El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/227918

Columna de Neurociencias (por Dr. Hugo Valderrama) 01 -03-2020
¿Cómo sabe que no está soñando ahora mismo?, seguramente se equivoque



Dr. Hugo D. Valderrama | Médico Neurólogo. Máster en Neurociencias. (mat. 5010)

 

Podría responder “porque tengo los ojos abiertos”, “porque me pellizco y siento el dolor”, “porque todo parece en su lugar y real”. Respuestas incorrectas. En los sueños también tiene los ojos abiertos y puede sentir dolor, si sueña que se pellizca o alguien lo lastima. Puede soñar con situaciones u objetos totalmente irreales, como también con habitaciones, calles o personas, tan reales como la vida misma.

 

La realidad virtual que le generan sus neuronas puede ser tan perfecta que además de verla llegué a sentir que la toque, escuche, huele o saboree. En los sueños vividos puede sentir la desesperación y el viento de una caída libre, la excitación con un beso, el gusto de un helado, el pánico frente a los pasos de alguien que lo persigue.

 

Podría responder “yo no sueño hace mucho, así que no puedo estar en un sueño”. También incorrecto. Sueña cada vez que duerme, siempre y varias veces. Pero puede pasar mucho tiempo sin que una emoción o sensación en un sueño le den ese empujón a las neuronas que activan su despertar y así poder recordarlo. Sin esos estímulos fuertes de determinados sueños, o un estímulo externo que lo despierte justo cuando está soñando, no tendrá oportunidad de recordar que lo hizo.

 

De hecho, mientras está soñando, no hay forma de detectar que lo que está experimentando es irreal, a excepción de unos pocos “sueños lúcidos”, que explicaré más adelante. Podría estar soñando en este momento, que está leyendo esta columna, sin saberlo. Pero tranquilo. Por el contrario, hay una forma eficaz de comprobar que así sea cuando está despierto. Haciéndose a usted mismo una simple pregunta y respondiendo: ¿qué hice durante el día de ayer? Primero, es muy raro que se haga esta pregunta en un sueño; y segundo, sólo podrá responderse dando un orden cronológico si está despierto.

 

Cuando sueña, la red neuronal que regula su capacidad de ordenar el tiempo se desactiva. Su cerebro tiene disponible una biblioteca gigante de recuerdos de distintas épocas, para mezclar a su antojo. Pueden interactuar vivencias, personas, lugares, de diferentes momentos de su vida.

 


 

 

Por ello mismo, si sueña que está en la casa de su abuela, no puede preguntarse en qué momento llegó usted ahí y de dónde viene, simplemente comienza a jugar. Menos aún, va a tener la capacidad, para ordenar cronológicamente hechos de días previos, como ser: ¿a qué hora me levanté ayer?, ¿qué desayuné?, ¿qué hice durante la mañana?, etc.

 

De esa manera, queda respondida la pregunta del título. Pero, ¿qué pasa con esas excepciones que pudo haber experimentado o no, de darse cuenta que esta soñando? Se los denominan sueños lúcidos, durante los cuales, esas áreas cerebrales que tendrían que estar inactivas, excepcionalmente se activan. Esto le permite detectar incoherencias en el relato del sueño y tomar conciencia de que está soñando. Desafortunadamente, el cerebro no permanece mucho tiempo con estas redes funcionando en simultáneo y, en general, se despierta al poco tiempo.

 

La pregunta que sigue es entonces ¿para qué soñamos? La respuesta, en una próxima columna.



 




Diario El Litoral - Copyright 2020