El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/241350

Crisis sanitaria 26 -05-2020
Acuerdan monitoreo binacional en la frontera entre Uruguay y Brasil



Los presidentes de Uruguay, Luis Lacalle Pou; y de Brasil, Jair Bolsonaro; acordaron en una comunicación telefónica poner en práctica un tratado vigente que obliga a ambos países a realizar acciones sanitarias conjuntas en la frontera común.

 

El contacto entre los mandatarios fue acelerado después de que en los últimos días se dispararan los contagios de coronavirus, e incluso murieran dos personas por esa causa, en Rivera, una ciudad del norte de Uruguay que limita con Brasil.

 

“Tuvimos una conversación para poner en práctica un tratado existente de monitoreo, de acción binacional sanitaria; hemos recibido el visto bueno del presidente brasileño para aplicar este tratado”, dijo Lacalle Pou en conferencia de prensa en Rivera, donde anunció además la suspensión de las clases.

 

El jefe del Estado uruguayo precisó que en la conversación con Bolsonaro hubo una “preocupación recíproca” por la situación en la frontera.

 

No obstante, Lacalle Pou señaló que Uruguay no puede decirle a su colega cuáles tienen que ser las medidas a aplicar para controlar la pandemia en Brasil.

 

“La primera manera de tener una buena relación con Brasil es no diferenciar las políticas y si llega a haber una diferencia no voy a ser yo quien la establezca; el mundo necesita coincidencias y eso es lo que hemos buscado”, apuntó.

 

Lacalle Pou viajó ayer a Rivera ante el incremento de casos y las dos muertes registradas allí el fin de semana para reunirse con las autoridades del departamento (provincia) y analizar medidas.

 

Rivera tiene la particularidad de llevar una vida binacional, pues conforma un área metropolitana junto a la brasileña Santa Ana do Livramento.

 

Aunque Uruguay mantiene las fronteras cerradas, las llamadas “ciudades binacionales” resultan una excepción.

 

“Las medidas van a estar focalizadas en respetar la vida binacional, pero al mismo tiempo tratar de que desde Rivera no emigren focos, contagios, al resto del país”, indcó Lacalle Pou.

 

La idea de las autoridades uruguayas es intentar reducir lo más posible el movimiento de personas de un país a otro y, por ello, van a instalarse cuatro puntos de control en los que estará presente el Ejército uruguayo, como forma de desestimular la movilidad.

 

Asimismo, se anunció que en estos días se van a efectuar unos 1.100 test aleatorios en Rivera.
Por otra parte, el preidente uruguayo señaló que quedó suspendida la reapertura de clases para Rivera, prevista para el mes próximo, y, si bien no se contempla la clausura de establecimientos comerciales, la Intendencia va a hacer inspecciones sanitarias.

 

Lacalle Pou también informó que aumentarán los servicios sanitarios en esa zona del país, con más ambulancias, más camas de cuidados intensivos y se aumentará la capacidad de test en los departamentos fronterizos con Rivera.

 

“El uso de la libertad responsable nos va a ayudar a que estas sean las medidas, no tener que aumentarlas y poder así tratar de aplanar la famosa curva en la ciudad de Rivera”, consideró.

 

Uruguay contabilizaba 787 casos confirmados de coronavirus (18 en las últimas 24 horas), de los cuales 22 personas fallecieron (ninguna en el último día), 136 tenían la infección en curso, cinco estaban internadas (todas en terapia intensiva) y 629 ya se curaron, informó esta noche el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae).

 

En tanto, Brasil, el segundo país del mundo con más casos confirmados de coronavirus, sumaba 374.898 contagios y 23.473 muertes, según su Ministerio de Salud.

 

Renuncia por escándalo en Reino Unido

 

El Subsecretario de Estado para Escocia, Douglass Ross renunció hoy a su cargo en protesta por la supuesta violación de las normas de la cuarentena que rige en el Reino Unido por parte de Dominic Cummings, principal asesor del primer ministro Boris Johnson, cuando fue visto en varias oportunidad manejando su auto de Londres a Durham, en el norte del país.

 

En su carta de renuncia, Ross argumentó que tiene electores “que no pudieron despedirse de sus seres queridos; familias que no podían llorar juntas; personas que no visitaron a familiares enfermos porque siguieron las recomendaciones del gobierno. No puedo decir de buena fe que todos estaban equivocados y que un asesor principal del gobierno tenía razón”.

 

Cummings fue acusado por testigos de manejar en su automóvil 400 kilómetros desde Londres a Durham, noreste de Inglaterra, causando indignación en varios miembros de su partido y en la oposición que pidieron su renuncia.

 

Sin embargo, en una inusual conferencia televisada el lunes por la tarde, Cummings justificó sus movimientos esos días, reiteró que viajó porque enfrentaba una “situación excepcional” y aseguró que, en su opinión, no contravino a las normas sanitarias



 




Diario El Litoral - Copyright 2020