El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/210210

Exclusivo para El Litoral 05 -10-2019
Alumnos crearon lápices aromáticos para una niña con disminución visual

Son estudiantes de una escuela de Las Petacas. Observaron la pasión de la niña por la pintura y le dieron vida a un proyecto solidario. 



Rodrigo Pretto | region@ellitoral.com

 

Una vez más la escuela Brigadier Estanislao López N° 337 de la pequeña localidad de Las Petacas, en el departamento San Martín, volvió a ser noticia. Ahora, los alumnos del establecimiento educativo tuvieron la fantástica idea de fabricar lápices aromáticos para una pequeña de siete años con disminución visual. ¿El objetivo? Ante la pasión de la niña por la pintura, le dieron una solución para que no tenga inconvenientes a la hora de detectar los colores.
 


La entrevistaron, hicieron un test para que la niña vincule cada matiz con un olor específico y armaron una paleta de 12 tonos con papel de diario y grafito donado por la comunidad. Antes habían creado un banco de sangre local, que luego se replicó en la región, y más tarde construyeron un observatorio astronómico móvil que fue inaugurado en el último eclipse solar del 2 de julio. Ejemplo de solidaridad.
 

 

Una pequeña localidad con poco más de 1.000 habitantes causa hoy una revolución a partir del proyecto “El aroma de los colores”, que beneficiará a personas con disminución visual.Foto: Gentileza.

 

Impulso



La iniciativa solidaria tuvo como finalidad brindarle una gran ayuda a Catalina, una pequeña de siete años con disminución visual producto de cataratas congénitas y glaucoma.
 


“La idea surgió en una materia que se llama Laboratorio de Ciencias Naturales, donde trabajamos en métodos científicos. Planteamos hipótesis y buscamos soluciones. En base a eso trabajamos con el problema que tenía la niña, previa autorización de su madre”, destacó Mariana Echarri, docente de Ciencias Biológicas que está al frente del proyecto.


Tras una serie de investigaciones, los alumnos lograron crear lápices con papel de diario y grafito obtenido a través de las donaciones realizadas por la comunidad y que se encontraban en desuso. Tras llevar adelante una serie de pruebas, pudieron encontrar las esencias buscadas. “Dimos con las propiedades justas que se conservan en el tiempo y no tienen toxicidad, porque se utilizan en cremas corporales, por ejemplo”, detalló la profesora.


Para determinar los colores y vincularlos con aromas y que puedan ser detectados por la pequeña, el grupo de estudiantes realizó una serie de entrevistas con la niña y un test, diseñado por ellos mismos, para observar el comportamiento de Catalina.
 

 

 

 


“De un lado colocamos doce matices y del otro imágenes como un chicle, un chocolate. Y a partir de eso vimos su libre asociación”, explicó Echarri, y detalló que para sorpresa de todos al rojo lo relacionó con la manzana y no con una frutilla, como todos suponían. “Ese examen nos sirvió como disparador para no errarle a la hora de elegir las esencias”, contó.


Lo particular y llamativo de la situación fue que el celeste no pudo ser ligado con ninguna figura por la pequeña, con lo cual ese color es el único que no posee aroma. Así, entonces, el lápiz rosa tiene olor a chicle, el negro a chocolate, el marrón claro a almendra y el amarillo a pera, entre otros.
 


De acuerdo a lo que indicó la docente a cargo del proyecto, más tarde la prueba se replicó en Colonia Castelar, otro pequeño pueblo del departamento San Martín, con una mujer de 49 años que padece retinitis pigmentaria. Y la asociación de los olores creados fue del 90%. “Solamente un matiz no lo asoció con los aromas que había elegido Catalina. Por ende hay algo que se repite en las personas que tienen disminución visual”.
 

 

 

 


Echarri reconoció que nunca imaginaron la amplia repercusión que tuvo la movida. La novedad trascendió la localidad y llegó a todo el país. “Me gustaría que se pueda hacer esto a gran escala para que sea utilizado en otras escuelas y por niños con problemas visuales”, se ilusionó la docente aunque agregó que “hoy es utópico pensarlo porque el proyecto recién comienza”. Sin embargo, le abrió la puerta al optimismo aclarando que piensa en un futuro la viabilidad de la posibilidad porque la fabricación es casera.
 


Para confeccionar los lápices, fue necesario también que exista un aporte colaborativo de toda la comunidad. Los estudiantes recolectaron las minas de los útiles en desuso y a partir de eso comenzaron con la fabricación. Los productos finales están hechos a base de diarios y su dureza es similar a la de un producto convencional. El papel es tratado una semana antes con diferentes esencias y luego se deja secar. Finalmente se realiza el enrollado a los grafitos de colores correspondientes.
 

 

Visita. En ocasión de su paso por el departamento San Martín, recientemente el gobernador Miguel Lifschitz también conoció a la pequeña Catalina y su madre.Foto: Gentileza.

 

 

“Este año nos pusimos como objetivo lograr como sea este proyecto. Diría que fue un capricho. Y lo hicimos. Ahora queremos que se pueda replicar en otros lugares porque es algo que no existe. Tenemos conocimiento de que hay algo similar en Uruguay, pero con témperas”, concluyó la educadora en diálogo con El Litoral.

 

 

 

 


La escuela, siempre noticia

 


La institución educativa de la pequeña localidad del departamento San Martín no es la primera vez que llega a las planas nacionales. Últimamente, y también bajo la tutela de la docente Mariana Echarri, había saltado a los grandes medios por otros proyectos de interés. En un primer momento, la noticia había sido la creación de un banco de sangre local donde los estudiantes confeccionaron una base de datos de toda la comunidad para ayudar a personas que tuvieron familiares internados. La iniciativa, más tarde, se replicó en otros puntos de la región.

 


Lugo, la novedad pasó por la construcción de un observatorio astronómico móvil, el cual fue inaugurado el 2 de julio donde toda la comunidad pudo apreciar el eclipse solar de ese día.


 

 

 

 



 




Diario El Litoral - Copyright 2019