El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/206308

Dos derrotas con rendimientos muy bajos... 26 -08-2019
Un desafío de cambio que no es nuevo para Madelón

La preocupación no es sólo por haber perdido sino por la pobreza futbolística que el equipo mostró. Los 90 minutos ante Newell’s y los 30 primeros ante Lanús dejaron demasiado que desear.



“Conocerme a mi, conocerlos a él y conocerse entre ellos”. Palabras más, palabras menos, ese fue uno de los mensajes que dejó Madelón y algo de razón tiene. En el “mientras tanto”, los resultados y el rendimiento del equipo le están dando la espalda. Los 90 minutos ante Newell’s y los primeros 30 de este domingo ante Lanús fueron realmente malos. Unión es un equipo que tiene una línea, un estilo de juego que se respeta por encima de los nombres. Entonces, no se entiende ni la pasividad en la cancha de Newell’s ni el “dejar hacer” de esa primera media hora ante Lanús.

 

Madelón se refiere a los que se fueron y formaban parte de la estructura básica del equipo (sobre todo los del mediocampo), también a los que siguen pero no están en un buen nivel (Acevedo) y fundamentalmente a los que llegaron y deben amoldarse.

 

Al equipo le falta fútbol. O manejo de la pelota o funcionamiento, como el que se tenía en los buenos tiempos de Zabala-Acevedo-Mauro Pittón-Fragapane. Unión ha perdido en estos partidos esa capacidad de presión y dinámica que muchas veces ahogaba a los rivales. Responde un poco a lo que dice Madelón. Los motivos para esperar la superación del equipo están a la vista con el trabajo del propio entrenador: Madelón ha sido un técnico que mejoró a casi todos los jugadores, que le sacó “jugo a las piedras” y que le encontró la vuelta en los momentos difíciles para sacar al equipo adelante.

 

Hay cosas que son muy claras y que seguramente el propio DT es el primero en darse cuenta. Milo no es igual a Carabajal, Bonifacio no es lo mismo que Cavallaro, Acevedo no es el mismo del torneo pasado. Con estos tres jugadores (Carabajal, Cavallaro y Acevedo en su nivel), la situación cambiaría radicalmente. Al menos en lo que se refiere a la generación de fútbol.

 

Con Milo y con Bonifacio por los costados se puede apostar a lo físico, al orden, al sacrificio y quizás a la aparición por sorpresa. ¿Quién podía generar fútbol en Unión?, sólo Acevedo, que no anda bien. Entonces, el equipo se repetía en los pelotazos de los defensores a los delanteros, se salteaba el mediocampo. Y frente a equipos de buen trato de pelota, eso se termina sufriendo.

 

Madelón dijo que se regaló un buen tiempo del partido. Y sí. Cuesta encontrar alguna explicación a qué se intentó jugar en la primera media hora del partido. El gol de Lanús lo hizo despertar a un Unión sumiso, que regaló demasiado la pelota y el espacio. ¿Por qué?, ¿ese es el Unión de Madelón?, de ninguna manera. Podrá serlo en alguna circunstancia específica, como por ejemplo fue el partido con Racing. “No podíamos hacer otra cosa que esto”, dijo Madelón. Le faltaban jugadores, era el primer partido, era el último campeón y era en su cancha. Razones sustanciales para hacer lo que hizo. Pero ese no es el Unión de Madelón. Como tampoco lo es el de la cancha de Newell’s ni el de los primeros 30 minutos del mediodía del domingo.

 

Se siente la ausencia de los que se fueron. Pero también es justo decir que se siente la de Carabajal, que Bou es un refuerzo de categoría y que Cavallaro demostró, en los minutos que jugó, que le va a dar fútbol al equipo. Es decir, se fueron buenos jugadores pero también vinieron buenos jugadores. En el “mientras tanto”, surgen cosas que preocupan: la pasividad con Newell’s, el primer tiempo (o gran parte del mismo) de Lanús y las dos derrotas.

 

Anunció cambios ante San Lorenzo. ¿Qué hará?, posiblemente un 5-4-1, como ante Racing. Es decir, tratar de armar un partido meramente táctico para ir en busca de un resultado, frenar la seguidilla de derrotas y que el paráte por la fecha Fifa le permita encontrar equipo y funcionamiento.


 

Llega la reclamada Asamblea

 

Este miércoles se llevará a cabo la reclamada Asamblea General Extraordinaria para tratar, fundamentalmente, la deuda con el actual presidente de la institución, Luis Spahn.

 

El primer llamado es a las 18, con un determinado porcentaje de la masa societaria o a las 19 con los socios que se encuentren presentes, aunque se estima que la convocatoria será muy importante teniendo en cuenta la importancia de los temas.

 

En primera instancia se deberá aprobar el presupuesto de ingresos y gastos que exige Superliga. Y como asunto principal, el informe y tratamiento de la deuda con los ex dirigentes, actuales dirigentes y allegados, haciendo foco principal, naturalmente, en la deuda con el principal acreedor del club: Luis Spahn.

 

Si bien se hizo un reclamo a Personas Jurídicas para que se ordene al club que se modifique la convocatoria y se coloque claramente en el orden del día que se debe informar (como dice) pero también tratar, se deduce que esto será así.

 

Recordemos que todo esto surge como consecuencia de un reclamo que se hizo en su momento, a raíz de las declaraciones periodísticas del presidente señalando que “el club me debe más de 5 millones de dólares”. El propio Spahn había prometido que iba a llamar a una Asamblea para el mes de marzo, cosa que no se concretó. Luego de la orden de Personas Jurídicas, se hizo la convocatoria para este miércoles.



 




Diario El Litoral - Copyright 2019