El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/294541

Ximena Sariņana 23 -04-2021
Una identidad colectiva

La cantautora mexicana Ximena Sariñana publicó “A no llorar”, tercer single de lo que será un futuro álbum, que se suma a “Una vez más” y “Nostalgia”. En diálogo con El Litoral, la artista contó sobre la creación grupal, el impulso a las mujeres en la música, y otras causas sociales con las que se involucró.

 



 

Luego de unos meses de espera, Ximena Sariñana ofrece la nueva música en la que ha estado trabajando. Después del éxito de temas como “Una vez más” y “Nostalgia”, la cantante ha permanecido activa haciendo colaboraciones y enfocándose en escribir, lo que ha dado paso a la creación de “A no llorar”, su nueva entrega coproducido por un talentoso equipo de mujeres: Paty Cantú, Marian Ruzzi, Natalia Bautista y la propia Sariñana.

 

“A no llorar” llega acompañado de un videoclip, el cual, siguiendo la línea en la que fue creada, contó con el trabajo y la visión del dúo de directoras Iglú (Magaly Ugarte de Pablo y Daniela Anelisse Rodríguez), quienes fueron responsables también del video del tema “Una vez más”, y en donde Ximena Sariñana apostó por más mujeres que pudieran sumarse a este proyecto, teniendo como resultado que el trabajo, desde su composición, su dirección y hasta su fotografía, fuera hecho por mujeres a quienes admira y con quienes pudo reforzar esta alianza creativa y musical.

 

De esta nueva etapa pudo conversar El Litoral con la artista mexicana, como así también de sus compromisos sociales.

 

 

En equipo

 

-Tu último lanzamiento es “A no llorar”, que escribiste en un campamento de compositoras; participaron Natalia Bautista, Alejandra Jiménez y Susana Isaza. ¿Cómo esta experiencia, que no es la primera que hacés en colaboración?

 

-Pues fue muy lindo. Formó parte de este experimento, campamento de compositoras que busca promover la inclusión en la industria de la música. Fue muy lindo, todas las canciones que salieron de ahí. Creo que “A no llorar” resume toda esa experiencia muy  bien: es una canción con una identidad femenina muy fuerte; y por eso también la decisión de que la producción corriera a cargo de un par de mujeres, la realización del video también, y que eso quedara muy patente ahí.

 

Fue de verdad una muy linda experiencia, y que además tiene un impacto positivo en la industria.

 

-En “Una vez más” también habías escrito con varias autoras, es algo que venís trabajando. ¿Qué te da ese ida y vuelta con otra persona que te devuelva sobre lo que estás escribiendo?

 

-A mí me encanta colaborar en el proceso de escritura, porque siento que dos cerebros son mejores que uno (risas); y es muy bonito este “pimponeo” de la letra, y cómo cada quién interpreta una emoción o un concepto de maneras distintas. Es algo que siempre he disfrutado muchísimo hacer.

 

En estas últimas canciones sí, tienes razón: los últimos tres lanzamientos, “Una vez más”, “Nostalgia” y “A no llorar”, son canciones que he escrito con otras mujeres en estos campamentos de composición. Es lindo que haya más referentes femeninas, y por ende más chicas que estén estudiando música; a lo mejor se inspiran en decir: “Guau, qué increíble, sí se puede ser una compositora”.

 

-“Yo también puedo”.

 

-Claro, y tener éxito, y que mi canción la grabe una artista de una discográfica internacional.

 

 

 

 

Matices femeninos

 

-Hablabas de la producción: estuvo la propia Natalia Bautista, también Paty Cantú y Marian Ruzzi, que son figuras conocidas en sí mismas. ¿Qué te aportaron a la hora de trabajar la versión final de la canción?

 

-Muchísimo. En el caso de Marian Ruzzi, ha sido la colaboradora cercana que he tenido en estos últimos lanzamientos: ella produjo las últimas tres canciones que salieron. Ha sido increíble tener una productora mujer, nunca me había pasado de haber trabajado con una productora femenina. Son ligeras sutilezas de lo que es distinto, es una experiencia muy bonita.

 

En el caso de Paty Cantú, es una cantante-compositora muy famosa acá en México, con una trayectoria de muchos años. Ella es una gran productora, y nunca tampoco ella se había dado la oportunidad de mostrarse tal cual así. Si bien ha producido mucho su propia música, nunca ha tomado este rol de dirigir a otra persona. Fue la verdad una experiencia súper linda para ambas.

 

-Este es el segundo single cuyo video realiza el dúo de directoras Iglú, Magaly y Daniela. ¿Cómo fue el trabajo con ellas para llegar a esta síntesis?

 

-Ya tenía como muy claro que quería que se reflejara esta colaboración de tantas mujeres en la canción, y ellas hicieron un trabajo espectacular con “Una vez más”, me encantó ese video. Entienden muy bien mi mundo, y qué es lo que me gusta; entonces no hubo ningún problema de ningún tipo: todo fluyó increíblemente bien. Teníamos esta idea de tener coreografía, y ellas me propusieron trabajar con un coreógrafo de contemporáneo mexicano. Y fue la verdad una súper bonita experiencia.

 

-En “Una vez más” la propuesta había sido más narrativa, más cinematográfica; y acá hay dos fuertes: uno es la paleta cromática, el rojo del vestuario por sobre el verde del paisaje, que también está aprovechado; y del otro lado los cuerpos de las bailarinas lleva la potencia escénica.

 

-Así es, tal cual.

 

 

 

 

Compromiso

 

-Parte de las regalías de la canción serán destinadas a la Fundación Crescendo con la Música. ¿Cómo surgió tu colaboración con esta institución?

 

-La primera vez que trabajamos juntos fue en diciembre de 2019. Esta fundación es de un amigo mío que se llama Jorge Viladoms, un pianista mexicano bastante reconocido. Lo primero que hicimos juntos fue un concierto a dueto para esta fundación Crescendo. Había muchos proyectos de hacer cosas juntos que no se pudieron obviamente concretar por la pandemia.

 

Siempre pensamos que en esta canción no iba a estar completo ese círculo si no también trabajábamos en regresar un poquito para seguir promoviendo la inclusión de las mujeres en la música. Creo que un punto fundamental para eso es el acceso a la música y al estudio musical; sobre todo si empiezan de niños, es mejor. Y Crescendo con la Música trabaja con niños y niñas para darles acceso a estudiar música; y todos los beneficios que conlleva.

 

-También tu compromiso te llevó a vincularte a la campaña #JusticiaSinDiscriminación, enfrentando con formas invisibilizadas de violencia como las llamadas “terapias de reconversión” (de la identidad sexual y de género). ¿Lograron cambios, sentís que se pudo hacer algo en ese aspecto?

 

-Sí, totalmente: se logró prohibirlas en la ley, que es un poco lo que estábamos buscando con esta campaña. Me siento obviamente súper contenta de que eso haya sucedido, y obviamente me siento muy feliz de que haya yo puesto un granito de arena. Para mí siempre ha sido una prioridad en mi vida y en mi carrera el poder involucrarme en causas que son importantes para mí; siento que es una responsabilidad de todos y todas dejar un mundo mejor, más tolerante, más sano, y más amoroso.

 

-Pegar ese salto del compromiso: del querer cambiar a agarrar las herramientas y cambiar.

 

-Sí. Creo que están a la mano de todos y de todas. Realmente siento que no por ser figura pública entonces cae más responsabilidad. Igual es increíble, porque como figura pública tienes muchísimas más herramientas a lo mejor, y este poder de comunicación, y a lo mejor de convocatoria. Y que la gente pues a lo mejor le interesa lo que tienes que decir (risas). Siento que es algo que todos debemos hacer, en su justa medida.

 

 

 

 

En gestación

 

-Hablábamos de este ciclo de tres canciones que venís sacando desde el año pasado, y que siguen a lo que fue “¿Dónde bailarán las niñas?”. ¿Ya hay una visión de álbum, del cual estas canciones son lo adelantos?

 

-Sí, sin duda. La idea de estas canciones es que formen parte de un álbum, que tuve la oportunidad de trabajar el año pasado, y que estoy en el proceso de terminar de darle forma. Entonces estoy súper contenta de poderlo terminar, y espero poder sacarlo muy pronto.

 

 



 




Diario El Litoral - Copyright 2021