El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/230305

El coronavirus no da tregua 16 -03-2020
Covid-19: los casos en el resto del mundo ya superan a los de China

El número de infectados por esta pandemia crece exponencialmente, a una velocidad imposible de anticipar en los tiempos de cualquier emergencia sanitaria precedente y con una magnitud jamás vista. Si bien China respira un poco, ante el fin de la escalada o pico de la enfermedad, otros países sufren verdaderas tragedias humanitarias. 



La pandemia de coronavirus alcanzó en la víspera otro hito luego de que el total de casos en el resto del mundo superara a los de China, donde comenzó el brote. Mientras tanto, mientras millones de personas en Europa, Medio Oriente y Estados Unidos empezaron a encerrarse en sus casas y a abastecerse de provisiones en medio de cierres generalizados de fronteras anunciadas país tras país. A tres meses y medio de la detección del primer caso en China, España se convirtió hoy en el cuarto país entre los que poseen más infectados en el mundo, superando a Corea del Sur. Sólo China, Italia e Irán tienen más casos confirmados de covid-19 que España, donde el número de infectados se incrementó un 20% y alcanzó ya los 9.191, con 309 muertos.

 

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, insinuó la posibilidad de prohibir durante treinta días el ingreso a la Unión Europea (UE) de personas que no realicen viajes esenciales en un esfuerzo por contener la propagación del virus, que es altamente contagioso y particularmente letal para los adultos mayores o personas con otras enfermedades de base. “Cuanto menos viaje, más podremos contener el virus”, dijo. La medida serviría como refuerzo a la decisión adoptada por muchos países de la UE de restablecer controles en sus fronteras, como España, Alemania e Italia. Alemania, donde los casos se incrementaron en más de 1.000 en 24 horas, serán restringidos los cruces fronterizos desde Francia, Austria, Suiza, Dinamarca y Luxemburgo.

 

En Francia, el presidente Emmanuel Macron anunció un período de quince días de aislamiento en los hogares efectivo para todo el territorio del país. “Nuestros viajes se reducirán considerablemente, ya no se permitirán reuniones al aire libre y no podremos estar con nuestros amigos”, explicó en un mensaje a la nación. “En todo el territorio francés solo se deben realizar los desplazamientos necesarios, para comprar, respetando las distancias, para recibir tratamiento médico, para ir a trabajar,... todas las empresas deben organizarse para facilitar el trabajo en remoto”, añadió. “Estamos en guerra, en una guerra de salud”, arengó.

 

Enemigo microscópico

 

En Berlín, la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, anunció el cierre de la mayoría de los comercios y varios lugares públicos, como bares, clubes, teatros y piscinas de natación. Los horarios de los restaurantes se limitarán y las mesas deberán estar a una cierta distancia unas de otras, aclaró también. Sobre los viajes, Merkel dijo que los alemanes no deberían hacer viajes personales ni dentro del país ni hacia el extranjero, aunque no quedó claro si se trataba de una prohibición o un consejo. A diferencia de la mayoría de sus vecinos europeos, el Reino Unido no ha cerrado bares, restaurantes ni escuelas, ni prohibió grandes eventos para frenar el virus.

 

Sometido a críticas por el enfoque, el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció medidas más drásticas, entre ellas evitar los lugares públicos (que no cerrarán) y trabajar desde las casas dentro de lo posible. “Es hora de que todos frenen los contactos personales no esenciales y los viajes innecesarios”, dijo Johnson, sin dejar de reclamarle a quienes viven con alguien que tenga tos o fiebre que se queden en sus casas durante catorce días, a la vez que llamó a evitar los pubs, clubes, teatros, cines y otros lugares públicos cerrados. También pidió sólo asistir a los hospitales en casos necesarios, para no sobrecargar el sistema de salud del Reino Unido, donde las autoridades informaron 171 nuevos casos, que elevan el total a 1.543 personas infectadas, de las que 36 han fallecido.

 

En Asia, donde el virus hizo estragos desde diciembre pasado, las autoridades urgieron al público a mantener la vigilancia para conservar los avances logrados en la lucha contra un enemigo microscópico que amenaza las costumbres cotidianas y la vida de millones de personas. En Estados Unidos, millones comenzaron la semana encerrados en sus casas por el coronavirus. Autoridades sanitarias estadounidenses dijeron que el número de casos de coronavirus en el país ha llegado a un nivel comparable con el registrado en Italia hace dos semanas, señal de que las infecciones van a aumentar en Estados Unidos.



 




Diario El Litoral - Copyright 2020