El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/229902

Olimpismo 13 -03-2020
El "fuego sagrado", rumbo a Tokio



Pese a las dudas que parecen multiplicarse día a día por la pandemia de Coronavirus, el célebre ritual de encendido de la llama olímpica se concretó en Grecia, con solamente algunos invitados como privilegiados testigos, producto de las medidas de precaución por la enfermedad.

 

Teniendo como destino final a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, por primera vez en la historia, la primera portadora del “fuego sagrado” fue una mujer: la tiradora Anna Korakaki, medalla de oro en Río de Janeiro 2016.

 

El acto que simboliza la hermandad entre las ciudades que albergan el mayor acontecimiento deportivo del mundo, tuvo la única presencia de un centenar de personas, entre autoridades y periodistas. Entre ellas, el saliente presidente de Grecia, Prokopis Pavlópulos y el alemán Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional.

 

El representante especial de la delegación japonesa, Toshiaki Endo, agradeció al Gobierno griego las medidas de seguridad previstas para poder celebrar el acto e hizo referencia a la llama olímpica y al recorrido que sigue como un símbolo de paz.

 

También habló de la lucha contra el cambio climático, ya que los JJ.OO. 2020 serán “los primeros en cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas”.

 

Por su parte, Bach alabó en su discurso el compromiso mostrado por el país anfitrión y dijo que “Japón ha demostrado su creatividad en cuanto a sostenibilidad, tecnología y crecimiento”.

 

Fue la actriz Xanthi Yeoryíu la encargada en su papel de Gran Sacerdotisa de Olimpia, de encender la antorcha, en el templo de Hera en Olimpia, para luego pasársela a la tiradora Korakaki.

 

A continuación, ya llegó el protagonismo del país que acogerá el evento a partir del próximo julio: la atleta japonesa Mizuki Noguchi, oro olímpico en el maratón de Atenas 2004 y campeona del Maratón de Tokio en 2007. Ahora, la antorcha recorre durante una semana el territorio griego, hasta llegar al Estadio Panatinaico, sede de los Juegos Olímpicos de Atenas 1896.

 

De allí en más...

 

Los representantes japoneses del Comité Organizador se encargarán del traslado a su país, con la campeona olímpica en salto con garrocha, Katerina Stefanidi como última portadora en territorio griego.

 

Ya en tierras niponas, comenzará el recorrido desde Fukishima, en recuerdo y homenaje a los fallecidos por el terremoto y tsunami que ocurrió en aquella localidad, en la que se perdieron 18.000 vidas y desplazó a más de 150.000 personas de sus hogares en 2011.

 

Desde el 26 de marzo pasará por las 47 Prefecturas de Japón, hasta el encendido del pebetero, el 24 de julio en Tokio. La antorcha, fabricada con aluminio reciclado de los alojamientos temporales que fueron habilitados para las víctimas, simboliza la reconstrucción que se ha llevado a cabo en las regiones más castigadas por el cataclismo.

 

Justamente Fukushima será sede de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos 2020, con un partido de sóftbol entre las selecciones de Japón y Australia, el 22 de julio (si es que todo llega a feliz término....) 



 




Diario El Litoral - Copyright 2020