El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/240688

Tomar la crisis como oportunidad 21 -05-2020
"Justicia educativa": Propuesta de inclusión digital para los sectores más postergados

El diputado provincial Oscar Martínez elaboró un proyecto de ley que busca garantizar el derecho a la educación virtual en estudiantes y docentes, que padecen la falta de herramientas y conectividad. Fue presentado por videoconferencia y contó con el respaldo de distintos actores y referentes del sistema.



A través de una videoconferencia con representantes de distintos sectores del sistema educativo, el diputado del Frente Renovador-PJ, Oscar Martínez, presentó un proyecto de ley sobre acceso equitativo y calidad en la educación provincial. La exposición contó con el aporte de Gustavo Iaies, licenciado en educación y especialista de consulta del espacio político.


La iniciativa enviada a la Legislatura santafesina busca favorecer la educación virtual para estudiantes de escuelas primarias y secundarias de los sectores más vulnerables, que padecen desigualdades sea por falta de conectividad como por falta de dispositivos.


Al respecto, Martínez explicó que el proyecto “contempla que a través de los establecimientos educativos se distribuya un dispositivo móvil a los estudiantes que carezcan de él, con un mínimo de datos garantizados, destinados únicamente a la navegación de los sitios que el ministerio de Educación de la Provincia disponga. Los mismos deberán ser solicitados por el padre o madre del alumno y tendrá carácter de declaración jurada. Además, autoriza al ministerio de Educación a celebrar convenios con los prestadores de telefonía móvil y con pymes y cooperativas, y también convenios con empresas que generan contenidos digitales pedagógicos, documentales, e books y juegos educativos”.


Argumentos


Considerando el marco de emergencia ante la pandemia del Covid-19, Martínez pidió ser “comprensivos de la difícil situación económica” para mejorar la educación. “Creemos que la educación presencial es irremplazable, pero la pandemia desnudó las desigualdades educativas. Hoy el único vínculo que muchos tienen es a través de los cuadernillos. Por eso, nos enfocamos en generar una ley que brinde herramientas”, dijo.


Respecto del escenario de educación virtual, manifestó que “en la provincia de Santa Fe 2 de cada 10 estudiantes primarios y secundarios no pueden acceder a ella debido a su situación de vulnerabilidad, poniendo en serio riesgo su continuidad escolar”. Ante ello, instó a que sea el Estado quien “acerque las herramientas a quienes las necesitan, no sólo para corregir la vulneración del derecho a una educación igualitaria y de calidad, sino también para disminuir las desigualdades y proyecta un futuro con más justicia social”. 


Por último, valoró programas anteriores como el Conectar Igualdad: “Aprendimos de los errores de estas experiencias. De modo que pensamos en una iniciativa que no tenga solamente en cuenta la oferta del Estado, sino también la demanda de los actores del sistema, por lo que estamos trabajando en distintas líneas de financiamiento”, concluyó el legislador.


Respaldos


En apoyo a la iniciativa, de la videoconferencia participaron más de doscientos cincuenta interlocutores, entre los que estuvieron representantes de los gremios UDA, Amsafe y Sadop, referentes de movimientos sociales, directivos y docentes de escuelas de toda la provincia. También formaron parte los legisladores del interbloque del PJ Ricardo Olivera y Leandro Busatto. 


Busatto, jefe del bloque oficialista en la Cámara Baja, expresó su apoyo al proyecto. “La pandemia, como hecho coyuntural, terminará produciendo cambios de fondo en las sociedades. Al quedar en claro el papel clave que cumple, el Estado necesita articular con la sociedad valores que tienen que ver con la educación y la inclusión de herramientas en las escuelas que incorporen nuevos procesos de enseñanza. Discusiones como estas tienen que ser un punto de partida, nuestro compromiso es enriquecer todas las medidas que busquen mejorar la educación”.


Olivera, integrante de la comisión de Educación en Diputados, celebró la iniciativa, destacando dos deficiencias: abandono escolar en el nivel medio y desigualdades en los conocimientos de ingresantes universitarios. “De esta pandemia debemos salir fortalecidos, y esto se logra con la construcción colectiva. Necesitamos fortalecer la solidaridad y evitar la mayor concentración. Las condiciones de los docentes también deben ser tenidas en cuenta para mejorar la educación”, sostuvo.


En espera


Otro proyecto de Martínez aguarda en comisiones: el Boleto Educativo Gratuito. Pese a los imprevistos de la pandemia, sostuvo que será beneficioso para estudiantes, docentes y no docentes cuando suceda la vuelta a clases. “La responsabilidad del sistema educativo es brindar contenido integral. Esta iniciativa tiene el mismo espíritu igualador que la del boleto gratuito, buscando integrar a los sectores más postergados. Esta crisis tiene que ser una oportunidad para dar un salto de calidad en el ámbito educativo”.


Achicar la brecha


En la apertura del encuentro, el licenciado Gustavo Iaies dio respaldo teórico al proyecto. En ese sentido, destacó la importancia del acceso a la educación virtual en el contexto actual: “Nos tenemos que preparar para el día después, trabajando en todo lo que pueda ayudar a que nuestros chicos estén en igualdad de condiciones a la hora de aprender. No hay que enamorarse de las nuevas tecnologías, pero sí es necesario integrarlas. Creo que la ley que está presentando Oscar es un enorme paso adelante para luchar contra la inequidad”. 


Como análisis del particular momento, Iaies resaltó el trabajo de alumnos y docentes y reparó en el compromiso de las familias: “Los padres hoy se sienten maestros suplentes, hay que comprometerlos en la educación. Para eso es necesario explicar más, decir qué queremos que hagan. En cambio, en la secundaria se ve un proceso de más autonomía, donde quedó demostrado que pueden tener un docente que sean guías de los contenidos”. 


Respecto del futuro del sistema educativo, el especialista indicó: “No creo que nazca una nueva escuela, pero hay hallazgos que nos deja esta situación. Las condiciones en que volveremos a las aulas serán muy diferentes. Lo primero deberá ser reconstruir los vínculos; en segundo lugar, recuperar contenidos. Tenemos que seguir sosteniendo la escuela que explica lo básico, un rol que no cumple ninguna otra institución: la socialización. Las tecnologías no son la solución, pero nos pueden ayudar en la exploración del mundo de los conocimientos”.

 

Miradas intersectoriales

 

 

Sergio Romero, titular de UDA, se refirió a la falta de respaldo legal con la que cuentan los docentes en el escenario de clases actual. “El artículo 109 de la ley de Educación permite la educación a distancia únicamente a partir de 18 años, dejando afuera el ciclo básico. Estamos en contacto con la Cámara de Diputados de la Nación que se encuentra regulando este nuevo proceso de enseñanza”, dijo. Y agregó: “Este tipo de proyectos deben ser tenidos en cuenta para hacer indispensable el derecho a la educación. Para un docente se hace imposible comprarse una notebook con el salario básico que percibe”.

 

 

Adriana Monteverde, secretaria adjunta de Amsafe, destacó que la desigualdad tecnológica también es parte de la realidad docente. “En gran parte de las casas hay falta de disponibilidad tecnológica, pero en las casas de los docentes pasa lo mismo. La educación virtual es una herramienta, no debe ser tomada como modalidad, porque la escuela cumple un rol importantísimo de sociaibilización”, dijo. Y agregó: “Valoramos la iniciativa, esperamos que esta prospere. Todos los recursos son bienvenidos para apostar a un futuro más justo y solidario”.

 

 

Silvana Cadahia, secretaria adjunta de Sadop Rosario, aportó a la discusión las deficiencias presentes en el ámbito de la educación privada. “El sistema de educación santafesino está fuertemente centrado en la presencialidad. Hoy por hoy, los docentes santafesinos sostienen el sistema en soledad y a la distancia, de acuerdo a las herramientas disponibles en las comunidades educativas”, dijo. Y agregó: “Nos parece muy importante este proyecto de ley porque supera las diferencias entre estudiantes. Además, las escuelas de gestión privada nunca fuimos integradas a los programas de conectividad”. 

 

 

Silvana Mana, directora de jardines del Movimiento Los Sin Techo, resaltó también que el proyecto los incluya ya que pese a ser de gestión privada trabajan en los sectores más postergados. “Tenemos que reconstruir los vínculos. Es muy necesario incluir a los barrios más vulnerables. Los cuadernillos fueron una buena alternativa, pero hay muchas familias que no saben leer o interpretar textos. Debemos pensar muy bien todo lo referido a la pospandemia, para que los proyectos duren en el tiempo y todos estemos dispuestos a trabajar en la virtualidad”, manifestó.

 

 

Patricia Silva de Cattaneo, referente de la Iglesia Evangélica, agradeció la oportunidad de ser incluidos y retrató la realidad que desde la educación confesional. “Este proyecto nos va a permitir equiparar las condiciones. Actualmente, nos encontramos con realidades tremendas en distintos barrios. Muchas familias no están en condiciones de poder ayudarse a sí mismas. La tecnología es una herramienta que en este contexto se volvió fundamental. Necesitamos que los maestros puedan comunicarse con sus estudiantes, transmitiendo la esperanza de que vamos a salir de esta situación entre todos”, sostuvo.



 




Diario El Litoral - Copyright 2020