El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/283105

Los últimos años fueron los primeros en regresar a las escuelas 17 -02-2021
Los egresados 2020 terminan de cursar en el aula y con protocolo

Desde este miércoles 17 de febrero, los séptimos grados de primaria y quintos y sextos de secundaria y técnica, retornaron a las clases presenciales con el objetivo de cerrar contenidos educativos del año anterior. Pese a la expectativa generada, no todos los establecimientos pudieron reabrir sus puertas, ante la dificultad de adecuarse a las medidas sanitarias y la complejidad en la organización de las licencias laborales de docentes y personal educativo. 



A poco menos de cumplirse un año de la suspensión en la concurrencia a establecimientos escolares debido a la pandemia, estudiantes de toda la provincia volvieron a tener clases presenciales dentro de sus aulas. Este miércoles 17 de febrero, los séptimos grados de primaria y quintos y sextos de secundaria y técnica, asistieron a sus escuelas con el objetivo de cerrar contenidos educativos del 2020. Los denominados "grupos prioritarios" concurrirán a clases presenciales hasta el viernes 12 de marzo, para afianzar conocimientos y recuperar vínculos afectivos con compañeros y docentes. El retorno de la comunidad educativa implicó la puesta en marcha de los protocolos sanitarios, que sentarán las bases del sistema de alternancia que se aplicará en el ciclo lectivo 2021, en caso de que sea favorable el cuadro epidemiológico de Covid-19 en cada localidad.

 

Desde temprano, el movimiento de la ciudad fue distinto. Tras un largo período, los estudiantes fueron, nuevamente, los principales protagonistas de las calles de la ciudad. Aunque fueron menos que otras veces, se los pudo observar cargando mochilas en trayecto hacia sus lugares de estudios. Muchos menos son los que portan aún el guardapolvo blanco, pero esta vez todos lucieron mascarillas. La indumentaria sanitaria es obligatoria en la "nueva normalidad" escolar, por lo que todos la vistieron de distintas formas y colores antes, durante y después de asistir a clases.

 

El escenario tampoco fue el mismo en los establecimientos, que debieron adaptar su fisonomía acorde a los protocolos establecidos. El renovado hábitat escolar está señalizado con las normas necesarias para reducir las probabilidades de propagación del virus. En el ingreso predominan los carteles que ejemplifican el uso de tapaboca y cintas o bancos indicadores de la distancia social requerida. Algunos contaron con dispenser de alcohol en gel, otras se las ingeniaron con el refuerzo de porteras y docentes que estaban encargados de rociar las manos de quienes iban ingresando. Todas deben tomar la temperatura corporal y procurar la mayor ventilación posible de los ambientes.

 

"Averiguame si anda el wifi de la burbuja 1A", "me voy a la otra burbuja, espérame un minuto", fueron algunos de los diálogos que recorrían los pasillos de la escuela Juan Bautista Bustos, que bien temprano volvió a recibir a sus alumnos. La reorganización de los cursos predominó en los primeros minutos de la vuelta a las clases presenciales. "Me pueden escribir a…", resonaba, más tarde, en las aulas, cuando directivos y docentes daban la bienvenida a los estudiantes presentes y explicaban la dinámica que ocupará las próximas semanas.

 

 

 

 

Nueva rutina en construcción

 

El regreso se produjo en el marco de la vuelta "progresiva y cuidada", promovido por el ministerio de Educación provincial. Días atrás, la cartera emitió la primera circular del 2021 dirigida a las escuelas. En el documento se definieron una serie de orientaciones para adaptar los protocolos en todos los niveles y modalidades, recuperando la experiencia de 150 escuelas de ámbitos rurales que a fines del año pasado retomaron la presencialidad.

 

Según lo indicado, las escuelas deben organizar la jornada escolar en cinco momentos, respetando las medidas de higiene. El primero, referido al ingreso y desinfección; el segundo, con un módulo de 90 minutos de clases; el tercero con 30 minutos de recreo "cuidados" para los alumnos y desinfección: el cuarto con un segundo módulo de 90 minutos de clases; y por último un momento final de despedida y desinfección. Mientras que en la educación técnica, la jornada será de 4 horas divididas en cinco módulos de 40 minutos y recreos de 20, ya que deben profundizar contenidos de módulos técnicos y de prácticas profesionalizantes.

 

Además, los horarios de ingreso y egreso pueden flexibilizarse de acuerdo a los momentos con picos de circulación de personas. La sugerencia para el comienzo de clases es que inicien a las 8 y hasta las 11.45 para el turno mañana y entre las 13 o 13.30 hasta las 16.45 para el turno tarde. Y no habrá actividades en horarios complementarios o contraturnos.

 

Dentro de las aulas, el alumnado tendrá que dividirse en grupos según el espacio de las aulas, procurando garantizar el distanciamiento de 2 metros. Y todas las escuelas tendrán que contar con un lugar físico reservado a la eventualidad de que algún integrante manifieste molestias o síntomas de Covid-19, para aislarlo y dar aviso a las autoridades.

 

La vuelta a clase en los grados finales

 

Licencias y suplencias

 

En la escuela Mariano Moreno, el secretario de Educación, Víctor Debloc, y la Secretaria de Gestión Territorial Educativa, Rosario Cristiani, participaron de la vuelta a clases de los grupos prioritarios en Santa Fe. Tras una recorrida por el establecimiento, brindaron una conferencia de prensa donde detallaron los pormenores de la jornada.

 

El Litoral consultó a Debloc sobre la posibilidad que otorgó el gobierno nacional de solicitar licencia laboral a padres o madres con hijos a cargo de cara al inicio del próximo ciclo lectivo, y su alcance a docentes en la misma situación que les impida asistir a las escuelas.

 

"Esa es una resolución del ministerio de Trabajo de Nación que, en principio, es para el empleo privado y público nacional. Esto requerirá un instrumento legal de la provincia, que están siendo estudiados por los equipos técnicos de los ministerios de Educación, Trabajo y Economía, para definir de qué manera podrá implementarse. No obstante, también se encuentra vigente la dispensa que otorga el código 500-6, que es parte de un decreto del Poder Ejecutivo, que permite la ausencia laboral para la atención de niños menores de trece años que deba quedarse en casa", sostuvo Debloc.

 

Ante la consulta sobre un posible aumento de cargos reemplazantes, el secretario de Educación comentó: "Seguramente se requiera de mayor cantidad de suplencias. Eso lo definirá cada equipo directivo y supervisores de escuelas, de acuerdo a la solicitud que se les presente. De todos modos, este es uno de los puntos que se resolverán en reunión paritaria con los gremios docentes".

 

"Quiero que mi hijo aprenda antes de que pase de año"

 

En la vuelta a clases de los grupos prioritarios, se cruzaron muchos estudiantes que acompañados por sus padres y madres, se acercaron a las escuelas a consultar sobre la situación académica de sus hijos.

 

"Vengo a pedir que mi hijo pueda volver a cursar el primer año. Tiene dislexia y necesita de mayor acompañamiento para comprender las tareas que le mandaron los maestros. Además, no tenemos gran disponibilidad de herramientas tecnológicas. Recién ahora pudimos conseguir una tablet que es la que le otorgaron a mi madre jubilada. Y yo soy una señora mayor, que me costó entender el formato virtual", planteó Alicia, madre de Juan José, mientras aguardaba pacientemente una reunión con el equipo psicopedagógico de la escuela Bustos para que le indique los pasos a seguir.

 

Al respecto, el texto de la circular 22 del 2020 del ministerio de Educación hace referencia a que cada escuela deberá priorizar la articulación entre el ciclo anterior y el próximo, conformando un "trayecto bianual", en el cual se buscará "fortalecer las experiencias escolares que faciliten trayectorias significativas", según la cual cada escuela deberá diseñar el regreso progresivo y cuidado a la presencialidad escolar.

 

Muchas quisieron y pocas pudieron

 

El gobierno estimó que unos 43.000 alumnos de primaria y 50.000 de secundaria regresarían este miércoles a clases presenciales en la provincia. Sin embargo, varias escuelas no lograron abrir en la fecha estimada. Los motivos fueron múltiples: algunas porque no reunieron las condiciones sanitarias, otras por licencias contempladas para el personal de riesgo, otro tanto porque aún están en obras o esperan los recursos para hacerlo, y una buena parte porque sus docentes se reincorporan a partir de la semana próxima.

 

Según pudo constatar este medio, pudieron recuperar la actividad presencial en la fecha estipulada algunas escuelas como Juan Bautista Bustos, Almirante Brown, Simón de Iriondo, Nuestra Señora de Itatí, Los Constituyentes de Monte Vera, Monseñor Zazpe de Santo Tomé, Armada Argentina y Presidente Perón de Sauce Viejo, 1109 y 265 de Yapeyú,

 

En tanto, tienen previsto hacerlo en los próximos días algunas como José de Amenábar, Santa Rita de Casia, Luis Borruat, República Argentina, Domingo Silva, Simón Bolívar, República Argentina, Almirante Brown de la Costanera.



 




Diario El Litoral - Copyright 2021