El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/257694

Clubes y colonia de vacaciones 08 -09-2020
Cómo planifican el verano en Rosario con la pandemia de Coronavirus



Ignacio Pellizzón | region@ellitoral.com

 

Sin lugar a dudas el verano en Rosario, con pandemia mediante, no será igual que otros años. El distanciamiento social se sostendrá al igual que los protocolos sanitarios, por lo menos hasta que una vacuna esté lista y se distribuya entre toda la población. Pese a la singular situación, los meses de mayor temperatura del año no se pueden esquivar y las autoridades ya están planificando como transitarlos junto con los clubes, piletas municipales y colonias de vacaciones.

 

Las señales que se toman como referencia para organizar el verano en la ciudad provienen de Europa, que viene de transitar su período estival. Si bien hay datos importantes para sostener algunas de las medidas que aplicaron en el viejo continente. Por otro lado, alarma el rebrote de contagios de coronavirus que aflora en los países más lastimados como España e Italia.

 

Los controles laxos, el relajamiento social y la falta de respeto y temor al virus por parte de los más jóvenes en Europa, sumado a las conexiones aéreas internacionales, son algunos de los puntos clave que destacan como principales motivos por los cuales el Covid-19 amenaza, nuevamente, al continente.

 

Los datos positivos que destacan las autoridades europeas, es que los niveles de saturación hospitalaria están lejos de lo sufrido en febrero y marzo, por ende, están mucho más preparados para atender la demanda. También, destacan los niveles agresivos de testeo, lo que les permite tener un control mayor sobre personas contagiadas y, así, poder aislarlas rápidamente.

 

Desde la secretaría de Deportes de la Municipalidad de Rosario, área que se está encargando de planificar el verano en la ciudad, toma estas informaciones para no repetir los mismos errores y tratar de sostener los aciertos. Aún es muy temprano para augurar un protocolo sanitario concreto para los clubes y piletas, pero ya deslizan algunas opciones que la sociedad tendrá que asimilar.

 

Foto: El Litoral/Archivo

 

 

Algunas pistas

 

Lo único con lo que no pueden especular en el municipio es con el hecho de que la pandemia continuará. Sí contemplan la posibilidad de que Rosario se encuentre transitando el verano en distintas fases: puede que se sostenga un confinamiento férreo o está la posibilidad de que se retorne a la etapa de distanciamiento social únicamente.

 

“Nosotros estamos planificando todas las variantes y escenarios posibles, es decir, una suerte de normalidad como veníamos y hasta con un protocolo estricto de distanciamiento social, lo cual significaría la elaboración de un nuevo formato de colonias”, señaló a Mirador Provincial el secretario de deportes y turismo municipal, Adrián Ghiglione.

 

Tanto las colonias como los clubes y piletas van a tener que imponer estrictos protocolos sanitarios para que les puedan habilitar el uso de las instalaciones sin ningún tipo de inconvenientes. Se espera que se repita lo mismo que se hizo con el sector gastronómico al que se le solicitó de qué manera pensaba cada espacio aplicar su protocolo para que, luego de una evaluación, se le otorgara la habilitación.

 

Entre algunas posibilidades que se barajan para los clubes, Ghiglione nombró dos opciones muy potables: “Ir por turnos a los clubes y colonias; también recortar los horarios, me refiero a que no se va a poder ir toda la tarde como antes, porque tenemos que evitar la acumulación y mantener la organización”, añadió.

 

El secretario, a su vez, adelantó que están en “plena planificación de opciones”, aunque estimamos que “a fines de octubre podremos tener un proyecto armado”, dependiendo, por supuesto, “en qué instancia de Covid nos encontremos en Rosario”.

 

Los guardavidas representan otro sector importante a tener en cuenta. Es que serán parte del personal más expuesto a posibles contagios. Por eso, también están elaborando protocolos de rescate y planificando cursos para tratar de evitar el contacto con las víctimas lo máximo posible. Inclusive, hay elementos específicos que se implementarán para resucitar y aplicar otras técnicas.

 

“Sin lugar a dudas vamos a tener que hacer mucho hincapié en incrementar las medidas de prevención en los clubes como en las playas, para que toda la población esté al tanto y las apliquen, porque esto va a permitir que se pueda trabajar con seguridad”, explicó a Mirador Provincial, el jefe de Guardavidas de Costanera Rosario, Leo Manino.

 

“Va a ser clave el comportamiento social y el respeto por los protocolos, porque nos va a permitir controlar las distintas situaciones que se puedan presentar respetando las medidas de distanciamiento”. De lo contrario, “va a ser complicado que se pueda dar respuesta inmediata a quién o quiénes lo necesiten, inclusive el servicio médico que actuará mediante protocolos”, aseguro.

 

La mayoría de los guardavidas “está con el chip puesto” de que van a tener que trabajar en el verano con una pandemia mediante. Por eso, “nos estamos capacitando con nuevas técnicas de rescate para poder sacar del agua a las personas por la espalda y tratar de disminuir el contacto, así como también una organización exclusiva para armar plan de resucitación con protocolos sanitarios”, cerró.

 

El panorama se avecina complejo, dado que en el viejo continente parecieran no haber funcionado los protocolos de distanciamiento y el “relajamiento” social llevó a que se reproduzca un fuerte rebrote en los países más lastimados por el Covid-19 como son Italia y España.

 

Foto: El Litoral/Archivo

 

 

La pileta para sobrevivir

 

La gran mayoría de los clubes sociales de la ciudad se ven inmersos en una crisis sin precedentes. La pandemia atacó de forma directa justamente el rol que ellos cumplen en la sociedad: juntar personas. Con gastos fijos corrientes y empleados que mantener, se les está haciendo cuesta arriba poder subsistir.

 

La masa societaria de este tipo de instituciones, en un gran porcentaje, mantienen una cuota mensual durante el año con el solo fin de poder utilizar la pileta durante la temporada de verano, además de la colonia de vacaciones.

 

Un claro ejemplo de la delicada situación que atraviesan los clubes, es Provincial, entidad con más de cien años en Rosario, ubicado en avenida 27 de Febrero al 2.600. La pandemia le hizo perder cuatro mil socios y eso lo coloca otra vez al borde de un concurso de acreedores y “de una inminente quiebra”. Así lo manifestó Sebastián Franco, presidente del CAP (Club Atlético Provincial), al hacer un balance del impacto que tuvo la crisis sanitaria y económica que afecta a todo el país y sobre cómo se profundizarán los problemas en los clubes.

 

Según declaró el presidente del CAP a la radio local LT8, “El escenario para nosotros es de concurso y quiebra inminente. Provincial fue a la quiebra con 4.800 socios. En este momento tenemos 6.200 y la cantidad sigue bajando. Hemos perdido alrededor de 4 mil socios”.

 

Un relevamiento realizado el mes pasado en distintos clubes de la ciudad de Rosario arrojó como resultado que, en el ingreso genuino por cuotas sociales, el 70% puede cobrar solamente el 25% de las mismas, y un 22% alcanza con mucho esfuerzo a un 50% de la cobranza.

 

Franco remarcó que sostener un discurso anti cuarentena “sería poco empático” por la realidad que se vive en la ciudad y en la provincia, pero advirtió: “Lo que sí acá se incumplió un pacto. Hicimos los controles y nadie que haya ido a un club se contagió de coronavirus. Ese ejercicio de policía sanitaria que hicimos los clubes no creo que haya tenido la misma intensidad en el resto de la sociedad”.



 




Diario El Litoral - Copyright 2020