El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/195410

Con goles de Zárate y Benedetto 25 -04-2019
Boca empató 2 a 2 y quedó a un paso de los octavos de final

Boca igualó 2 a 2 anoche con Deportes Tolima, consiguiendo un importante empate pensando en los octavos de final. Si los Xeneizes no pierden en la última fecha, estarán clasificados a la siguiente ronda.



El Litoral / Télam

 

Boca Juniors se llevó anoche de Colombia un empate 2 a 2 ante Deportes Tolima, en Ibagué, donde la emoción y los goles se acumularon todos en el primer tiempo de este partido que cerró la quinta fecha del grupo G de la Copa Libertadores dejando a los "xeneizes" segundos y a un punto de clasificarse a los octavos de final.

 

 

El primer tiempo fue tan emotivo como distorsionado para Boca, ya que fue claramente superior a su rival durante la mayor parte de su desarrollo pero, sin embargo, a los 20 minutos ya estaba perdiendo 2 a 0.

 

Ese viejo adagio futbolero que reza: "los goles perdidos en el arco rival se sufren en el propio", fue puesto a disposición de los "xeneizes" con una crudeza inusitada, ya que en los primeros cinco minutos tuvieron dos mano a mano en los pies de Darío Benedetto y Mauro Zárate (después se reivindicarían con sendas conquistas) que fueron resueltos con excelentes reflejos por el arquero local Alvaro Montero.

 

Pero después se durmió dos veces Lisandro López, la primera a los 12 minutos cuando lo "madrugó" por abajo Alex Castro para ganarle el balón y definir ante un Esteban Andrada desguarnecido, y la segunda a los 20 cuando el ex Gimnasia y Esgrima La Plata e Independiente, Marco Pérez, lo superó por arriba y su cabezazo al segundo palo no pudo ser interceptado por el guardavallas boquense, que tuvo una tardía reacción.

 

El arquero "xeneize" tuvo un gesto técnico erróneo, ya que en vez de lanzarse en forma perpendicular a la trayectoria del balón lo hizo en paralelo, por lo que lo "acompañó" en su recorrido hasta que se instaló junto a la red izquierda de su valla.

 

La sorpresa, sin embargo, no hizo mella en el ánimo de los jugadores boquenses, que se lanzaron furiosamente en pos del descuento, con Nahitan Nández enarbolando la bandera del fervor y Zárate la del fútbol.

 

Y el primero en anotarse en esa carrera hacia el empate fue el ex Vélez Sarsfield, que armó una buena pared con Benedetto, quien le devolvió de primera un pase en el borde del área con el revés del pie derecho para dejarlo mano a mano con Montero y, por fin, poder doblegarlo con un derechazo colocado contra su mano diestra, al lado del palo.

 

Iban 35 minutos y quedaban 10 todavía para irse al descanso al menos con la igualdad, que era lo menos que merecía Boca por todo lo bueno que había hecho en ese primer tiempo.

 

Y entonces, sobre los 43 minutos llegó el turno de Nández, que encaró por derecha evitando marcas hasta que fue derribado dentro del área por Sergio Mosquera, en una clara falta penal que el árbitro peruano Víctor Carrillo no dudó en sancionar.

 

De la ejecución se hizo cargo Benedetto, quien con un remate fuerte y al medio volvió a vencer la resistencia de Montero.

 

Así se extinguió el primer tiempo y también lo mejor de la exposición futbolística de Boca en el partido, porque en la segunda mitad la historia sería muy otra, ya que el protagonismo, si bien con menor intensidad que el de su rival en los 45 minutos iniciales, fue propiedad de Deportes Tolima.

 

Los colombianos atacaron siempre, en muchas ocasiones centralizando demasiado el juego cuando las situaciones aconsejaban una apertura por los costados, pero por contrapartida, cada vez que pudieron, los volantes y delanteros locales "probaron" a Andrada de media distancia. 

 

Sin embargo los intentos de los ibaguereños siempre resultaron infructuosos, aunque un par de disparos pasaron muy cerca del poste derecho del arquero boquense, pero del otro lado nunca se vieron inquietados, ya que Sebastián Villa, que salió sentido promediando la segunda etapa para recibir la ovación de los hinchas locales, ya que desde este club llegó al "xeneize", nunca sacó una contra efectiva, igual que su relevo Cristian Pavón.

 

Pero sobre el final, en los cinco minutos de descuento que dio el árbitro Carrillo, el dueño de casa sí llegó con posibilidades por arriba y por abajo, obligando a dos excelentes intervenciones del arquero de Boca que terminó "salvándole" el empate y prácticamente asegurándole la clasificación a octavos de final.

 

Es que a primera hora de este miércoles Jorge Wilstermann venció en Bolivia al líder del grupo, Atlético Paranaense, por 3 a 2, por lo que ahora Boca solamente necesita de un punto como local ante los brasileños para seguir en carrera y con una victoria quedar primero en la zona.
Las posiciones quedaron entonces con Atlético Paranaense puntero con 9 puntos, seguido por Boca Juniors con 8, Jorge Wilstermann (-7) y Deportes Tolima (-7) 5. 

 

Boca Juniors jugará el último partido del grupo el jueves 9 de mayo en Buenos Aires ante Atlético Paranaense, mientras que los colombianos jugarán el mismo día ante Jorge Wilstermann en Bolivia.



 




Diario El Litoral - Copyright 2019