El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/196783

Ante las abundantes lluvias 13 -05-2019
Lucas Simoniello se comprometió a gestionar un Sistema Público de Retardadores

Junto a su equipo de trabajo Lucas Simoniello sumó la propuesta de un “Sistema Público de Retardadores” que contribuya a mitigar el impacto de las grandes lluvias en puntos críticos de la ciudad. "Sabemos de la importancia que tienen en nuestra ciudad las obras hídricas, este proyecto es primordial para que Santa Fe esté más preparada", explicó.



El promedio de precipitaciones creció en los últimos años. La abundante lluvia en un corto plazo genera inconvenientes y destrozos considerables en calles, servicios, arboledas y casas. Los desagües pluviales colapsan y, como consecuencia, las ciudades se anegan con mayor frecuencia. En este sentido, Lucas Simoniello planteó la necesidad de “generar un verdadero plan de retardadores pluviales a través de un sistema público, complementario al Plan Director de desagües pluviales”, a la vez que agregó “que hay que seguir cumpliendo dicho plan pero también actualizarlo, para incorporar la idea de retardo en 42 zonas críticas de la ciudad”.

 

¿Qué es un retardador de agua de lluvia?

 

Los retardadores funcionan como reservorios que pueden ser naturales o artificiales, que retienen el agua durante el tiempo de lluvia. “Imaginemos grandes recipientes debajo de las calles –grafica Simoniello-. Lo que hacen es, almacenar el agua, demorando así la salida de un gran caudal a la red de desagües. Así se evita que el sistema colapse, permite que trabaje más aliviado y disminuye la inundación de calles y viviendas”.

 

“Santa Fe necesita un verdadero sistema público de retardadores de agua de lluvia, pensado dentro del Plan Director de desagües pluviales”, afirmó Simoniello. Explicó que “son una herramienta que mejorará la situación de toda la ciudad, sobre todo en puntos específicos que siempre sufren anegaciones, y que son donde primero deberían ponerse en marcha estos dispositivos”.

 

Asimismo, Simoniello sumó que “el Instituto Nacional del Agua realizó una serie de estudios a través de los cuales ha identificado con rigurosidad técnica, puntos críticos o zonas de anegamientos, como por ejemplo: Plaza Constituyentes, Plaza del Soldado, Plaza de las Banderas, la zona de Avenida Galicia, 4 de Enero y Derqui, entre otros. Lo cual nos ayuda a identificar las zonas más necesitadas de este recurso para soportar cierta intensidad de caída de agua de lluvia”.

 

Medida vigente

 

Desde el año 2012 se encuentra vigente en la ciudad la ordenanza N° 11959, que crea el “Sistema de regulación de excedentes pluviales” y obliga a quienes edifiquen u hagan reformas (de una determinada superficie) a construir un retardador. Ahora se pretende que la obligación no sea solo para los privados, sino que se extienda en puntos o espacios públicos de la ciudad.



 




Diario El Litoral - Copyright 2019