El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/195893

Lifschitz ante la Asamblea Legislativa 01 -05-2019
Un acto institucional atravesado por el clima de campaņa electoral



El tramo final del período de gobierno de Miguel Lifschitz y la campaña electoral -entre la Paso del domingo pasado y la general del 16 de junio- marcaron el acto en el que el gobernador fue a dar cuentas de su gestión ante la Legislatura como ordena la Constitución. Lifschitz insistió con la necesidad de adecuar la Carta Magna santafesina y repasó los principales lineamientos de estos años de gestión aunque terminó su lectura con ‘Adelante, Adelante’ casualmente el nombre de la agrupación oficialista en el Frente Progresista.

 

Como es habitual, hubo loas oficialistas al discurso y críticas duras de la oposición expresadas en este caso en el intendente capitalino, José Corral, y en los diputados justicialistas Leandro Busatto y Roberto Mirabella. Los tres hicieron notar que Lifschitz no dio un solo número sobre temas de seguridad. Los justicialistas apuntaron también a la escasa protección del gobierno hacia el sector productivo especialmente en políticas tarifas. El vaso medio lleno para algunos, el vaso medio vacío para otros.

 

El último discurso ante Legislatura es el mensaje que menos quieren leer los gobernadores. El mandato se termina en diciembre y las expectativas siempre están puestas en el próximo. Lifschitz llegó al edificio de la Legislatura diez minutos antes de las 11 y un minuto después de la hora fijada ya estaba leyendo su discurso. En el interín cumplió todo el protocolo de recepción e incluso se cantó el Himno Nacional Argentino.

 

Afuera hubo clima de protesta. Agrupaciones de veteranos de Malvinas que reclaman una pensión en términos similares a los ex combatientes; profesionales de salud; familiares de personas con hijos de discapacidad, entre otros dieron un color opositor respetuoso ante la Legislatura. Recién sobre el mediodía llegaron militantes socialista pero en número reducido para hacer el aguante al gobernador. 

 

En tanto, las barras del recinto de la Cámara de Diputados ocupadas por funcionarios del Poder Ejecutivo y asesores de legisladores pero con muchos blancos y dentro del recinto muchas sillas vacías y pocos invitados que aceptaron el convite. Entre los ausentes, el senador nacional Omar Perotti, uno de los tres que pretende leer el discurso del próximo 1 de Mayo ante la Asamblea Legislativa. Los otros dos, Antonio Bonfatti y José Corral estaban a metros del gobernador.

 

 

 

La foto del recinto

 

No estuvo Perotti pero tampoco los otros dos senadores nacionales que tiene Santa Fe -María de los Angeles Sacnun y Carlos Reutemann- y entre los diputados reapareció Luis Contigiani, ministro al inicio de la gestión actual quien rompió con el socialismo durante el debate de la ley sobre aborto. Los otros diputados presentes fueron Alejandro Grandinetti (Frente Renovador), Hugo Marcucci (UCR), Silvina Frana (PJ) y los macristas Lucas Incicco y José Nuñez. En primera fila acompañaron al ministro de Gobierno, Pablo Farías, la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, María Angélica Gastaldi más los intendentes de Santa Fe, José Corral, y de Rosario, Mónica Fein. Al lado, estaba el Defensor del Pueblo, Raúl Lamberto y más atrás los titulares de los dos institutos del sistema penal: Jorge Baclini (fiscal general) y Jaquelina Balangione (defensora general) quien llegó y estuvo acompañada por su esposo, Rafael Gutiérrez.

 

En las sillas detrás de las bancas legislativas, se acomodó el presidente del Tribunal de Cuentas, Oscar Biaggione, el titular de Upcn, Jorge Molina; el rector de la Universidad Católica, Ricardo Rocchetti; el decano de Ciencias Económicas de la UNL, Sergio Hauque. De las entidades intermedias, Daniel Bustamante, presidente del Centro Comercial de Santa Fe. El resto de las sillas vacías. Quien también logró un lugar visible en el recinto es el actual concejal local Emilio Jatón, el más votado el domingo en la carrera a la intendencia local.

 

Las 35 páginas del mensaje le demandaron 70 minutos de lectura al gobernador que se retiró inmediatamente de Legislatura junto a Bonfatti para ir al brindis con los dirigentes sindicales por el día de los trabajadores.

 

A los pocos minutos, el hall de la Legislatura quedó vacío y el personal de maestranza apuró el retiro de alfombras y otros elementos. Apenas el senador Felipe Michlig demoró su salida para conversar con periodistas sobre el resultado electoral. Afuera, el diputado Carlos Del Frade se detuvo a hablar con los veteranos de Malvinas mientras la plaza se despejaba y la policía levantaba el operativo de seguridad.

 

 

 

Aplausos y rechazos

 

La diputada radical y candidata a vicegobernadora, Victoria Tejeda, valoró del discurso de Lifschitz “que la política haya recuperado la palabra. Este gobierno ha cumplido, nos quedan muchas metas pensando y escuchando a los vecinos, a las entidades, a la sociedad civil. Me pone contenta ser parte de este gobierno y aportando a él”, señaló. El concejal Jatón aclaró que “no fue un discurso de despedida” y marcó dos ejes: reforma constitucional y continuidad del gobierno del Frente Progresista.

 

Muy cerca de él, Corral lo consideró “un discurso final. Termina el ciclo del socialismo en la provincia. Tendrá luces, pero tiene muchas sombras. En materia de seguridad no dio un solo número simplemente porque no puede darlos, son malos. Este período no solucionó el problema que más angustia a los santafesinos que es la violencia, la inseguridad, el crimen organizado. También el PJ, en su momento, nos dejó muchos problemas y corruptelas, falta de desarrollo, falta de obras de infraestructura, Hay que mirar hacia adelante, nos sentimos responsable de la propuesta de gobierno hacia el futuro”.

 

Los justicialistas Leandro Busatto y Silvina Frana también fueron críticos. “Es una bofetada a la realidad. Pensé que el gobernador se iba a retirar con grandeza hablando de los desafíos de la provincia y realizó un discurso de campaña en la apertura de sesiones ordinarias. Los problemas más importantes de la provincia lejos de resolverse se han agravado: inseguridad, tarifas, producción y trabajo y el gobernador habla de una realidad que solo ve el Frente Progresista, nosotros estamos viendo otra provincia y la gente también”, dijo el primero. A su lado, Frana relató que horas antes había sufrido su cuarto robo en dos años. “Lifschitz habla de política de desarrollo cuando acompañó un conjunto de medidas a nivel nacional que nos llevan a esta situación. Hubiera preferido un discurso sobre lo pendiente y no un discurso de campaña”.



 




Diario El Litoral - Copyright 2019