El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/253916

Tragedia en Berabev˙ 13 -08-2020
La novedosa pericia que complicˇ al acusado de matar a Julieta Del Pino

La “odorología forense” es una técnica que basa su trabajo en el increíble olfato de perros especialmente adiestrados.



Julieta Abigail Del Pino tenía 19 años. Trabajaba en un kiosco ubicado frente a la plaza de su pueblo, Berabevú. La noche del viernes 24 de julio pasado, cuando terminó su turno, le mandó un mensaje a su madre para que preparara la cena y salió con rumbo a su hogar. Nunca llegó a casa. Fue asesinada. El criminal la estranguló, pero antes la golpeó salvajemente en el rostro y en los pechos. Su cadáver fue hallado ese mismo fin de semana, enterrado en un pozo, en el patio de la vivienda de su ex novio, que terminó detenido.


Se trata de Cristian Romero, un hombre de 28 años que aparentemente había acosado a la víctima desde que ella decidió terminar con la relación.


El caso fue puesto en manos de los fiscales Matías Merlo y Susana Pepino, quienes imputaron a Romero por homicidio agravado por violencia de género (femicidio). Los funcionarios del Ministerio Público de la Acusación ya adelantaron que solicitarán la prisión perpetua para Romero.

 

 

 


Son numerosas las pruebas que comprometen al imputado, entre las que se destacan videos de cámaras de vigilancia y una llamada que él le hizo a la víctima la noche del crimen. Sin dudas, el elemento más importante a tener en cuenta es el lugar del hallazgo del cuerpo de Julieta, el mismísimo patio del acusado.

 


No obstante, los fiscales ordenaron en las últimas horas un nuevo peritaje, basado en una novedosa técnica que trata de abrirse paso en la justicia.


Se trata de la “odorología forense”, una técnica científico pericial probatoria para la identificación humana que basa su trabajo en el infalible olfato de los perros.


La pericia se realizó días atrás, en la ciudad de Venado Tuerto. El objeto era determinar si la joven asesinada había estado en el interior del auto de Romero.


Para ello, se convocó a tres binomios integrados por la subinspectora Mariela Espinoza, el subinspector Edgardo Bies y el oficial José María Moll, con sus respectivos canes “Tacher”, “Lupo” y “Rufus”. 

 

 

 


Primero se colocaron gasas con papel aluminio arriba en el tapizado del vehículo. Lo mismo se hizo en distintas prendas de vestir de Julieta. De esta forma, luego de 24 horas, las gasas quedan impregnadas con las escamas de células epiteliales que despide el ser humano en todo momento.

 


Finalmente, el pasado lunes los peritos hicieron que sus perros olfatearan la muestra obtenida dentro del auto del imputado. Luego, los canes debieron escoger entre cinco recipientes iguales. En uno de ellos estaba la muestra que se extrajo de la ropa de la víctima. Los otros cuatro correspondían a otras jóvenes, de edad similar a Julieta.


El resultado fue contundente. A su turno, cada uno de los canes se fue a sentar junto al de la joven asesinada. Para los peritos no hay duda. La chica estuvo sentada en ese auto, algo que habría sido negado por el acusado.


Peritos


“El olfato del perro es efectivo 100%. La odorología forense es una técnica nueva que puede ayudar a resolver todo tipo de hechos. Los perros son capaces de encontrar a los culpables de homicidios, violaciones, robos”, asegura la subinspectora Espinoza, que adora a Tacher, su rottweiler. “El cuerpo de Julieta también fue hallado gracias a la labora de perros preparados para la búsqueda de rastros”, destaca.


“Nosotros trabajamos para capacitarnos con un especialista a nivel nacional, el doctor Mario Rosillo, perito forense del Ministerio de Seguridad de la provincia de Corrientes. Quienes nos dedicamos a la odorología forense en Santa Fe lo estamos haciendo de manera privada. No tenemos una sección específica por el momento, pero aspiramos a que se cree una sección específica. 



Hipótesis fiscal


“El delito que estamos investigando fue cometido entre los últimos instantes del viernes y los primeros minutos del sábado”, precisaron los fiscales Pepino y Merlo en la audiencia de prisión preventiva.


“Alrededor de las 23.30, el imputado se trasladaba por las calles de Berabevú en un vehículo e interceptó a la víctima ­con quien había mantenido una relación de pareja­ en inmediaciones de Simón de Iriondo y pasaje Padre Galeano”, agregaron.

 

 

 


Pepino y Merlo precisaron que “del Pino fue llevada a la casa del hombre ubicada en calle Güemes al 300”.

 


En tal sentido, relataron que “una vez que estuvieron en la vivienda, el imputado la golpeó y le causó múltiples hematomas en el rostro. Luego, la estranguló con sus manos y le causó la muerte por asfixia”.

 

Tenés que leer

 

 


“Finalmente, la víctima fue arrastrada por el imputado hasta el fondo de la vivienda. Además, el hombre investigado ocultó el cadáver en un pozo. Luego le arrojó cal y tierra y lo tapó con una loza de cemento y un tanque de agua”, informaron los fiscales.

 


Los funcionarios del MPA hicieron hincapié en que “la conducta del imputado fue siempre violenta y se enmarca en una situación desigual de poder y subordinación en un marcado contexto de violencia de género”.

 

 

 



 




Diario El Litoral - Copyright 2020