El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/213081

El buque Esperanza atracó en Buenos Aires 02 -11-2019
Greenpeace busca concientizar sobre la falta de regulación de la pesca que afecta al mar Argentino



El buque Esperanza de la organización ambientalista Greenpeace atracó hoy en el puerto de Buenos Aires como parte de una campaña de concientización sobre la falta de regulación en aguas internacionales y que busca denunciar la acción "de unos 400 pesqueros que diariamente arrasan la fauna marina del mar Argentino".


“Pole to Pole” (de Polo a Polo) es la campaña internacional que comenzó a principios de año en el Ártico y busca llegar a la Antártida para evidenciar la urgencia de un Tratado Global de los Océanos, compromiso que se debatirá el próximo mes de marzo en una cumbre realizada por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

 


“Estuvimos recientemente en Montevideo y en breve nos vamos a Puerto Madryn. Buscamos generar conciencia sobre la falta de regulación en alta mar en aguas internacionales, que permite que 400 buques pesqueros de potencias internacionales arrasen con toda la fauna marina”, explicó Gonzalo Strano, vocero de Greenpeace Argentina durante una recorrida que realizó Télam en el buque que con 72 metros de eslora es la embarcación más grande con la que cuenta la organización.


“Estos barcos no pescan dentro de la zona económica exclusiva (200 millas náuticas desde la costa argentina), pero si lo hacen al borde, es decir que es casi lo mismo; frente a Puerto Madryn en una formación que se llama el agujero azul que tiene una características de relieve marino que permiten hacer lo que se llama pesca de arrastre”, precisó Strano.


El activista detalló que este tipo de pesca consiste “en levantar toneladas y toneladas de merluza, merluza negra y calamar" y añadió que "el problema no sólo se da con estas especies, sino con el resto de los animales, que se mueren en las redes y son devueltos al mar generando desequilibrios ecológicos”.

 


"Necesitamos que la sociedad apoye un pedido que vamos a elevar a la ONU para que se firme este Tratado Global de los Océanos que establece que hacia el año 2030, un 30 por ciento de los océanos sean áreas marinas protegidas”, sostuvo Strano, quien contó que “todos los estados se comprometieron a firmarlo, por eso ahora necesitamos el apoyo de la ciudadanía”.


La organización ambientalista puso a disposición de quienes quieran firmarla una petición en la web www.greenpeace.org/argentina/campanas.


El buque, que puede alcanzar una velocidad de 16 nudos, partirá en unos días hacia Puerto Madryn donde permanecerá casi un mes en alta mar haciendo tareas de investigación, documentación de la fauna marina, del estado de los mares, fotografías, filmaciones y “actividades a lo Greenpeace”, aseguró Strano en referencia a las campañas de visibilización que caracterizan a la organización.

 


El Esperanza fue construido en 1984 en Rusia, donde formaba parte del equipo de guardacostas y se lo usaba para combatir incendios, hasta que en 1999 fue adquirido por Greenpeace y modificado para ser más respetuoso del medioambiente.


Entre otras reformas, se incorporaron un sistema carburante especial para evitar derrames, una nueva y más eficiente propulsión diesel eléctrica y un sistema de reciclaje de aguas residuales que permite que sólo el agua limpia sea arrojada al mar.


Su tripulación está compuesta por marineros y voluntarios de distintas partes del mundo.


Con información de Telam



 




Diario El Litoral - Copyright 2019