El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/208322

Un ruego desesperado 15 -09-2019
"Mi padre en el fondo del río; y nadie da una respuesta"

Lo dice Maximiliano (26), hijo de Julio César Ferréz, quien murió en el río Coronda hace 9 meses.



La mañana del domingo 23 de diciembre de 2018 se produjo un incidente en la localidad de Sauce Viejo que terminó con un hombre arrojándose al río con un automóvil.

 

Con el correr de los minutos se supo que el individuo en cuestión era Julio César Ferrez (48), un taxista que horas antes había protagonizado una serie de discusiones con su ex pareja.

 

Desde ese momento, se desplegó un operativo de búsqueda en el río Coronda para intentar dar con el auto sumergido y la persona que lo comandaba. Sin embargo una vez que lo hallaron poco fue lo que se pudo hacer porque el auto se encontraba a más de siete metros de profundidad.

 

Odisea familiar

 

A partir de entonces se inició una pesadilla para los familiares directos de Ferréz, que se prolonga hasta el presente.

 

“La situación no cambió en nada desde los días posteriores al hallazgo del automóvil. Nadie se ha comunicado con nosotros para explicarnos algo o brindarnos algún tipo de respuesta”, dice Maximiliano, uno de los hijos del taxista.

 

“La falta de consideración que tienen hacia nosotros es total. No nos dan una respuesta concreta, tampoco una fecha, ni siquiera un estimado de cuándo se retomarán los trabajos de búsqueda, si es que alguna vez se reinician”.

 

 

 

“Antes nos decían que no se podía sacar el coche por la profundidad. Ahora el río está bajísimo. Sin embargo todo sigue igual”, agregó.

 

“Entendemos que hay un protocolo y que hay que tiempos que deben ser respetados. Pero no nos dan ni siquiera un indicio. Solamente nos dicen ‘hay que esperar’. Ante lo que preguntamos ¿cuánto es la espera?. No sabemos si es una semana, un mes o un año”, se quejó el joven.

 

Más adelante Maximiliano señaló que “ni siquiera sé si mi padre ha sido declarado muerto. Yo no tengo siquiera el certificado de defunción. Toda esta indefinición genera un montón de trastornos a la familia que son de carácter administrativo.

 

Aquí no hay una herencia ni nada que se le parezca. Simplemente estoy reclamando hasta para ordenar mi cabeza y la de mi familia. Tanto mi hermana Natalie, como mi abuela, María Rosa (madre del taxista desaparecido). Todos estamos atravesados por este drama”.

 

Sabemos que nuestro padre está en el fondo del río, pero nadie nos dice está muerto”, precisó.

 

Meses sin nada

 

“Se van a cumplir 9 meses del hecho y estamos a la deriva. Yo sé que lo buscaron pero bueno. No quiero entrar en polémicas ni en peleas con nadie. Lo único que quiero es que alguien me llame y me informen. Que me digan cuáles son los pasos a seguir.

 

Este caso tiene que ser atendido por algún fiscal. Bueno, yo no le conozco ni el rostro. Lo poco que sé es porque yo fui hasta la Fiscalía y a la Policía a pedir alguna 



 




Diario El Litoral - Copyright 2019