El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/230420

La línea gratuita 144 sigue vigente las 24 horas 17 -03-2020
Cuando el aislamiento forzoso potencia la violencia de género

Los riesgos que puede suponer la medida de mitigación recomendada ante la pandemia y dónde recurrir. Cómo evitar que se profundice la desigualdad en el cuidado de niños.



El gobierno nacional instó a la población a permanecer en un aislamiento social forzoso con el fin de evitar la propagación del coronavirus. Sin embargo, “quedarse en casa” puede ser un riesgo o una pesadilla cuando se atraviesa una relación violenta. En ese sentido, el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, a cargo de Elizabeth Gómez Alcorta, advirtió que estas situaciones “pueden derivar en un aumento de los casos de violencia por motivos de género”.


A través de la red social Twitter, el organismo recordó que la línea 144 responde “las 24 horas, los 365 días del año”. El posteo incluye una serie de cuatro flyers con las respuestas a las inquietudes más frecuentes sobre el funcionamiento de este “dispositivo gratuito de atención telefónica orientado a brindar contención, información y asesoramiento en situaciones de violencia por motivos de género”. En uno de ellos se recuerda que a través de la línea se atienden situaciones de violencia física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, simbólica y política.


Tareas de cuidado


Por otra parte, desde el ministerio nacional se advierte que la cancelación de clases en el nivel inicial y primario por la situación sanitaria relativa a la propagación del coronavirus COVID-19 aumenta la demanda de tareas de cuidados al interior de los hogares, “y son mayoritariamente las mujeres las que se hacen cargo de estas tareas perdiendo ingresos por presentismo o por no poder trabajar cuando son cuentapropistas”. En definitiva, estas mujeres no solamente terminan sobrecargadas sino además, con menos ingresos. A este escenario se suma la situación de las abuelas, que también suelen ser cuidadoras invisibilizadas en circunstancias similares, y que, además, en esta situación particular, constituyen población de riesgo y de ningún modo debieran ser quienes se encarguen de cuidar. 


Por esa razón es que se trabaja en articulación con todas las áreas del gobierno nacional para responder y satisfacer esta nueva demanda de cuidado, a fin de evitar la pérdida de ingresos de quienes deban garantizar los cuidados y no reproducir o profundizar la existente desigualdad de género entre el trabajo de cuidado que hacen mujeres, varones y otras identidades. 


En este contexto, “la promoción del trabajo desde los hogares y la justificación de inasistencias en forma igualitaria entre progenitores o personas adultas a cargo de niños y niñas tanto en el sector público como privado dispuesto por el gobierno nacional es fundamental para reducir las desigualdades en la distribución de las tareas de cuidado y promover estándares más justos”, señala el ministerio.

 

Solidaridad y protección


En los últimos 10 años, el 62 % de los femicidios ocurrieron en la casa de las propias víctimas o en la vivienda compartida con el agresor. Así lo recuerda el Observatorio Nacional MuMaLa “Mujeres, Disidencias, Derechos”, mientras advierte que, en este contexto, los hogares “siguen siendo lo lugares más inseguros”.


Por ello advierte que “es necesario fortalecer las redes solidarias y de protección para que la restricción de circulación, en el marco de las medidas sugeridas por el Estado para la prevención del coronavirus, no nos exponga a la violencia machista”.


Además del 144, sugiere recurrir al 911 o llamar a una persona de confianza que pueda ofrecer protección.



 




Diario El Litoral - Copyright 2020