drenaje, la obra respeta las alcantarillas laterales existentes —verificadas para caudales de 50 años de recurrencia— y se prevé la captación superficial de los excesos hídricos pluviales mediante desagües laterales a cielo abierto revestidos y por conductos de hormigón armado y mampostería. Para estos últimos se diseñó un dispositivo de captación superior con rejas de acero para colectar las aguas. Dicha infraestructura conducirá los excesos hídricos de todo el corredor hasta la laguna Setúbal y el río Colastiné. Además se colocan 396 cámaras de captación y limpieza, distribuidas en las calles colectoras y en la calzada principal.



 




Diario El Litoral - Copyright 2019