El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/233789

Pablo Gozzarelli 08 -04-2020
El reposo del guerrero

bligado por las circunstancias, el goleador de Sarmiento de Humboldt pasa sus días junto a su novia en la localidad de Candioti. Reparte las horas con su trabajo y por la tarde realiza actividades físicas en el patio de su casa. Enterado del contagio por coronavirus de la familia de su hermana, se informa y se ocupa del tema. 



La respuesta no se hizo esperar. Pablo Gozzarelli, aquel que naciera en Santa Fe FC con Pablo Bonaveri como DT, se vio sorprendido por la noticia de que la familia de Celeste, su hermana, se había contagiado de coronavirus. “Ellos se fueron a San Andrés, Colombia, y cuando volvieron hace algo más de 20 días y por síntomas de la enfermedad, dieron positivo luego de los controles de los médicos. Mariano, mi cuñado, Celeste, mi hermana, y Clara de 3 años y medio, mi sobrina y ahijada, hicieron escala en Panamá y ahí (eso creen ellos) fue el lugar de contagio”. 


—¿Cómo fue el regreso?

—Así como te dije: Colombia, Panamá y luego Buenos Aires, lugar donde se subieron al auto y no pararon hasta la puerta de su casa. Nunca tuvieron contacto con nadie. El día 12 de la cuarentena (miércoles 1° de abril) Clarita tuvo algo de fiebre y, mi hermana y mi cuñado, tuvieron pérdida de olfato por lo que se comunicaron con emergencia y ese viernes les hicieron los estudios correspondientes que dieron positivos este domingo que pasó.


—¿Cómo están hoy?

—Están bien. En estos momentos sin ningún síntoma de nada. Encerrados en la casa como debe ser. Pero por suerte están todos bien.

 


En primera persona


—¿Cómo vivís estos momentos?

—Junto a mi novia Vale estamos viviendo en Candioti y desde que se inició la cuarentena no salimos de casa, salvo para hacer las compras necesarias. Yo trabajo en la Cooperativa, Asociación Unión Tamberos CL y por suerte puedo hacer prácticamente todo el trabajo desde mi casa. Vale, por su parte, es odontóloga y no puede realizar su actividad hasta que esto vuelva a la normalidad.


—Desde los físico, ¿qué podes hacer para no perder todo el trabajo de la pretemporada que habían realizado antes del comienzo del torneo de la Liga Esperancina?

—Por suerte en casa hay un patio que nos permite entrenar bastante bien. El profe del Club Atlético Sarmiento me va pasando los trabajos vía whatsapp. Y Vale hace los ejercicios mediante videos en vivo desde el gimnasio que ella asistía. Es un momento difícil porque uno no puede hacer vida normal en relación a lo que venía haciendo.

 


Rompiendo redes

 

Desde sus comienzos en Santa Fe Fútbol Club y con la conducción técnica de Pablo Bonaveri, el goleador nunca más paró de hacer goles y fue creciendo con el paso del tiempo. “Después de Santa Fe FC me fui a Temperley, tras lo cual me trasladé a San Marcos de Arica (Chile), volví a Santa Fe FC y luego jugué en Estudiantes de Buenos Aires. Ahí pude dar un lindo salto cuando me contrataron de la Liga Deportiva Universitaria de Portoviejo (Ecuador). De regreso me fui a Sarmiento de Humboldt, después jugué en San Martín de Progreso, y luego volví a Sarmiento de Humboldt, lugar donde hoy sigo mi carrera como futbolista”.


—La vuelta al fútbol se hace desear. ¿Qué pensás?

—Uno quiere pensar que no falta tanto. Pero todo depende de esta pandemia que estamos viviendo. La salud está antes que cualquier cosa. Yo quisiera que vuelva el fútbol lo antes posible. Pero la verdad uno no tiene idea de cuándo pueda volver. 



 




Diario El Litoral - Copyright 2020