El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/240144

En Detroit, EEUU 18 -05-2020
Un sacerdote bendice a los feligreses con una pistola de agua para respetar la distancia social



Tras la irrupción del COVID-19, los restaurantes, los centros comerciales, las escuelas y los medios de transporte tuvieron que sucumbir a la nueva normalidad. Y esto, también ocurre en el interior de las Iglesias.

 

Para evitar grandes concentraciones, buena parte de los países del mundo prohibió cualquier tipo de acto religioso. Por eso, los sacerdotes dieron rienda suelta a su creatividad, y se las ingeniaron para oficiar los servicios sin quebrantar las normas de seguridad sanitaria.

 

Si en marzo la Basílica de Guadalupe de la Ciudad de México transmitió a través de Youtube su misa dominical -que se celebró a puerta cerrada por el nuevo coronavirus-; y en Francia los fieles asistieron este domingo a una “misa en coche”, ahora, un sacerdote de Detroit, en el estado de Michigan, se viralizó en redes sociales por aplicar un método en absoluto convencional.

 

Foto: Gentileza

 

 

 

Durante las celebraciones de Semana Santa, el padre Tim Pelc utilizó una pequeña pistola de agua para bendecir a sus feligreses. El religioso estadounidense rellenó el arma de juguete con agua bendita, y desde una distancia segura, disparó a los devotos, que esperaron su turno dentro de sus autos.


Tim Pelc explicó que con su idea quería llamar la atención de los más pequeños de su iglesia, la parroquia St. Ambrose, en Grosse Pointe Park, para animarles a asistir a los oficios de Semana Santa.

 

“La idea original era hacer algo por los niños de la parroquia”, dijo Pelc al diario Buzzfeed News este fin de semana. “Estaban listos para tener una Pascua diferente a cualquiera de su pasado, así que pensé, ¿qué podemos hacer para cumplir todos los protocolos de distanciamiento social?”.

 

 

Cuando se le ocurrió el plan de la pistola de agua, el hombre de 70 años le preguntó a un amigo que trabaja como médico en una unidad de emergencias si era seguro llevarlo a cabo.

 

“Él dijo, ‘No solo es seguro, es divertido’, y vino con sus hijos”, contó el sacerdote al diario estadounidense. “Me proporcionó todas los elementos de protección personal que necesitaba. El sol salió, y tuvimos una buena participación. Fue una forma de continuar una antigua costumbre, y la gente parecía disfrutarla", agregó.

 

Aunque las fotografías se compartieron en la cuenta de Facebook de la parroquia a mediados de abril, se viralizaron recientemente en Twitter, donde una de las imágenes logró el domingo más de 123.000 retuits. Incluso la misma iglesia compartió un meme al respecto.

 

 

Acerca de la repercusión que tuvo su idea, Pelc explicó que gustó mucho en Ucrania y divirtió a los alemanes, que iniciaron una discusión sobre los tipos de pistolas de agua. Algo más inquieto, reconoció que las fotografías habían llegado hasta la Ciudad del Vaticano.

 

“Incluso tuvo dos visitas del Vaticano, lo que me preocupó pero todavía no he escuchado nada”, comentó.

 

El estado de Michigan es uno de los más afectados por el COVID-19 en EEUU. Según los registros oficiales, allí ya suman 51.142 casos positivos y 4.891 muertes. Por su parte en el condado de Wayne, donde se ubica la ciudad de Detroit, se contabilizaron hasta la fecha 19.065 casos confirmados y 2.213 defunciones.



 




Diario El Litoral - Copyright 2020