El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/206057

Hubo varios ataques durante la semana 23 -08-2019
Perros peligrosos: actualmente el registro cuenta con 40 inscriptos

Las multas por no anotarlos van desde $ 429 hasta $ 4.289. El pitbull que atacó a un hombre y a su mascota el pasado martes, no estaba registrado. Ahora está bajo la tutela del Municipio y se le buscará nuevo adoptante. El debate por las responsabilidades: ¿son los perros agresores o sus propietarios?



El pasado martes, un hombre y su perro fueron atacados por un pitbull. El hecho sucedió en bulevar Gálvez antes de llegar a Vélez Sarsfield. El ataque dejó como saldo heridas, tanto para el perro como para su dueño que se interpuso entre los canes al intentar proteger a su mascota. El pitbull pudo ser reducido por tres efectivos de la policía que acudieron al lugar, mientras el dueño de la mascota intentaba sujetar al agresor. 


Más tarde, la Municipalidad pudo hacerse cargo del perro y encontrar a sus dueños, que no quisieron seguir teniendo al animal. Ahora el can se encuentra bajo la tutela del Municipio y se le buscará nuevo adoptante. 
En el año 2005 el Concejo Municipal sancionó la Ordenanza N° 11.180, que estipula un registro de propietarios de perros con rasgos genéticos notoriamente agresivos. Actualmente, este registro cuenta con 40 propietarios de “perros potencialmente peligrosos” inscriptos.


Cabe destacar que este perro pitbull no había sido registrado según lo dictado por la normativa. Motivo por el cual se multará al dueño del animal con una sanción de entre $ 429 (15 U/F) y $ 4289 (150 U/F) y/o decomiso según lo estipulado en el Artículo 35 de la Ordenanza 7882.


Pero este no es el único caso que se ha dado en los últimos días. El lunes por la tarde, un niño de 6 años fue atacado por el rottweiler de su vecino; recibió heridas en el mentón y en el cuello, y fue trasladado al Hospital de Niños para recibir curaciones. Además, se destacan dos casos más, entre el lunes y el martes, de perros agredidos por canes de los reconocidos como “razas potencialmente peligrosas”. 


En el caso particular del pitbull que agredió al hombre y a su perro el martes en bulevar Gálvez, según informó Darío González (integrante del equipo de bienestar animal de la Municipalidad y presidente de SOS Pitbull Santa Fe), se trataba de un perro que sufrió mal trato y fue rescatado por una proteccionista de Santo Tomé hace 60 días. Un mes después fue adoptado por el dueño a quien se le escapó cuando ocurrió el mencionado ataque. “El dueño, aparentemente, no tenía conocimiento de la raza. El perro no es agresivo con las personas, es temperamental con los animales”, manifestó González.

 

Cuestión de responsabilidad


Este es un tema que genera controversias, ¿son los perros agresores los responsables o son sus propietarios quienes tienen la culpa de las agresiones de sus canes? ¿Es acaso responsable un perro por el carácter hereditario de su raza como así por su tamaño y fuerza? ¿O es el propietario el responsable por no tener en cuenta las medidas preventivas correspondientes?


José Moskovich es veterinario, y manifestó su visión respecto de la problemática: “No estoy de acuerdo con ponerle etiquetas a los perros, aunque es verdad que hay incidencia alta de accidentes con algunas razas. Por ejemplo, los pitbulls tienen una cuestión instintiva para con otros perros, ven otros perros y los quieren atacar. Mientras que por otro lado, los ataques de los rottweiler a los niños también es bastante común”. 


En tanto, a lo que refiere a la elección de personas por aquellos perros de razas que manifiestan cuestiones genéticas agresivas, expresa: “Hay que tener en cuenta que cualquier animal siempre puede tener una reacción inesperada, porque mal interpreta un gesto por cualquier otra cosa. Pero no es lo mismo que te muerda un brazo un perro de menor tamaño que un dogo de burdeos, un mastín napolitano, o rottweiler, o un pitbull, que tienen una cabeza importante, una boca enorme y una mandíbula muy poderosa. Es una decisión arriesgada meter a un perro así en tu casa, más aun si tenés chicos”.

 

El forjamiento del carácter


Un factor a tener en cuenta es el forjamiento de su carácter. Claro que esto no es materia simple, hay diversas variables que intervienen en la formación de un perro de raza de guardia como un pitbull.


Juan Carlos Filipi es un experto en el adiestramiento canino: “El adiestramiento se inicia a partir de los seis meses, no antes porque tienen una etapa de juego y otra de aprendizaje. El problema es que si se pasa de edad, un año o más, ya no hay garantías. En el caso del pitbull, generalmente comienzan a mostrar agresividad con otros perros. Pero en ese caso la responsabilidad también es del dueño que no le mostró los límites desde cachorro. El adiestramiento es para salvarle la vida, porque en estos casos estos perros después terminan sacrificados o tirados en un campo y la vida que pasa el animal es terrible”. 


Hablar de adiestrar a un perro de guardia, es hablar de un elemento fundamental en el carácter del animal, así lo manifiesta Filipi: “Hay personas que compran al perro porque es lindo o porque le dijeron que es bueno, pero si esa persona no tiene carácter no puede tenerlo. El perro debe ser adiestrado en su casa, frente a los ojos de su dueño”.


En relación el maltrato, Juan Carlos explica que pueden darse dos variables, prácticamente con la misma probabilidad: “Los pitbulls pueden llegar a ser agresivos por acción o por omisión. Es decir, por violentar al animal o porque se lo incentive para atacar a otro perro; o por omisión por no tenerlo en cuenta o por dejarlo hacer lo que quiere”. Además, agrega: “El pitbull debe ser adiestrado sin castigo y sin comida. Es necesario enseñarle los límites sin castigo, porque cuando se castiga a un animal puede ser que se acobarde; pero, por otro lado, si se les da comida como premio, no está respondiendo a la autoridad del dueño. En las razas de guardia pueden pasar dos cosas ante una enseñanza violenta, son como las personas, pueden acobardarse o pasarse de revoluciones. Se acobarda o puede dejarse maltratar hasta rebelarse”.


Las personas que eligen perros de razas de guardia deben ser plenamente concientes que no están adquiriendo un mueble o un auto, se trata de una responsabilidad enorme. No solo la vida de ese ser vivo está en sus manos, sino la de muchos otros. Es necesario tener bien en claro que un acto de irresponsabilidad del propietario de un perro así puede decantar en una tragedia. 
 

“El adiestramiento es para salvarle la vida, porque en estos casos estos perros después terminan sacrificados o tirados en un campo y la vida que pasa el animal es terrible”.  Juan Carlos Filipi. Adiestrador de perros.


Registro para propietarios 


El trámite de registro se realiza en La Casa de las Mascotas, ubicada en el Parque Garay. La ordenanza estipula que los propietarios, que para estar registrados deberán ser mayores de edad, deben tomar medidas preventivas, tanto en el ámbito doméstico como al salir con el perro a la calle, con la utilización de bozales y correas de forma obligatoria.


Pese a que la ordenanza fue sancionada en 2005, y a que su objetivo es evitar el ataque de estos perros a personas u otros caninos, el número de inscriptos hasta el momento es bajo.

 

La ordenanza

 



 




Diario El Litoral - Copyright 2019