El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/219459

"Hay mucho que hacer, no es tiempo de descansar" 24 -12-2019
"Tenés del 28 al 29 de diciembre", le dijo Alberto F. a un funcionario que preguntó por las vacaciones



Alberto Fernández y Fabiola Yáñez tienen previsto pasar Nochebuena en la residencia de Olivos compartiendo una cena íntima, donde también estarán presentes el medio hermano del Presidente, Pablo Galíndez, que muy probablemente irá con su hijo, Manuel. Hasta anoche no tenía confirmado si asistiría alguien más a la comida. “No tuvo demasiado tiempo de organizar nada”, dijo un miembro destacado del equipo presidencial, tan cansado como Fernández por la exigente agenda que vienen desplegando en los últimos meses y que el 10 de diciembre se transformó directamente en vorágine.


La familia del Presidente no es demasiado grande. Tiene una hermana que también es abogada, Valentina Fernández, cinco años mayor que Alberto, y Pablo Galíndez, que es fruto del segundo matrimonio de su madre Celia Pérez con el juez Carlos Pelagio Galíndez, con quien Alberto se crió. Celia falleció este año y Galíndez, que fue considerado un verdadero padre por el Presidente y a quien le debe el impulso y respaldo para la carrera judicial, murió en 1997.


Estanislao, el hijo que Fernández tuvo con la abogada Marcela Luchetti, no confirmó todavía si estará esta noche en la Residencia Presidencial, aunque es probable que forme parte del encuentro familiar.


Sin vacaciones


Lo que sí adelantó el Presidente es que no se irá de vacaciones. “Hay mucho que hacer, no es tiempo de descansar”, fue lo que le transmitió a su entorno. Y algún funcionario que se animó a preguntar si tenía la posibilidad de tomar vacaciones obtuvo una respuesta contundente: “Sí, cómo no, tenés del 28 de diciembre al 29 de diciembre". O sea, apenas un día de vacaciones, que es algo así como decir que no, de modo amable.


Enfocado en las urgencias y en poner en marcha un Estado que estuvo prácticamente paralizado desde el 11 de agosto, cuando Mauricio Macri perdió las elecciones primarias, Fernández viene desplegando una intensa actividad que se hace muy difícil de seguir a su equipo más cercano.


Otro asunto que trascendió es que empezará a ordenarse y cuidarse en las comidas, lo que le resultó imposible en los últimos tramos de la campaña. “No le interesa el tema estético sino mantenerse en buenas condiciones de salud, porque las exigencias no disminuirán sino que se irán incrementando con el paso del tiempo, y se da cuenta de que ordenarse en las comidas lo ayuda”, le explicó una fuente a Infobae.



 




Diario El Litoral - Copyright 2020