El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/221331

Hace un año se lesionaba ante Boca y luego le costó volver a jugar en Unión 12 -01-2020
Brian Álvarez, el zurdo que admira a Di María y que quiere su lugar



Enviado Especial a Mar del Plata

 

Hace casi un año, más exactamente el 16 de enero del año pasado, Unión jugaba ante Boca en el mundialista de Mar del Plata un amistoso y lo ganaba 2 a 0 con goles de un Lotti que estaba más para irse a Arsenal que para quedarse en Unión. Ese día, Brian Álvarez arrancó como titular por izquierda y Fragapane fue de punta. A poco de iniciado el partido, Alvarez se lesionó y entró Lotti, volviendo Fragapane al medio. Fue “consagratorio” para Lotti, porque se quedó en Unión y una pesadilla para Brian Álvarez, al que le costó mucho recuperarse de esa lesión sufrida en el amistoso. Ya hizo borrón y cuenta nueva, arranca ahora un nuevo proceso y espera que sea distinto al anterior.

 

—¿Cómo te sentiste?


—Creo que hice un buen partido, me sentí cómodo y tuve una linda oportunidad pegándole desde lejos. Sé que me falta ritmo y que eso se va tomando con la competencia.


—Tus compañeros hablan de la Libertadores como meta. ¿Crees que se puede?


—Nosotros nos planteamos eso: meter a Unión en la Libertadores. Desde ya que ahora estamos pensando en Argentinos Juniors y luego lo haremos con los rivales que vendrán y con Mineiro, que es el otro gran objetivo que tenemos. Pero queremos crecer y sabemos que lo haremos si peleamos arriba en la tabla y clasificamos a la Libertadores.


—¿Qué te pide Madelón, además de ir por afuera, para sorprender a los defensores rivales?


—Me pide que meta mucha dinámica, que vaya por afuera, que utilice mi velocidad y que ayude a mis compañeros para la recuperación de la pelota. Leo nos pide esfuerzo y sacrificio a los volantes laterales. Eso ya lo sé y trato de satisfacerlo.

 

—Más allá de la evaluación personal que podés hacer, daría la impresión de que no fue bueno lo que hizo el equipo en este amistoso ante Alvarado. ¿Coincidís?


—Nosotros somos conscientes de que podemos jugar mejor y que estamos en un momento de la pretemporada en el que se está haciendo un trabajo físico fuerte. En el mejor pasaje de Unión, cuando empezábamos a dominar un poco más, llegó el gol de ellos y ahí nos caimos un poco. Estas cosas sirven para que las tomemos de ejemplo para que no nos vuelva a pasar en el resto del año.

 

—Se viene una seguidilla interesante...


—Son muchos partidos y a eso lo hablamos mucho con el técnico y el profe. Por eso, la pretemporada se está basando mucho en prácticas con pelota. Tenemos que llegar bien afilados al comienzo de la competencia, porque tendremos 8 partidos en menos de un mes.
 

—¿Tenés presente lo del año pasado? 


—Si, claro... Fue muy feo para mí porque tenía muchas ganas e ilusiones. Me costó mucho recuperarme durante el año, no jugué mucho y quiero que este año sea totalmente distinto.


—¿Cuál considerás que es tu mayor virtud?

 

—A mí me gusta jugar por afuera y desequilibrar en base a velocidad. Tengo cambio de ritmo, dinámica y trato de que ese sea mi fuerte y mi aporte para el equipo.
 

—¿En quién te reflejás?


—En Di María. Siempre me gustó su estilo de juego, para mí es el mejor en mi puesto.



—¿Madelón te pide que tirés diagonales?

 

—Sí, claro. El siempre me está reclamando que me tire al medio y que pueda meterme en el funcionamiento del equipo. Pero sabe que mi fuerte es el desborde por afuera.



—¿Se te complica si tenés que meter una diagonal, por tu perfil?

 


—Bastante, pero hay que tratar de mejorar. De volante por derecha jugué varios partidos en inferiores y también lo hice en Ferro. Allí cambia y me favorece la diagonal. Pero me siento más cómodo por izquierda.

 

—Para colmo, Carabajal es diestro...

 

(Risas) Sí, claro. A él lo favorece jugar por izquierda, porque si bien no le queda el mejor perfil si desborda por afuera, logra sacar provecho al meter diagonales y a eso lo hace muy bien. Es un buen jugador Gabriel.
 


—¿Te gusta manejar las pelotas quietas?


Creo que no hay un zurdo que no maneje las pelotas paradas, por una cuestión de pegada. A mí me gusta que Leo me brinde esa posibilidad. Mi objetivo es pelear para ganarme un lugar adentro de la cancha o si no, apoyar desde afuera. Y mi objetivo es terminar el año jugando.



 




Diario El Litoral - Copyright 2020