El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/245588

Gral Paz y Callejón Funes 22 -06-2020
Basura de descarte camino al Chaquito, una historia repetida

Es en la zona de los bañados de la laguna Setúbal. Hay todo tipo de residuos y es un foco contaminante. El problema lleva al menos una década sin resolverse.



Gran cantidad de residuos volvió a acumularse en la zona de General Paz y Callejón Funes, en el límite noreste de la ciudad, en la zona de camino hacia el paraje El Chaquito. Se trata de basura que algunos vecinos desaprensivos descartan de manera ilegal a un costado de la calle, que en esa zona es de mejorado y barro, contra el bañado de la laguna Setúbal, por fuera del anillo de defensa de la ciudad.


En una recorrida realizada el viernes pasado, El Litoral pudo comprobar la presencia de ramas, neumáticos, bolsas de residuos domiciliarios, elecrodomésticos, plásticos, escombros y todo tipo de basura acumulada junto a la calle y en el bañado.


“El problema es que cuando el río crece toda esa zona se inunda y esa basura navega aguas abajo y así la contaminación es mayor”, advierte Gabriela Ferrer, una abogada ambientalista que pertenece al Centro de Protección a la Naturaleza. Dicha organización viene denunciando desde hace un tiempo el impacto nocivo de varios focos contaminantes que se repiten en las orillas de los ríos y lagunas de la ciudad y zona.

 

 

Familias. Otra preocupación es que en la zona hay ranchos con familias que conviven con los residuos.Foto: Gentileza

 

Habitantes

 


En particular, este basural sobre Gral. Paz fue creciendo en los últimos meses producto de la inconducta ciudadana y la falta de control para tratar de evitar que se arroje basura donde no corresponde. Incluso la gestión municipal anterior labró actas de infracción y denunció a empresas a las que les pudo comprobar que arrojaron residuos en esa zona.


En el lugar conviven con los residuos algunas familias que subsisten de changas y del reciclado. “Nosotros separamos los escombros y todo lo que nos sirve para rellenar acá nuestras casas del resto de la basura”, le contó a El Litoral un vecino de la zona.


Allí nace el segundo problema. Al ser arrojada sin ningún tipo de control sanitario esa basura no sólo es un foco contaminante sino también un peligro para los propios vecinos que la manipulan. En varias ocasiones hubo denuncias y hasta sanciones municipales a empresas que arrojaron residuos de manera ilegal en esa zona. Incluso se pudo comprobar la presencia de residuos patológicos y farmacológicos.


Tras la inundación de 2016, la Municipalidad trasladó a varias familias que ocupaban esa zona a un nuevo barrio construido en Nueva Esperanza Este para familias que zona de riesgo hídrico. Pero lamentablemente la zona volvió a ocuparse.

 

Contaminante. Se mezclan residuos domiciliarios con escombros y elecrodomésticos.Foto: Gentileza

 

De larga data


Hace dos años que la ONG Capibara viene advirtiendo la contaminación de la laguna Setúbal producto de los residuos que se arrojan sobre sus orillas. “El informe sobre contaminación es la punta de iceberg”, habían advertido en 2018. Mientras que científicos de Conicet pudieron comprobar mediante estudios y relevamientos la presencia de microplásticos en peces y aves que habitan este espejo de agua de la ciudad.


Ahora el río Paraná está muy bajo —la Setúbal es un afluente—, por lo que los residuos que se arrojan en la zona de Gral. Paz al noreste de la ciudad están lejos de la orilla de la laguna. Pero cuando el río crezca y recupere su nivel será un serio riesgo de contaminación para el agua. Sin embargo no se debe esperar que ello suceda, ya que por más que el río se mantenga bajo la presencia de los residuos sigue siendo un foco contaminante para la ciudad.

 

Foto: Infografía El Litoral

 



 




Diario El Litoral - Copyright 2020