El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/219780

Los inmobiliarios urbano y rural podrán subir hasta 65% 27 -12-2019
Media sanción para el aumento de impuestos

El consenso marcó la agenda. Todos debieron ceder posiciones en una negociación difícil que avanzó desde la Legislatura hacia la Casa Gris, pero comenzó con un llamado a los senadores del NES desde el Ejecutivo. Cambia el clima dentro del oficialismo porque reaparece el diálogo, aunque haya desconfianzas. El Frente promete ser, como antes el PJ, “una oposición responsable”. 



Por unanimidad, aunque con matices que se deben señalar en cada caso, el Senado aprobó los tres proyectos que la Casa Gris había pedido para el período extraordinario, con vistas a 2020.


Completó el trámite iniciado en Diputados al convertir en ley la salida de Santa Fe del Consenso Fiscal y giró -con media sanción- a la Cámara baja dos asuntos que tendrán suerte muy distinta: la reforma impositiva que está acordada con el Frente Progresista, Cívico y Social que domina el otro recinto, así como la emergencia social, alimentaria y sanitaria; de las contrataciones públicas; económica, financiera y fiscal; y en seguridad, que tiene pocas o ninguna chance de aprobación por esa mayoría opositora.


En la última sesión del año, el Senado mostró al bloque del PJ con un solo discurso, luego de varias reuniones fundamentales para que la mayoría funcione: el gobernador se reunió muy temprano, el jueves 26, con el senador Armando Traferri (que lidera una mitad de la bancada del PJ) y nunca dejó de ser el presidente de todo el bloque, y más tarde, con esos seis senadores “del Nes”. 

 


Fuerte consenso


Los senadores aprobaron (luego de arduas negociaciones que se extendieron durante dos días) con media sanción una reforma impositiva que -si bien no toca avalúos- bien puede ser interpretada como una fuerte transferencia de recursos de los ciudadanos y las empresas al Estado, o -como sostiene el PJ- como una actualización de los gravámenes.


El dato saliente es que el peronismo (que durante la gestión de Hermes Binner se opuso tenazmente) aprobó ahora un proyecto que -si prospera en Diputados- subirá Ingresos Brutos a las empresas cerealeras.

 

Tanto las exposiciones del jefe de la oposición Felipe Michlig (UCR-San Cristóbal) como las del titular del oficialismo, Armando Traferri (PJ-San Lorenzo), así como las del principal referente del gobernador en la Cámara, Alcides Calvo (PJ-Castellanos) destacaron que fue el fruto del diálogo y del trabajo técnico de los ministros enviados por el gobernador a la Cámara, así como del senador Rubén Pirola (PJ-Las Colonias) lo que destrabó la herramienta más importante que logró el Ejecutivo, porque ya tiene -según se subrayó- el visto bueno de la mayoría en Diputados.


La reforma impositiva fue votada favorablemente por todos los senadores y con cambios importantes que se encargaron de ponderar Michlig, Traferri y Pirola.


Hablaron del tope a las subas en los inmobiliario urbano y rural, para que nadie reciba un aumento mayor al 65% (cuando el proyecto del ministro Walter Agosto llevaba algunos al 110%).


El radical dijo con todas las letras que se “atenuó” el impacto de la suba en ingresos brutos para el sector bancario cooperativo “que tenemos que defender con uñas y dientes en el interior de la provincia”, así como en favor del Banco Municipal de Rosario “que es el único que queda en la órbita estatal”, destacó.

 


Discursos


Traferri y Michlig se complementaron en sus exposiciones. El justicialista destacó desde el partido de gobierno el valor de contar con la totalidad de los votos para tocar los impuestos, y el radical también lo elogió en términos personales a su par, al comentar lo difícil que parecía hace solo días que pudiera prosperar esa reforma. El entendimiento llegó al punto en que los opositores se sumaron a un sobre tablas pedido por el oficialismo para tratar la multiemergencia y sus superpoderes- sobre la que luego se abstuvieron.


Otra vez, el bloque de radicales que se ha apartado -Hugo Rasetto (Iriondo) y Leonardo Diana (San Jerónimo)- quedaron del lado más cercano a la Casa Gris y votaron a favor de la norma que -en conferencia de prensa- ya anticipó el Frente su rechazo en Diputados.


Traferri advirtió que “es mucho más fácil oponerse a todo y criticar que sentarse a dialogar para buscar el consenso” y Michlig que “hemos aprendido, en estos años, de nuestros amigos del justicialismo a ser una oposición constructiva”.


El radical dijo que se actuó con una actitud de “colaboración, apoyo y responsabilidad” y desgranó los tres términos: colaborar con el Ejecutivo que “hace 48 horas envió el proyecto”, apoyar a las municipalidades y comunas que reciben también los beneficios tributarios al actualizarse y de manera responsable porque “se le ha agregado razonabilidad” al morigerarle aspectos que eran demasiado duros “para nuestros productores, para muchas pymes y para el bolsillo de los contribuyentes”.


Números duros


Pirola consideró que Santa Fe avanzó “en la construcción de institucionalidad” al lograr la unanimidad para los impuestos. Puso el foco en la calidad del debate que se logró mantener -pese a tantas diferencias aún dentro del peronismo- y muchos de quienes lo escucharon compararon los acuerdos políticos locales con el fracaso de un paquete similar en la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires.


Subrayó que habrá una moratoria que se acopla a la nacional, y que se darán descuentos a quienes hayan sido buenos contribuyentes para alentar el pago de los impuestos.


Calvo se encargó de enmendar una omisión sobre la Patente Única sobre Vehículos para que los coches alimentados con electricidad paguen solo la mitad de ese gravamen y esperó el turno del tratamiento de la ley de emergencia (en múltiples aspectos) que -aún con fuertes reformas impuestas por los senadores del NES- no tienen el visto bueno de la oposición.


En su análisis, el rafaelino expuso los números del déficit provincial. Y si bien asoció la mala situación provincial con las variables macroeconómicas fue muy preciso al señalar que la deuda flotante creció el 78% y hoy es de 22.700 millones de pesos. Advirtió que no se puede financiar los gastos corrientes con más deuda porque los intereses van del 55 al 70%. Y dijo que ya se lo hizo -en la gestión anterior- con 14.000 millones de pesos.



 




Diario El Litoral - Copyright 2020