El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/276541

Contacto telefónico: 4502575 / 155-080710 07 -01-2021
Línea directa



Pedido a Assa

MARÍA ZAPATA

 

"Este es un pedido desesperado, de auxilio. A Assa: desde 15/11/20 están sin agua en domicilio de persona mayor invidente. Es en Gobernador Freyre 6009. Se han hecho reclamos reiterados por distintos medios y no hubo solución. Por favor, pido que lo resuelvan con urgencia".

 

A las radios FM

ALCIDES

 

"Particularmente, quiero agradecer a todas las radios de FM de la ciudad, que nos acompañan con linda música y buenos programas. Quiero destacar que muchas de ellas nos deleitan y ayudan a sobrevivir en estos tiempos difíciles, y son un oasis en medio de un mundo tan desértico de buenas emociones. Muchos medios televisivos y algunos radiales suelen hablar todo el día de pálidas, de malos augurios, de noticias nefastas, de futuros cada vez más empeorados. Me cansé de esos medios que solo hablan de lo malo, o lo que ellos creen que es malo. Cuando necesito un momento de relax, busco esas radios FM con linda música, agradable, tranquila, o escucho programas profundos, que nos edifican y nos dejan algo valioso por aprender. Todo lo demás, aprendí a desecharlo".

 

Carta: La otra guerra

EDUARDO LUIS MARELLI

 

Todos estamos presenciando la Tercera Guerra Mundial. ¿No lo creen? Claro, no hay soldados, balas, ni bombas. Es solo que ahora cambiaron guerras bélicas por bacteriológicas: crean virus, con publicidad y propaganda, instauran el miedo en la gente, la encierran, no la dejan ganarse el sustento; las empresas quiebran, la gente se enferma y deprime, mueren miles, pero todos curiosamente, "mueren de coronavirus". ¿Hay una forma más diabólica y encubierta de matar que con la depresión y la miseria? No difiere en nada del nazismo, cambió radicalmente la forma de matar, nada más. Y todos los que ocultan o contribuyen a perpetrar el engaño son sucios cómplices de esta elite asesina. Y ahora no es guerra de países contra países. Es la guerra de los jerarcas de la economía mundial, los superricos y sus multinacionales, contra todas las otras empresas independientes. Ellos quieren manejar al mundo a gusto, como si todos fueran sus esclavos. ¿Y cómo lo hacen? Convirtiendo a los trabajadores, las pymes y artesanos en inútiles, quebrándolos económica y psicológicamente, y obligándolos a ser esclavos trabajadores y consumistas de sus multinacionales. Eso, a los pocos que queden vivos, porque entre la miseria, las enfermedades que trae la depresión, uno que otro virus creado, y las vacunas misteriosas, la población mundial se reducirá, que es lo que buscan ellos.

 

Un mundo con poca gente, para que ellos, los anticristos puedan disfrutar de un planeta menos contaminado, atendidos por los esclavos, que seremos nosotros, los estúpidos cobardes que no nos unimos para ponerles freno. Pero no decaigan, uno, con Dios, es mayoría. Unámonos, despertemos conciencias, luchemos por nuestros derechos, combatamos a los políticos corruptos. Y no olvidemos: ellos son pocos pero ricos materialmente; que nosotros seamos muchos y ricos espiritualmente. Y guiados por Dios, el triunfo será nuestro. Y recuerden que a los egoístas, cobardes y tibios, Dios les negará el Reino de los Cielos, que al fin y al cabo es nuestra propia conciencia eterna.



 




Diario El Litoral - Copyright 2021