El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/245476

21 -06-2020
Deuda más reactivación, los desafíos del gobierno



La crisis económica del país productivo consecuencia de la pandemia de coronavirus que afecta a todo el mundo empieza a verse reflejada en los informes y estudios de las entidades vinculadas a la industria y al comercio. La situación no es distinta a la que viven otros países.

 

De acuerdo a un informe de la UIA difundido la semana que pasó, el 38% de las empresas manifestó que, de mantenerse las mismas condiciones en los próximos 3 meses, la continuidad de su actividad estará comprometida, en tanto un 13% sostuvo que, de prolongarse el estado de situación, podría entrar en concurso preventivo. 

 

Salvo muy pocas excepciones, la situación es similar en todo el mundo. Daniel Schteingart, director del Centro de Estudios para la Producción que depende del ministerio de Desarrollo Productivo, publicó en su cuenta de twitter la variación interanual de la producción industrial de abril de distintos países: a excepción de China que creció 5%, Corea del Sur cayó 4,7%, Noruega 5,1%, Estados Unidos 13,7%, Japón 14,4%, Suecia 17,3%, Bélgica 27,9%, Reino Unido 28,5%, Alemania 31,2%, Brasil 31,3%, Argentina 33,5%, México 35,3%, República Checa 35,5%, Francia 37,1%, España 37,8%, Hungría 39%, Italia 43,7%, Rumanía 44,9%, Eslovaquia 47,4% e India 64,3%.

 

El informe de la UIA elaborado sobre información recogida la primera semana de junio da cuenta de la situación que atraviesa el sector: el 21% las empresas continúan inactivas contra el 56% del mes pasado; sólo un 17% produce al nivel previo a la pandemia y más del 43% produce con caídas mayores al 50%; el 33% de las empresas enfrenta caída de las ventas por encima del 60% y otro 29% tuvo caídas entre el 30% y 60% y las empresas siguen forzadamente endeudadas debido al corte de la cadena de pagos y a la caída de la facturación; un 41% está atrasada en el pago de impuestos; un 29% en compromisos financieros, el 27% está atrasada en el pago a proveedores y el 18% en tarifas de servicios.

 

Respecto al pago de los salarios, las dificultades para hacerlo se redujeron por la implementación del ATP (63% de empresas alcanzadas) y los acuerdos de suspensiones. Sólo un 3% de empresas presentó dificultades para el pago de salarios en mayo. Sin embargo, la mitad de las empresas tendrá dificultades para afrontar el pago del medio aguinaldo.

 

De acuerdo al informe, las medidas de asistencia financiera tuvieron un paulatino avance respecto al mes anterior ya que el 52% de empresas pudo acceder a dichas líneas de crédito, “aunque persisten dificultades”. 

 

Uno de los problemas puntuales que señala el informe de la entidad gremial es el elevado porcentaje de empresas que tienen cheques sin cobrar: el 24% tiene más de 30% del total de su cartera de cheques en esta situación.

 

Además, indica el informe, las empresas enfrentan un importante incremento de los costos operativos para producir, como consecuencia de las dificultades logísticas que produjeron las medidas sanitarias tomadas por los gobiernos nacional y provincial.

 

El 54% de las empresas consultadas tiene dificultades para abastecerse de insumos en el mercado local, 39% encuentra inconvenientes para garantizar el traslado del personal y 28% reportan impedimentos en el acceso a insumos importados por los cambios normativos.

 

La situación es extraordinaria y por lo tanto reclama de los gobierno medidas extraordinarias, de una dimensión desconocida para atender un volumen de demanda nunca antes vista.

 

Las medidas tomadas, anteponiendo la salud a la economía, le ahorraron al país una crisis sanitaria que hubiera sido inaceptable para una sociedad como la argentina, que hubiese puesto contra las cuerdas a cualquier gobierno.

 

La prioridad de la administración de Alberto Fernández era reestructurar la monumental deuda que dejó la administración de Macri, para a partir de allí poner en marcha la economía que desde 2018 estaba en recesión. Ahora, tan importante como acordar con los bonistas, es que el pais vuelva a a producir y los argentinos a trabajar.



 




Diario El Litoral - Copyright 2021